publicidad

Ser padre cambia el cerebro de forma sorprendente
Ser padres

Ser padre cambia el cerebro de forma sorprendente

Entre más tiempo pasas con tu hijo, más cambiará tu cerebro

Se habla mucho de la conexión que se genera entre mamá e hijos, pero poco se habla de que pasa con el papá y un estudio ha demostrado que ser padre cambia el cerebro de forma sorprendente.

Estamos acostumbrados a leer frecuentemente notas sobre cómo cambian las mujeres cuando son mamás, sin embargo, en los hombres también existen cambios cuando se convierten en padres.

Ser padre cambia el cerebro de forma sorprendente

Investigadores de la Universidad de Bar-llan en Israel, grabaron sesiones de padres jugando con sus hijos. Además, antes y después de la grabación, se tomaron muestras de saliva para medir los niveles de oxitocina, conocida como la “hormona del amor”, todo esto con la finalidad de ver qué pasa con el cerebro con la paternidad.

También lee: 5 consejos de Harvard para criar bien a tus hijos

Los resultados...

El cerebro de los hombres presentó cambios al convertirse en padres, ya sea mediante nacimiento u adopción y los cambios aumentaron a medida que pasaban más tiempo con los niños, para encontrar lo anterior, los investigadores dividieron a los hombres en dos grupos:

-En el primer grupo se encontraban los hombres que eran padres biológicos de sus hijos, pero la mujer tomaba la mayor parte de la responsabilidad de la crianza.

-El segundo grupo estaba formado por parejas homosexuales, en que uno de los hombres era el padre genético, pero ambos compartían los roles a la hora de criar y educar a su hijo.

Una semana después de haberlos grabado jugando con sus hijos, cada padre fue sometido a una resonancia magnética cerebral, durante la cual se mostró el video en el que se les ve jugando con su hijo. Los cerebros de todos los padres mostraron cambios, pero estos no eran iguales entre los padres heterosexuales y homosexuales.

(Foto: Álvaro Bilbao)

En todos los hombres se activó la llamada ‘red de paternidad’

En todos los casos, se mostraba una activación en la llamada ‘red de paternidad’, presente en madres y padres y que se compone de dos circuitos separados pero que se conectan. El primero recorre estructuras que vienen desde tiempos evolutivos y que incluyen zonas como la amígdala, ínsula y núcleo accumbens, encargado de manejar emociones fuertes, mantenerse alerta y entregar recompensas. El otro circuito, formado por el surco temporal superior y una zona de la corteza pre-frontal, funciona respondiendo al aprendizaje y experiencia, como forma de crear reacciones.

En el caso de las madres, estas muestran siempre más actividad en el primer circuito y, en los padres heterosexuales, la activación de este circuito “prehistórico” dependía del tiempo que pasaban con el bebé.

Los cerebros de padres homosexuales mostraron activación en ambos circuitos

En el caso de los padres homosexuales que compartían las responsabilidades en la crianza del bebé, se encontró que ambos padres mostraban una mayor activación del primer circuito, aunque no al nivel de una madre. La activación del segundo circuito fue bastante similar en todos los padres.

Ser padre afecta tu cerebro sorprendentemente y de una manera positiva, aunque cada persona vive la paternidad de manera distinta, sin duda tener hijos cambia la vida.¿Qué opinas?

Continua leyendo: ¿Por qué aquellas personas que tienen hijos viven más?

(Con información de VIX,  Neuropediatría y Consumer)

publicidad

publicidad

publicidad