publicidad

Riesgos de meter el biberón del bebé en el microondas
Embarazo y Bebé

Riesgos de meter el biberón del bebé en el microondas

Calentar el biberón del bebé en el microondas es práctico, pero podría causar daños en su salud a largo plazo

  • SUSANA CARRASCO
  • 28/11/2019
  • 12:02 hrs.

Una de las cosas que más ha facilitado la vida de las mamás actualmente es el microondas, pues nos ahorra tiempo para calentar la leche del bebé pero, ¿tiene consecuencias meter el biberón del bebé en el microondas?  

Puede parecer tentador ahorrarnos unos minutos calentar la leche de los pequeños en el microondas en lugar de poner una olla en la estufa, pero hay algunos riesgos que debemos tomar en cuenta.

Meter biberón del bebé en el microondas

El microondas nos ahorra mucho tiempo al calentar alimentos, incluyendo la leche para los bebés, sin embargo, es importante considerar que no todos los utensilios y recipientes puedes meterlos a calentar.

Poner a calentar la leche del bebé en el microondas como tal no es dañino, pero el problema surge cuando lo haces en una mamila o recipiente de plástico.

El plástico a altas temperaturas desprende sustancias químicas que pueden dañar la salud del bebé y causar enfermedades a largo plazo.

Muchos de los recipientes de plástico, incluyendo las mamilas, tienen sustancias llamadas plastificantes, los cuales son aditivos que suavizan el plástico y ayudan a darle forma. Entre los plastificantes más comunes se identifican los bisfenoles, como el BPA y ftalato.

El Journal of the American Academy of Pediatrics, señala que estos aditivos tienen efectos muy negativos para la salud, especialmente en los niños pequeños.

Según estudios, los bisfenoles que contienen algunos contenedores de plástico, como los biberones, pueden actuar como estrógenos en el cuerpo y potencialmente cambiar el momento en que ocurre la pubertad.

A largo plazo, el bisfenol del plástico también puede disminuir la fertilidad y las defensas y también puede incrementar el riesgo de sufrir obesidad o de desarrollar problemas en el sistema nervioso.

En algunos países, está prohibido que los fabricantes de mamilas y vasos entrenadores agreguen bisfenoles, sin embargo, esta regulación no se aplica en todo el mundo.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo abrigar a los bebés correctamente? 

Por su parte, los ftalatos de los recipientes de plástico pueden causar daños en el desarrollo genital masculino, aumentan la obesidad infantil y contribuyen a las enfermedades cardiovasculares.

Algunos recipientes y utensilios para la comida de los bebés se describen como aptos para microondas, pero la recomendación de los expertos es que optes por calentar su leche o sus alimentos en recipientes de vidrio.

¿Cómo calentar la leche?

En ese sentido, la Food and Drug Administration (FDA) recomienda a las mamás calentar la fórmula o la leche materna del bebé en biberones de preferencia de vidrio y a baño maría.

Para hacerlo solo debes calentar agua en un recipiente y luego colocar el biberón en el líquido hasta que alcance la temperatura deseada. Esto tarda entre uno o dos minutos.

Además, señalan que otro de los riesgos de meter el biberón del bebé en el microondas es que hay mayor riesgo de quemaduras en su boquita.

"Evite usar el microondas para calentar leche materna o fórmula. Estudios han demostrado que los microondas calientan la leche y los alimentos de su bebé en forma despareja. Esto puede resultar en que parte del alimento este hirviendo o tan caliente como para quemar la boca y la garganta del bebé", advierte la FDA.

Los alimentos sólidos es mejor no calentarlos en frascos o recipientes hondos en el microondas, sino en platos extendidos. Así, la comida se calentará de manera uniforme y con menos riesgo de ingerir químicos peligrosos.

Tampoco debes meter a calentar en el microondas alimentos para el bebé que contengan carne de res o huevo, pues tienen un alto contenido de grasa que al calentarse, alcanzan temperaturas altas más rápido y pueden salpicar.

Lo mejor es calentarlos en la estufa, procurando revolver constantemente mientras están al fuego y dejándolos reposar durante 30 segundos antes de servirlos.

Es importante que siempre pruebes la comida de tu bebé antes de dársela para asegurarte de que no está demasiado caliente, lo ideal es que estén tibios.

Ya lo sabes, antes de meter el biberón del bebé al microondas o su comida sólida en recipientes de plástico, lo mejor es que te tomes unos momentos para hacerlo correctamente y de ser posible, evitando el plástico tanto como puedas.

SIGUE LEYENDO: Mamá dona su leche materna tras perder a su bebé

(Con información de Vix)


publicidad

publicidad

publicidad