¿Qué tanto cuidaste el peso de tus hijos en la pandemia?

De acuerdo con un estudio, la emergencia sanitaria disparó el sedentarismo en menores; miedo a socializar y aumento de tallas, dos consecuencias.

El sedentarismo es otra pandemia y no debería ser promovido, sin embargo, el coronavirus lo disparó y unos de los más afectados fueron los niños. De acuerdo con un nuevo estudio realizado por el Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (CEEPI), las consecuencias de la pandemia repercutieron en la salud mental de los menores, generándoles (o resaltándoles) adicciones y temor.

¿Qué tanto cuidaste el peso de tus hijos en la pandemia?

Dicho centro menciona que casi 4 de cada 10 niños en edad preescolar y primaria sufren depresión o ansiedad debido al encierro de la cuarentena y que el comportamiento de los pequeños podría también haberse visto comprometido.

imagen-cuerpo

El sedentarismo en menores, una de las consecuencias de la pandemia

EFE apunta que el sedentarismo y la inactividad física son los causantes de un 6% de fallecimientos en el planeta y que el sedentarismo es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular (padecimientos del corazón). Moverse todos los días sería una buena solución, pues el 80% de dichas patologías pueden prevenirse adoptando hábitos de vida saludables como una alimentación adecuada y la práctica diaria de ejercicio físico.

No salir de casa, la falta de hábitos saludables y la preferencia por los videojuegos fueron los causantes de que los menores presentaran una adicción a los celulares, temor a la interacción y un incremento de entre una y hasta tres tallas, reveló la investigación del CEEPI.

En palabras de la directora del centro, Claudia Sotelo, los niños presentan índices muy elevados de sedentarismo y un muy bajo aprovechamiento escolar. La interacción social con otros pequeños fue muy limitada y en casi todos los casos tuvieron un reacomodo en el área familiar, que concierne a una mayor interacción con sus papás, pero también pérdida de hábitos, un relajamiento notorio en la disciplina y una considerable tendencia al uso de herramientas tecnológicas, siendo estas algunas de las consecuencias de la pandemia en ese grupo poblacional.

imagen-cuerpo

Hay que recordar que debido a la emergencia se incrementó el sedentarismo, pues las actividades como natación, futbol o americano, entre otras, se vieron suspendidas y esto hizo que subieran de peso, presentaran alteraciones de alimentación (que no comieran a sus horas) y de sueño.

En el caso de la tecnología, se empezó usando para fines escolares y terminó siendo utilizada para jugar o pasar el rato, además de que el 45% de los menores estarían teniendo adicción a estas herramientas, dijo la coordinadora del CEEPI, Susana Salazar, en conferencia de prensa virtual.

Para esta investigación se evaluaron a 600 alumnos de educación básica (escuelas particulares, principalmente) y se halló que los estudiantes casi no aprendieron nada y que las clases en línea resultaron aburridas.

(Con información de EFE)