publicidad

¿Qué puedo comer después del parto y qué está prohibido?
Embarazo y Bebé

¿Qué puedo comer después del parto y qué está prohibido?

Cuidar lo que vas a comer después del parto es fundamental para bajar de peso y al mismo tiempo tener una leche materna de calidad

  • SUSANA CARRASCO
  • 02/12/2019
  • 18:24 hrs.

Bajar de peso después del parto no es fácil, por lo que es necesario que tengas mucho cuidado en tu alimentación y que elijas con mucho cuidado los alimentos que estarán en tu plato. ¿Sabías que hay alimentos que deberías evitar comer después del parto?

A continuación te decimos cuáles son y cómo debería ser tu dieta para lograr bajar de peso después de tener a tu bebé.

¿Qué comer después del parto?

Diversos estudios han comprobado que así como tardaste 9 meses en gestar a un bebé, es probable que tardes todo ese tiempo en volver a recuperar tu figura, aunque la alimentación que tengas será clave para lograrlo.

Lo ideal es que bajes de peso antes de que tu bebé cumpla un año, de lo contrario, un estudio publicado en Diabetes Care señala que tienes más riesgo de desarrollar problemas de presión alta (hipertensión) y hasta diabetes.

La investigación también señala que el periodo comprendido entre los 3 y 12 meses después del parto son cruciales para perder al menos una parte del peso ganado durante el embarazo, pues las consecuencias de no hacerlo van más allá del factor estético.

Sin embargo, tampoco se recomienda empezar con dietas restrictivas porque necesitas una alimentación sana durante la lactancia, así que lo ideal es que sea poco a poco, con un proceso lento y asegurándote de tener en tu alacena alimentos sanos que debes comer después del parto, como:

1. Fibra

Después del parto es común que tengas episodios frecuentes de estreñimiento, por lo que es muy importante que comas alimentos ricos en fibra, como las lentejas, manzana con cáscara, plátanos, ciruela pasa y betabel.

Así evitarás la inflamación abdominal que te hace ver con unos kilos de más.

2. Proteínas

El Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría señala que si después del parto no se ingieren las cantidades de proteína necesarias, puede haber problemas en la calidad de la leche materna.

Come proteínas saludables como las de la carne, el pescado, la pechuga de pollo, el pavo y los productos lácteos.

TAMBIÉN LEE: Riesgos de meter el biberón del bebé en el microondas

3. Alimentos con hierro

El hierro es un nutriente fundamental para la salud, pues es necesario para una correcta oxigenación del cerebro y otros órganos, además con la lactancia, necesitarás asegurarte de comer suficientes alimentos con hierro.

Siempre agrega a tu plato alimentos como espinaca, huevos, pollo, nueces, quinoa, carne roja, vísceras y arándanos.

4. Carbohidratos

Otro de los alimentos que debes comer después del parto son los carbohidratos, conocidos también como hidratos de carbono, los cuales te ayudan a tener energía y sentir saciedad por más tiempo.

Ojo, tienen que ser alimentos como las frutas, cereales, pasta, arroz y miel.

5. Agua natural

Tienes que beber suficiente agua no solo para empezar a bajar de peso, sino para tener suficiente leche materna. Lleva siempre contigo una botella de agua para tomar a lo largo del día, puedes combinarlo con otras bebidas como té sin azúcar.

¿Qué no comer?

Para lograr tu objetivo de bajar de peso después del parto también es importante que evites ingerir algunas cosas, como:

Café

Bebidas alcohólicas

Bebidas energéticas

Refrescos

Alimentos fritos

Comida rápida

Pan dulce

De acuerdo a un artículo publicado en la BBC, los principales obstáculos para bajar de peso después del parto son la falta de tiempo para hacer ejercicio, el agotamiento físico y la falta de sueño.


Sin embargo debes hacer un esfuerzo para mantener hábitos saludables pero sobre todo, debes ser paciente.

Tardarás al menos 9 meses o un año en recuperarte, así que no te desesperes y si es posible, consulta a un especialista en nutrición para que te guié en tu plan de alimentación después del parto.

 "Con un bebé, es innegable que estarás ocupada, así que no trates de meterte en forma apresurada en dietas y regímenes de ejercicios. En lugar de eso, recupera la forma poco a poco incorporando la actividad física a tu rutina, por ejemplo con una caminata a la hora del almuerzo o con una clase de ejercicios para mamás y bebés", recomienda Maureen Talbot, enfermera especializada del British Heart Foundation.

SIGUE LEYENDO: Claves para tener un vientre plano tras el parto


publicidad

publicidad

publicidad