publicidad

¿Qué hacer si un niño se chupa el dedo? Tips para que deje de hacerlo
Ser padres

¿Qué hacer si un niño se chupa el dedo? Tips para que deje de hacerlo

Cuando un niño se chupa el dedo puede ser su forma de obtener consuelo. Foto: OK DIARIO

Existen muchas maneras de ayudar cuando un niño se chupa el dedo, pero lo más importante es no regañarlo ni hacerlo algo prohibido

Notar que un niño se chupa el dedo puede causar preocupación en los padres, pues se trata de un hábito que, a la larga, tiene consecuencias en el desarrollo emocional y físico del pequeño. Por ello, te compartimos algunos tips para ayudarlo a que deje de hacerlo.

Chupar o succionar el dedo es un hábito común entre los niños, incluso se han identificado bebés que desde el vientre materno ya lo hacen.

(Foto Freepik)

Al respecto, Jorge Martínez Pérez, coordinador de Formación del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús en Madrid, explica a El País que la succión es un acto reflejo que tienen los niños desde que están en el útero, lo que se mantiene durante los primeros meses o años de vida. Pero chuparse el dedo también les da tranquilidad, placer y seguridad, por lo que no es un hábito sencillo de dejar.

¿Qué hacer si un niño se chupa el dedo?

Identificar que un niño se chupa el dedo es algo normal, especialmente durante la primera fase evolutiva del pequeño. Se calcula que alrededor del 80% de los niños se chupa el dedo en su primera etapa infantil.

(Foto: Freepik) 

Lo ideal es que comiencen con este hábito desde el nacimiento y lo dejen por sí solos a los dos años y medio o tres. Cuando un niño se chupa el dedo después de los cuatro años, entonces estaremos frente a un caso anormal que se tiene que corregir para evitar complicaciones como deformidad en los dientes y paladar, así como dificultad para hablar y pronunciar palabras.  

TANBIÉN LEE: ¿Los niños se portan mal siempre que están con mamá? 

Mayo Clinic comparte algunas recomendaciones para ayudar a los pequeños que se chupan el dedo:

1. Usar refuerzos positivos

Esto consiste en no regañar al pequeño cuando se lleva el dedo a la boca, sino elogiarlo o darle pequeñas recompensas cuando no lo hace. Estos “premios” pueden ser desde leer un cuento extra antes de dormir o llevarlo a un nuevo parque con juegos divertidos.

(Foto: Ser Padres)

Otra opción es premiar cuando cumple con sencillas metas, como no chuparse el dedo antes de dormir, de manera que lo vea como un logro y no como un castigo. 

2. Dale otras formas de consuelo

Como lo mencionamos, un niño se chupa el dedo en muchos casos porque busca consuelo, tiene miedo o está ansioso por alguna razón. De manera que puede ser efectivo darle otras formas de tranquilidad, como una almohada o un animal de peluche que pueda apretar y abrazar.

3. Recordatorios sutiles

Los regaños, castigos, críticas y burlas no hacen más que empeorar el problema, así que descártalos por completo. La mejor forma de recordarle a tu pequeño que debe dejar de chuparse el dedo es con pequeños recordatorios.

Puedes pegar calcomanías con dibujos atractivos en distintas zonas de la casa que le recuerden que no debe chuparse el dedo, así como las consecuencias que podría tener si insiste en hacerlo. No se trata de que lo asustes, sino que aprenda que esas acciones pueden tener consecuencias.

4. Actividades donde use las manos

Los niños aburridos suelen chuparse el dedo con más frecuencia, por ello, el portal Guía infantil recomienda buscar alguna manualidad que pueda entretenerlo utilizando sus manos. Así, ese tiempo no estará invertido en el mal hábito y hasta podrá aprender algo nuevo.

Se debe evitar que el pequeño vea muchas horas de televisión, porque es un momento que usará para meterse el dedo en la boca.

(Foto: Bebés y más)

5. Ignorarlo

Cuando el niño se chupa el dedo solo por llamar la atención, lo mejor será simplemente ignorarlo. No prestar atención al problema puede ser suficiente en estos casos para que el pequeño entienda que no conseguirá lo que quiere si persiste con el mal hábito.

Otras recomendaciones efectivas podrían ser usar sustancias amargas para ponerlas en el dedo y causar el rechazo del niño, pero lo ideal es que antes de hacerlo consultes con el pediatra qué tan seguro es este método para el caso específico de tu hijo.

SIGUE LEYENDO: 10 cuidados para los niños en época de frío 

(Con información de El País, Mayo Clinic y Guía Infantil)


publicidad

publicidad

publicidad