publicidad

¿Qué es una mamá tóxica y cómo daña la salud emocional?
Ser padres

¿Qué es una mamá tóxica y cómo daña la salud emocional?

Es un tabú aceptar que hay madres tóxicas que no quieren a sus hijas

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 25/06/2019
  • 14:25 hrs.

Por años, nos han dicho que mamá es sagrada y que debemos quererla incondicionalmente a pesar de todo porque nos dio la vida. Sin embargo, hay casos en que lo mejor es alejarse porque tenemos una mamá tóxica.

¿Cómo reconocerla? No es sencillo, pero la ciencia incluso ha denominado a esto como el síndrome de la progenitora tóxica.

Mamá tóxica

De acuerdo a un artículo publicado en El País, es un tabú de la sociedad aceptar que hay madres tóxicas que no quieren a sus hijas, pero es un problema real y mucho más frecuente de lo que nos gustaría reconocer.

Quienes crecen con una mamá tóxica, arrastran problemas emocionales desde la infancia de manera inconsciente.

La madre tóxica es una mujer que ha llegado a la maternidad por caminos poco deseables, porque es lo que s esperaba de ellas, pero no lo que querían realmente.


Aceptaron gestar, parir y criar como algo inevitable, pero sus hijas no son amadas incondicionalmente, sino percibidas como una molestia, un obstáculo y hasta un rival que le impidió lograr sus metas personales.

Hay diferentes formas de madres tóxicas, pero todas incluyen comportamientos como los siguientes:

Culpa

Manipulación

Crítica cruel

Humillación

Falta de empatía

Envidia

>>TAMBIÉN LEE: Señales de que tienes una buena salud mental

Son madres que les dicen constantemente a sus hijas que no están a la altura de lo que se espera de ellas, envidian sus éxitos, les niegan su necesidad de independencia y hasta rivalizan con ellas.

Las madres tóxicas se reconocen también porque envidian a sus hijas y tratan constantemente de anularlas, son madres que sobreprotegen y absorben excesivamente a sus hijas.

Utilizan la enfermedad y el victimismo como principal estrategia de manipulación, son madres dependientes que hacen que sus hijas se ocupen de su bienestar físico y emocional, impidiendo que ellas vivan su propia
vida.

¿Cómo daña la salud emocional?

La mayoría de las niñas que han sido criadas por una mamá tóxica sufren serios efectos en su salud emocional, como:

Inseguridad

Falta de autoestima

Necesidad de aprobación

Autoexigencia exagerada

Dificultad para la intimidad emocional

Vacío profundo


La falta de amor primario y las constantes críticas de la propia madre tienen daños psicológicos y emocionales difíciles de superar, con consecuencias devastadoras en todos los aspectos de su vida.  

En muchos casos, las victimas no se sienten dignos de ser queridos y creen que su valor radica en lo que hacen y no en la persona que son.

Por ello, es necesario que las mujeres que han sufrido maltratos por parte de una mamá tóxica busquen ayuda profesional y sobre todo, que sepan que alejarse de esa persona que les hace daño es lo más sano y no deben sentirse culpables por querer buscar su felicidad.

>>SIGUE LEYENDO: Depresión sonriente, la más peligrosa y que pocos detectan



publicidad

publicidad

publicidad