publicidad

¿Qué es la placenta envejecida y cómo afecta el embarazo?
Embarazo y Bebé

¿Qué es la placenta envejecida y cómo afecta el embarazo?

Diversos factores contribuyen a una placenta envejecida antes de tiempo. Foto: FREEPIK/ macrovector

La placenta envejecida puede causar diversas complicaciones en el embarazo, pues impide que el bebé reciba los nutrientes y el oxígeno necesarios para vivir

  • SUSANA CARRASCO
  • 26/10/2020
  • 12:53 hrs.

La placenta es fundamental para un embarazo saludable, ya que brinda oxígeno y nutrientes al bebé para su crecimiento, además de que elimina los residuos de la sangre del pequeño. Pero hay una alteración que pocas mamás conocen y que puede tener efectos importantes durante la gestación: la placenta envejecida.

Tal vez pienses que se trata de un problema únicamente de embarazos en mujeres mayores, pero no es así, la placenta envejecida no tiene nada que ver con la edad de la futura mamá.

(Foto: Wikimedia) 

La placenta envejecida se relaciona más con la evolución y maduración de la placenta que, durante el embarazo, podría hacerlo más rápido de lo normal, suponiendo un riesgo para el bebé. Sigue leyendo para conocer todo al respecto. 

¿Qué es la placenta envejecida

De acuerdo con Mayo Clinic, existen diversos factores que pueden afectar la salud de la placenta durante el embarazo, como la edad de la madre, la presión arterial alta, la espera de gemelos, los trastornos de coagulación de la sangre, problemas de placenta anteriores y los golpes en el abdomen.

(Foto: tomada de la web) 

Pero uno que es poco conocido es la placenta envejecida, ¿de qué se trata? Una publicación del diario 20 minutos señala que la placenta se forma alrededor de la semana 12 de embarazo y a partir de ahí, se desarrolla hasta llegar a la madurez total. A medida que se acerca el parto, pierde la capacidad de regeneración, de manera que se va calcificando poco a poco.

TAMBIÉN LEE: 5 beneficios de que los bebés jueguen con pelotas

En ese sentido, la placenta envejecida es aquella que llega al estado de madurez antes de la semana 36 de embarazo. Cuanto mayor es la madurez de la placenta, menos eficaz es para cumplir con sus funciones, por lo que la mujer debe recibir cuidados especiales para evitar complicaciones en el desarrollo del bebé.

(Foto: Freepik) 

Consecuencias de la placenta envejecida

Estar al pendiente de una placenta envejecida es una emergencia puesto que se ha encontrado que esta situación puede favorecer la formación de depósitos de calcio en los vasos sanguíneos que impiden la correcta llegada de nutrientes y oxígeno al bebé cuando está en el vientre, lo que pone en riesgo la vida del pequeño.

Para muchos especialistas, el envejecimiento prematuro de la placenta es una afección grave que puede hacer que el bebé no obtenga los nutrientes que necesita para sobrevivir, pues la calcificación hace que algunas partes de la placenta mueran y ya no sean útiles.

(Foto: tomada de la web) 

Una de las principales causas de la placenta envejecida es el tabaquismo durante el embarazo, ya que favorece la calcificación y, por lo tanto, el envejecimiento prematuro de éste órgano temporal. Otras causas tienen que ver con una nutrición inadecuada en el embarazo, carencia de algunas vitaminas o la genética. De igual manera, la preeclampsia o presión arterial alta puede aumentar el riesgo de placenta envejecida.

¿Qué hacer ante la placenta envejecida?

Asistir de manera puntual a los chequeos médicos es fundamental para detectar cualquier cambio en la placenta que pueda poner en riesgo la vida del bebé. Si se detecta un problema de placenta envejecida antes de tiempo, los médicos pueden tomar la decisión de realizar un parto de emergencia o inducido para poner a salvo al bebé.

(Foto: Pikist)

En casos leves, basta con mantener una vigilancia estricta para monitorear el desarrollo del pequeño y detectar el momento ideal en que se deba inducir el parto, pues hay que recordar que la placenta envejecida impide que el bebé reciba nutrientes y oxígeno.

Si esto te ocurre, no te asustes, es un paso necesario para garantizar la salud del recién nacido y los cuidados neonatales adecuados impedirán otras complicaciones. La placenta envejecida también puede aparecer en el momento normal, es decir, después de la semana 36 de gestación, pero si después de la fecha de parto programada el bebé no nace, hay que considerar provocarlo puesto que la placenta va perdiendo sus funciones.

SIGUE LEYENDO: Biberones de bebés liberan millones de microplásticos; así se previene

(Con información de 20 minutos, Ser Padres y Mayo Clinic)


publicidad

publicidad

publicidad