¿Qué es la criptorquidia y qué hacer si tu bebé la padece?
Ser padres

¿Qué es la criptorquidia y qué hacer si tu bebé la padece?

Una intervención quirúrgica y tratamiento hormonal son dos opciones que ofrece el IMSS para este problema de salud

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 29/01/2020
  • 14:31 hrs.

Al nacer, los testículos del bebé bajan de manera natural a su lugar, pero esto no sucede en todos los casos. Se estima que 3% de los menores que no llegan a término pueden presentar criptorquidia, problema de salud que consiste en la ausencia de uno o ambos testículos en la bolsa escrotal.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) brinda opciones con tratamiento hormonal o intervención quirúrgica para tratar este padecimiento. Lorenzo Pérez Molina, coordinador de Programas Médicos de la División de Gestión Intra y Extra Institucional, explica que la criptorquidia se registra por inmadurez, por ejemplo, si el bebé nace antes de tiempo, con bajo peso y cuando hay desnutrición in-útero. 

Otras de las causas están asociadas a la madre, si padece diabetes o si consume tabaco, alcohol, cafeína u otras drogas, en el caso de la madre. Los factores ambientales también influyen, por ejemplo, la exposición a plásticos, herbicidas, pesticidas y aditivos para conservar alimentos.

El especialista del IMSS explica que al sexto o séptimo mes de gestación, los testículos se forman dentro del vientre, bajan por el canal inguinal y toman su posición en el saco escrotal. Incluso, en los tres primeros meses de vida estas glándulas pueden descender de manera natural a su lugar, pero si permanece fuera, ya se considera criptorquidia.

Cuando se presenta criptorquidia, puede ser que una o las dos gónadas se haya quedado en el trayecto, en el canal inguinal, arriba de la bolsa o dentro del abdomen, pero este problema de salud tiene solución. 

También lee: 5 cosas que nunca debes hacer al visitar a un recién nacido  

En el Seguro Social se ofrecen dos tipos de tratamiento: la intervención quirúrgica  denominada orquiopexia, es la primera opción para bajar los testículos a su lugar, antes de los 18 meses de edad, cuando existe algún impedimento para realizarla, se recurre a un tratamiento hormonal, explica Pérez Molina.

De no realizar alguno de estos procedimientos, se pueden presentar otros problemas de salud, ya que más adelante el menor puede desarrollar cáncer e incluso infertilidad en la etapa adulta, alerta el doctor Pérez Molina. Por eso es importante que al nacer los especialistas revisen si el bebé presenta este problema y si después de los primeros tres meses continúa, brindarle el tratamiento que requiere. 




publicidad

publicidad

publicidad