publicidad

¿Problemas para leer y escribir en niños? Podría ser dislexia
Ser padres

¿Problemas para leer y escribir en niños? Podría ser dislexia

Detectar problemas para leer, escribir o reconocer números podrían ser las primeras señales de dislexia en niños

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 08/11/2019
  • 13:25 hrs.

La dislexia es un trastorno del aprendizaje que generalmente afecta a los niños, sin embargo, puede persistir hasta la adolescencia y la edad adulta si no se trata desde las primeras sospechas, por lo que es fundamental tener en cuenta las señales tempranas de dislexia.

Además de que puede causar un rezago en el aprendizaje, este problema tiene efectos muy negativos en la salud mental de quienes lo padecen. Esto es todo lo que debes saber sobre la dislexia.

Señales de dislexia

Los niños a veces pueden tener problemas para aprender a leer y escribir, especialmente en sus primeras etapas escolares, pero cuando el problema persiste y no logra corregirse, podríamos estar frente a un caso de dislexia.

Pero, ¿qué es exactamente este problema? Al respecto, Michelle Charlier Kuri, maestra en psicología y Jefa de la unidad de Salud Mental del Hospital Juárez de México (HJM), señala en entrevista para Sumédico que la dislexia es un trastorno del aprendizaje que se caracteriza por la dificultad para leer, escribir o descifrar números.

No presenta señales físicas como en una enfermedad, por lo que la única forma de tener la sospecha es mediante la observación de los niños en casa.

"Los niños con dislexia no tienen un retraso, solo es un problema de aprendizaje que se puede regular mediante la estimulación", subraya la especialista.

Se presenta con mayor frecuencia en los varones y para reconocer las primeras señales de dislexia en niños, debemos observarlos al iniciar la etapa escolar y estar muy al pendiente de sus tareas.

"Algunas conductas que podrían alertarnos, es que los niños con dislexia suelen ser más visuales, prefieren los juegos en lugar de aprender a leer o escribir, porque puede que no estén logrando comprender", refiere la Dra. Charlier.

A veces, estas conductas se confunden con hiperactividad o con déficit de atención, lo que retrasa el diagnóstico oportuno de dislexia.

¿Las causas? De acuerdo a la maestra en psicología, la falta de estimulación por parte de los padres.

"El ritmo de vida actual nos impide muchas veces tomarnos el tiempo de sentarnos a hacer las tareas con los niños y solo vemos las consecuencias y las malas calificaciones, imponemos castigos en lugar de buscar la razón por la que el niño no logra aprender", señala.

TAMBIÉN LEE: Señales de alerta de un tumor cerebral en niños 

Debemos tener mucha paciencia para comprender que la dificultad para leer o escribir va más allá de un berrinche en los niños con dislexia.

Gritarles, castigarlos y presionarlos para sacar buenas calificaciones solo empeora el panorama, pues puede derivar en cuadros de depresión y ansiedad en los pequeños con este trastorno.

"La dislexia no es un problema que viene por un golpe o malos cuidados en el embarazo, es un problema de falta de estimulación. No es una afectación neurológica sino de conducta", subraya la Mtra. Charlier.

¿Cómo tratarlo?

Si tenemos la sospecha de que los problemas de aprendizaje del niño podrían ser dislexia, debemos acudir con un especialista en salud mental, preferentemente pedagogos.

Ahí el niño será evaluado para saber si realmente se trata de este problema y en caso de que así sea, requerirá de un tratamiento que se basa principalmente en la estimulación del aprendizaje, terapia del lenguaje y ayuda psicológica.

"Es un trabajo multidisciplinario donde participan psicólogos, pedagogos, terapistas del lenguaje, entre otros", indica la especialista del Hospital Juárez.

Es importante señalar que tratar la dislexia no solo ayuda a mejorar los problemas de aprendizaje, sino que disminuye el riesgo de enfermedades mentales.

Las personas que no lo tratan en la infancia, continúan con el problema hasta la adolescencia y la edad adulta, teniendo no solo un retraso en el aprendizaje, sino también problemas emocionales debido a las burlas y estigmas que pueden sufrir.

"Se aíslan, los etiquetan, sufren depresión, estrés y tristeza", advierte la experta.

Lo mejor es que en caso de sospecha, sea cual sea la etapa de la vida en la que se reconozca, acudamos con los especialistas en salud mental para corregir el problema lo más pronto posible.

"Un trastorno se debe de atender, no rechazar. Hay que aprender a vivir con ello, asimilarlo y aceptarlo, pero sobre todo, entender que solos no vamos a poner y que necesitamos de los especialistas. Hay que dejar de pensar que echándole ganas se supera un problema mental", concluye Charlier.

SIGUE LEYENDO: Principales causas de tartamudez en niños y cómo tratarlo


publicidad

publicidad

publicidad