Problemas de crecimiento en niños, ¿a qué se deben?

Un problema de crecimiento significa que un niño se encuentra por debajo de la estatura promedio para la edad, sexo, antecedentes familiares u origen racial.

Si tienes hijos y has notado que no crecen o que a comparación de sus compañeros y amigos no han dado ese ´estirón´ que los demás ya dieron, podrían tener problemas de crecimiento y a continuación te diremos a qué se deben.

Problemas de crecimiento en niños, ¿a qué se deben?

Un problema de crecimiento significa que un niño se encuentra por debajo del rango promedio para la edad, sexo, antecedentes familiares u origen racial.

La mayoría de los problemas de crecimiento se detectan cuando el niño parece más pequeño que sus compañeros y amigos, o cuando el crecimiento se desacelera durante varios meses. Una señal principal de un problema de crecimiento es cuando un niño crece menos de 3.5 centímetros al año después de su tercer año. En otros casos, un bebé puede ser anormalmente pequeño para su edad gestacional al nacer. Los problemas de crecimiento pueden ser parte de otros problemas de salud por lo que no se deben dejar pasar desapercibidos.

Problemas de crecimiento en niños, ¿a qué se deben?

Stanford Children 's Health señala que los trastornos de crecimiento pueden deberse a muchas razones. Las causas, por lo general, pertenecen a uno de los siguientes grupos:

Enfermedades hormonales

El crecimiento puede verse afectado por algunas afecciones que interrumpen la generación de hormonas. La hormona tiroidea es fundamental para el crecimiento normal de los huesos. La glándula pituitaria en la base del cerebro segrega varias hormonas, como la del crecimiento.

La deficiencia de la hormona del crecimiento puede ser resultado de lesiones en la glándula pituitaria o el cerebro. El síndrome de Cushing puede deteriorar la altura, pero causa aumento de peso.

La pubertad precoz es una afección causada por problemas hormonales. A menudo causa un crecimiento rápido y altura elevada en comparación con otros niños de la misma edad. Pero el crecimiento se detiene a una temprana edad. Como resultado, los niños con pubertad precoz pueden ser de pequeña estatura al llegar a la adultez.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik)

Retraso constitucional del crecimiento y desarrollo puberal

Esto significa que un niño tiende a ser más bajo de lo normal y que ingresa a  la pubertad más tarde que el promedio, mientras que crece a un ritmo normal. Esto puede heredarse. Estos niños tienden a desarrollarse normalmente en el tiempo y alcanzar su estatura adulta normal.

Genética

La baja estatura se puede heredar de un familiar, si la familia del menor no goza de una estatura alta, es muy probable que el niño también tenga estatura baja.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

Síndrome de Turner

El síndrome de Turner sucede cuando se tienen demasiados, muy pocos cromosomas o desintegrados que dan lugar a problemas de salud. Es un trastorno genético común que se produce solamente en las niñas. Esto causa un crecimiento deficiente y retardado o la ausencia de pubertad. El síndrome de Turner se presenta en una de cada 2 mil 500 niñas. Es consecuencia de un cromosoma X.

Si tiene sospecha de que tu hijo tiene algún problema de crecimiento, lo mejor es que lo lleves con un especialista que lo valore, recuerda que entre más rápido lo haga es mejor.

Sigue leyendo: 5 motivos por los que poner a estudiar con música a tus hijos es bueno

(Con información de: Mayo Clinic y Stanford Children´s Health)