publicidad

¿Por qué no se debe tomar ni una gota de alcohol durante el embarazo?
Embarazo y Bebé

¿Por qué no se debe tomar ni una gota de alcohol durante el embarazo?

(Foto: Freepik)

Ninguna cantidad de alcohol durante el embarazo puede considerarse "segura".

Por todos es bien sabido que durante el embarazo está prohibido consumir bebidas alcohólicas, pero, ¿por qué? ¿Afectan a la mamá o al bebé? A continuación te diremos por qué no se debe tomar ni una gota de alcohol durante el embarazo.

Las bebidas alcohólicas pueden causar daño a cualquier persona, no se necesita estar embarazada para sufrir los estragos que puede dejar el alcohol en el cuerpo.

¿Por qué no se debe tomar ni una gota de alcohol durante el embarazo?

Una nueva investigación realizada por la Universidad de Sydney y publicada en la American Journal of Psychiatry, indica que el consumo de cualquier cantidad de alcohol durante el embarazo está asociado con efectos conductuales y psicológicos en los niños.

No existe ninguna cantidad de alcohol que pueda considerarse "segura" en esta etapa, por lo que no está permitido tomar ni una gota de alcohol. El estudio evaluó los datos de 9 mil 719 casos para llegar a dicha conclusión.

Dentro del grupo estudiado, el 60 por ciento de los niños había estado expuesto a un consumo bajo de alcohol durante el embarazo, mientras que el 40 por ciento restante provenía de madres con ingesta más elevada. Después de estudiar estos casos, los investigadores llegaron a las siguientes conclusiones:

-Los niños que habían estado expuestos a un bajo consumo de alcohol, durante cualquier etapa del embarazo, presentaron más problemas psicológicos, emocionales y de conducta que aquellos que no habían sido expuestos a bebidas alcohólicas.

-Había diferencia en el volumen cerebral de los niños expuestos al alcohol durante el embarazo, frente a los niños no expuestos.

-Los efectos negativos se vieron incluso en los niños que habían estado expuestos a bajos niveles de consumo de alcohol durante las primeras siete semanas de embarazo.

-Entre más elevado el consumo de alcohol, mayores son los riesgos de efectos negativos a largo plazo.

(Foto: Pinterest)

Efectos de tomar alcohol durante el embarazo

Lo primero que se debe tener en cuenta es que el alcohol es un agente teratógeno, es decir, es una sustancia capaz de generar anomalías que puede provocar cambios estructurales a largo plazo.

El estudio antes mencionado señala que el consumo de alcohol durante el embarazo puede afectar el corazón, el cerebro, el crecimiento normal y los rasgos faciales del feto. También puede incrementar el riesgo de desarrollar síndrome de alcoholismo fetal, que podría ocasionar las siguientes consecuencias:

-Problemas neurológicos: incluye coordinación pobre, dificultades de atención, mala memoria y de aprendizaje, retrasos en el lenguaje y el habla, discapacidad intelectual o coeficiente intelectual bajo y bajas habilidades de razonamiento.

-Problemas psiquiátricos y de conducta.

-Problemas de visión o audición.

-Anomalías cardíacas, en los riñones o en los huesos.

-Anomalía anatómica o deformidades: puede ser una cresta entre la nariz y el labio superior, cabeza pequeña, talla más baja de lo normal, peso corporal bajo, entre otros.

(Foto: Pinterest)

La ingesta de alcohol durante el embarazo incrementa el riesgo de aborto o de parto prematuro.

Desde el punto de vista médico, nunca se debe beber alcohol durante el embarazo. Hacerlo puede poner en grave riesgo al bebé, así es que si estás embarazada, tienes prohibido beber alcohol por tu bien y por el de tu hijo.

Sigue leyendo: ¿Por qué las mamás cargan a sus bebés con el brazo izquierdo?

(Con información de: Mejor con Salud y Mayo Clinic)

publicidad

publicidad

publicidad