publicidad

¿Por qué no deberías soplar la comida de tu bebé para que se enfríe?
Embarazo y Bebé

¿Por qué no deberías soplar la comida de tu bebé para que se enfríe?

Soplar la comida del bebé es una peligrosa costumbre de los padres. Foto: Flickr

Se recomienda aprender nuevas formas de enfriar sus alimentos, pues se ha comprobado que soplar la comida del bebé los pone en riesgo de enfermedades

  • SUSANA CARRASCO
  • 08/07/2020
  • 13:48 hrs.

Una de las costumbres más arraigadas de los padres que tienen un bebé en casa es soplar la comida del pequeño para que se enfríe más rápido y no haya riesgos de quemaduras en su boquita, sin embargo, expertos advierten que esa práctica aparentemente inofensiva podría tener muchas consecuencias negativas para la salud del niño.


Cuando empezamos a introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé, lo que ocurre generalmente a partir de los seis meses de edad, es común que se empiecen a preparar papillas o sopas que deben calentarse antes de dárselas al pequeño.

Hacerlo es muy saludable para el desarrollo del bebé, pero algo que debe dejar de hacerse ya, es soplarle a su comida, pues hay evidencia científica de que hacerlo puede ser dañino por varias razones que te explicaremos a continuación.

Soplar la comida del bebé

El sistema inmunológico de los bebés no está preparado para combatir bacterias y virus que en un adulto serían inofensivas, por lo que soplar su comida pone en riesgo su salud debido a que, sin querer, pueden caer gotículas o pequeñas gotas de saliva contaminada con patógenos peligrosos.

Al respecto, Art Nowak, ex presidente de la Junta Estadounidense de Odontología Pediátrica señala que cuando los padres soplan la comida del bebé, transmiten cientos de bacterias a sus alimentos, incluyendo las caries y restos de comida que favorecen el desarrollo de bacterias como la streptococcus mutans. Aunque el bebé no tenga dientes, las caries y otras bacterias se alojan en su boca y sobreviven hasta el momento en que comienza la dentición.

TAMBIÉN LEE: Los métodos para dormir a un bebé que nunca deberías utilizar

Por otro lado, las secreciones respiratorias expulsadas al aire como microscópicas gotas de agua cuando estornudamos, tosemos o soplamos, contienen virus y bacterias que pueden ser causantes de enfermedades tan simples como un resfriado hasta otras más graves como el herpes o la tuberculosis. De igual forma, compartir cucharas y otros cubiertos, así como paletas u otros caramelos y darle besos en la boca, pone en riesgo la salud bucal y general del niño.

¿Cómo enfriar los alimentos del bebé de forma segura?

Lo peor que puedes hacer es soplar la comida del bebé, así que Guía Infantil recomienda que es ideal que te acostumbres a nuevas formas de enfriar sus alimentos de forma segura como:

1. Preparar su alimento con anticipación: Si haces sus papillas y sopas con tiempo suficiente antes de su hora de comida habitual, darás oportunidad para que se enfríen naturalmente, sin la necesidad de que tengas que soplar.

2. Sirve su comida en un plato grande: Así la comida se enfriará rápidamente y si es un recipiente de poca profundidad, será más efectivo.

3. Mueve su comida: Otra forma de enfriar la comida del bebé de forma segura es mover constantemente con una cuchara, así ayudas a que haya mayor circulación del aire.

4. Pon el plato sobre algo frío: Puede ser efectivo colocar su platito en una bandeja con hielo o agua fría, lo que se denomina como baño maría invertido.

5. Nunca uses sus cubiertos: Si deseas asegurarte de que le temperatura de la comida del bebé es ideal, usa una cuchara limpia y que no vaya a usar el bebé para hacerlo. Recuerda que los platos y cubiertos del bebé deben ser de su uso exclusivo.

Ya lo sabes, dejar de soplar la comida del bebé parece algo sin importancia pero garantiza que no existan riesgos de enfermedades que lo pongan en peligro.

SIGUE LEYENDO: 3 cosas que nunca debes hacer al cargar un bebé


publicidad

publicidad

publicidad