publicidad

¿Por qué no deberías golpear a tus hijos?
Ser padres

¿Por qué no deberías golpear a tus hijos?

Los castigos físicos podrían afectar el desarrollo físico y emocional de los menores, te decimos por qué no deberías golpear a tus hijos

  • MELISSA SIERRA
  • 25/08/2020
  • 14:34 hrs.

En un gran número de sociedades los castigos físicos son considerados un método correctivo para los menores, sin embargo, se ha comprobado que la violencia como método correctivo tiene múltiples consecuencias para el bienestar físico y mental de los menores.

Aunque la decisión de cómo educar a los hijos depende de cada padre, los expertos no recomiendan el uso de la fuerza como un método correctivo, y de acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, algunas de sus consecuencias son: 

Consecuencias de golpear a tus hijos

-Los vuelve violentos

La violencia suele generar más violencia, por lo que un niño que es constantemente golpeado como forma de castigo o educación, puede tornarse agresivo y repetir los patrones de violencia que ve en casa.

Además, distintas investigaciones han encontrado que la violencia durante la infancia y la adolescencia puede derivar en una adultez violenta, por lo que los adultos violentos generalmente vivieron maltrato en la niñez.

-Es maltrato infantil

Los castigos corporales son considerados maltrato infantil, pues vulnera la integridad física y dignidad. Debido a ello en México desde 2019 el Senado de la República aprobó reformas a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, para prohibir que los golpes a menores como método disciplinario.

Debido a lo anterior, al menos en nuestro país, golpear a tus hijos como medida correctiva es considerado un delito en todos los entornos, ya sea familiar, escolar o público.  

También lee: ¿Cuál es la forma de explicarle a un niño la ausencia de su padre?

-Realmente no los educa

Utilizar los golpes como una medida correctiva en los menores realmente no los educa, pues aunque puede que cambie el mal comportamiento del menor, dicho cambio será temporal y como una respuesta el miedo.

Para la educación de los niños es necesario que el pequeño entienda su mal comportamiento y obtenga asesoría para poder corregirlo, de otra forma repetirá las conductas indisciplinadas.

-Muestra la falta de control de los padres

Utilizar la violencia durante la educación de un menor demuestra falta de control de los padres, quienes no pueden corregir y educar a sus hijos sin recurrir al maltrato físico.

También lee: Ventajas y desventajas de que tu bebé use andadera

Al recurrir constantemente al uso de la fuerza, es probable que el tutor pierda su imagen de autoridad ante el menor, lo que incluso podría volverlo aún más disciplinado que antes de empezar a recibir castigos corporales. 

-Se rompe el vínculo emocional

Asimismo, el uso de la fuerza como medida correctiva o de castigo puede fracturar la relación con el menor, pues el vínculo emocional se perderá cuando el menor mire a su padre o tutor como una persona que le hace daño.

Dicha relación podría permanecer fragmentada hasta la adolescencia del pequeño, cuando éste decida hacer frente al maltrato y tratar de evitarlo o responder a él.

En la época de pandemia por covid-19 la mayoría de los niños permanecen más horas en casa, lo que aumenta la convivencia familiar entre los menores y sus padres. Debido a ello, es necesario crear rutinas de convivencia saludable para evitar un mal comportamiento de los niños y una descarga de ira por parte de los padres.


publicidad

publicidad

publicidad