publicidad

¿Por qué hay niños que aman a los dinosaurios y qué beneficios tienen?
Ser padres

¿Por qué hay niños que aman a los dinosaurios y qué beneficios tienen?

Los dinosaurios son fascinantes para los niños por diversas razones. Foto: PEXELS

Estudios demuestran que los niños que aman a los dinosaurios podrían tener un mejor desarrollo cognitivo, lo que se traduce en más inteligencia

No es raro encontrarse con niños que aman a los dinosaurios, esos seres que se extinguieron hace millones de años y que se sabe, eran imponentes y feroces. Lo que pocos conocen, es que cuando un niño está obsesionado con los dinosaurios se trata de algo muy bueno, con múltiples beneficios para su desarrollo.

Así que si tu pequeño ama coleccionar figuras de dinosaurios o hasta ver películas como “Godzilla”, debes considerarlo algo bueno, pues se trata de una señal del desarrollo cognitivo.

(Foto: Pexels) 

Especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comparten más detalles al respecto, así que sigue leyendo hasta el final, estamos seguros de que te sorprenderás.  

¿Por qué los niños aman a los dinosaurios?

De acuerdo con Fernando Mata Rosas, académico de la Facultad de Psicología de la UNAM, los niños, sobre todo los que están en etapa escolar, pueden enamorarse de los dinosaurios fácilmente debido a que están en una etapa de desarrollo cognitivo en la que quieren sentir el control de la realidad a través de su pensamiento.

Los niños asocian a los dinosaurios con fuerza, poder, control y ferocidad, una idea que combinan con la fantasía, la magia y todo lo imposible.

Mientras crecen, los niños tratan de entender cómo funciona el mundo en el que viven y es posible que construyan toda una realidad que les permita entender que hay un mundo real y uno de fantasía, sin embargo, a veces no distinguen con claridad la frontera entre uno y otro.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué es importante dar abrazos a los niños? 7 razones

Podrían ser más inteligentes

Un estudio realizado por la Universidad de Indiana y la Universidad de Wisconsin, publicado en ScienceDirect mostró que cuando los niños eligen a los dinosaurios como sus seres favoritos, están mostrando una serie de características de su personalidad en la que la inteligencia destaca.

Los dinosaurios estimulan la creatividad y curiosidad de los pequeños, haciendo que expandan su dominio del lenguaje.

(Foto: Pexels) 

Su imaginación crece y se complementa creando historias y explicaciones que involucran a estos animales, las cuales pueden enriquecerse con la ayuda de sus padres.

Películas influyen en la pasión por los dinosaurios

Generalmente, los niños se ilusionan con las historias de fantasía, varitas mágicas, piratas y magos, pero es difícil que entiendan que los dinosaurios existieron y desaparecieron de la tierra hace 65 millones de años, pues la temporalidad está fuera del alcance de su pensamiento todavía.

Aunado a ello, las películas y documentales que hay al respecto, alimentan más la fantasía, pues los muestran tan reales como otros animales que existen en la actualidad, como un león o un elefante.

Para los pequeñines, películas como Godzilla o Jurassic Park son la prueba más real de que estos animales existen, incluso si no pueden verlos en un zoológico como a otras especies. Para ellos, incluso basta con ver algunos esqueletos prehistóricos de los dinosaurios para convencerse.

Sin embargo, esto no es nada malo, al contrario, los dinosaurios se convierten en un medio para ejercitar la imaginación, que estimula al pensamiento simbólico y les permite tratar de entender la realidad.

Creer en seres fantasiosos, no solo en dinosaurios, sino en otros como magos, unicornios, pegasos, pokemones, superhéroes, duendes y hadas tiene los mismos beneficios en su desarrollo cognitivo, por lo que no debemos preocuparnos. Simplemente es la señal de que el niño está en la época de manipular la realidad y la fantasía e intentarán representarlo en juegos, dibujos y actuaciones.

Hay que apoyar los intereses de los niños

Es ideal que, como padres, intentemos apoyar los intereses de los hijos, ya sea el fútbol, los dinosaurios o los ponys, pues de esta manera facilitamos el desarrollo de su capacidad para ejercitar la comprensión y la memorización.

(Foto: Pexels) 

Por otro lado, dejar que tengan intereses específicos define los gustos de los pequeños y les da la oportunidad de identificarse con algo.

Ya lo sabes, notar que los niños aman a los dinosaurios puede tener muchos beneficios para su desarrollo, así que no temas alimentar esas fantasías, escúchalos con atención cuando te hablen del tema y permitirles visitar museos donde conozcan más al respecto o que vean películas que los hagan echar a andar su imaginación.

SIGUE LEYENDO: 5 pasos para controlar correctamente las peleas entre hermanos

(Con información de UNAM Global y Science Direct)


publicidad

publicidad

publicidad