¿Por qué es fundamental la vitamina D durante el embarazo?

Durante el embarazo una dieta saludable es la mejor manera de obtener vitaminas y minerales que la mujer necesita

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio, una de las principales sustancias necesarias para tener huesos fuertes. Junto con el calcio, también ayuda a prevenir la osteoporosis, una enfermedad que hace que los huesos se vuelvan más delgados y débiles y sean más propensos a fracturas. Pero, ¿por qué es fundamental la vitamina D durante el embarazo? A continuación te lo decimos.

¿Por qué es fundamental la vitamina D durante el embarazo?

Mayo Clinic señala que durante el embarazo una dieta saludable es la mejor manera de obtener las vitaminas y minerales que la mujer necesita. Pero durante este periodo puede que te quedes corta en nutrientes clave, por lo que recurrir a tomar vitaminas es una excelente opción.

¿Por qué es fundamental la vitamina D durante el embarazo?

La vitamina D es un nutriente esencial para la salud y más durante el embarazo. Entre otras cosas, es importante para el desarrollo de los huesos del bebé y su déficit durante la gestación está relacionada con el bajo peso al nacer.

Una nueva investigación española señala que la carencia de vitamina D en el embarazo provoca un peor desarrollo neurológico del bebé.

Un estudio de la Universitat Rovira i Virgili de Cataluña y del Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol concluye que más de la mitad de las embarazadas tienen niveles bajos de este nutriente, que afecta sobre todo a mujeres con piel oscura, vida sedentaria, bajo nivel socioeconómico u obesidad.

Los resultados obtenidos indican que más de la mitad de las participantes (50,2 por ciento) presentaba deficiencia de vitamina D y un 30,3 por ciento de insuficiencia.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

Falta de vitamina D durante el embarazo afecta el desarrollo neurológico del bebé

Los investigadores añaden que la falta de esta vitamina en el organismo es un problema de salud de alcance mundial, y que preocupa especialmente en mujeres embarazadas, ya que tiene unas consecuencias que afectan directamente el desarrollo neurológico de los bebés.

Un estudio longitudinal elaborado por el grupo de investigación en Nutrición y Salud Mental (NUTRISAN) ha hecho un seguimiento de cerca de 800 mujeres sanas durante la gestación para determinar qué nivel de vitamina D tenían, qué factores predisponen a sufrir deficiencia y cómo esta afecta al nacimiento y desarrollo de los niños y niñas.

Tras evaluar los 40 primeros días de vida del bebé: reacciones ante estímulos auditivos y lumínicos, el tiempo y el tipo de reacción. Victoria Arija, una de las autoras del estudio señaló que "las pruebas que miden los niveles de desarrollo dieron como resultado que las madres con déficit de vitamina D tienen hijos con peor nivel cognitivo, área motora y capacidad de lenguaje".

"Habría que iniciar evaluaciones de vitamina D en la atención prenatal y aumentar el consumo de pescado, lácteos y fruta durante el embarazo", señaló la autora del estudio.

¿Dónde se puede encontrar la vitamina D?

La Organización Mundial de la Salud recomienda una dieta equilibrada que incluya alimentos ricos en vitamina D, ya que este nutriente "desempeña un papel importante en el metabolismo óseo a través de la regulación de la homeostasis del calcio y el fosfato".

Además la vitamina D se produce en el organismo cuando nos exponemos a la luz solar, pero también está presente en algunos alimentos como el pescado azul o los huevos.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

Otras suplementos importantes durante el embarazo

Mayo Clinic señala que durante el embarazo, necesitas más ácido fólico y hierro de lo habitual:

-El ácido fólico ayuda a prevenir los defectos del tubo neural: estos defectos son anormalidades graves del cerebro y la médula espinal del feto. Lo ideal es que empieces a tomar ácido fólico al menos 3 meses antes de quedarte embarazada.

-El hierro promueve el desarrollo de la placenta y el feto: el hierro ayuda al cuerpo a producir sangre para suministrar oxígeno al feto. El hierro también ayuda a prevenir la anemia, una afección en la que la sangre tiene un bajo número de glóbulos rojos saludables.

Recuerda que durante el embarazo las visitas con tu ginecólogo deben ser constantes y solo él podrá indicar si debes tomar vitamina D extra o algún otro suplemento.

Sigue leyendo: 7 señales de alarma que no puedes ignorar en un bebé

(Con información de: Ser Padres y Mayo Clinic)