publicidad

¿Por qué es buena idea guardar los dientes de leche de tu hijo?
Ser padres

¿Por qué es buena idea guardar los dientes de leche de tu hijo?

Los dientes de leche podrían salvar vidas. Foto: Pixabay

Estudios han demostrado que guardar los dientes de leche podría ser clave para regenerar órganos dañados

  • SUSANA CARRASCO
  • 12/06/2020
  • 14:52 hrs.

Guardar los dientes de leche no es algo que se acostumbre hacer, simplemente le pedimos a los niños que los pongan bajo la almohada para que el famoso ratón de los dientes venga a recogerlos y les deje un premio. No obstante, estudios revelan que tirar las primeras piezas dentales de los pequeños no es lo ideal, pues podrían tener propiedades que le salven la vida al niño en un futuro.

¿Cómo es eso posible? Pues se han encontrado que los dientes de leche no solo funcionan para que un pequeño empiece a comer sus primeros alimentos sólidos, sino que podrían ser de gran ayuda para regenerar partes del cuerpo dañadas.

Conoce todo lo que encontró la ciencia al respecto y cómo puedes conservarlos de forma adecuada para que sean realmente efectivos cuando sean necesarios.

Guardar dientes de leche

Seguro piensas que no sirve de nada guardar los dientes de leche de tu hijo, pero un estudio realizado por el Centro Nacional para la Información en Biotecnología (NCBI por sus siglas en inglés), señala que las piezas dentales de leche de un niño contienen valiosas células madre que, por haber estado menos expuestas a daños medioambientales, pueden ser de gran ayuda para regenerar partes del cuerpo dañadas.

Se han realizado otras investigaciones sobre la potencialidad que tienen las células madre que hay en los dientes y se encontró que favorecen el desarrollo de terapias para combatir futuras enfermedades, sin embargo, estas células son mucho más efectivas cuando provienen de los dientes de leche, pues con el paso de los años, la cantidad de células madre va disminuyendo porque van muriendo o pierden capacidad regenerativa.

 

Al respecto, el biólogo Ander Izeta, responsable del Grupo de Ingeniería Tisular del Instituto Biodonostia y de secretario de la Sociedad Española de Terapia Genética y Celular, explica a El País que este desgaste ocurre de manera generalizada en todo el organismo, incluyendo la pulpa dental. Por ello es ideal utilizar un diente de leche de un niño, porque contiene células madre más joven, con mejores capacidades que el de una persona de 50 años o más.

TAMBIÉN LEE: ¿Qué hacer si un niño en casa toma un medicamento por error? 

¿Cómo se deben conservar?

El uso de células madre de dientes de leche puede ser tan efectivo como las células mesenquimales de la médula ósea para reparar tejidos y órganos dañados, sin embargo, no se trata de que simplemente las guardes en un frasco, se deben conservar de forma adecuada para que conserven sus propiedades por muchos años.

Para que los dientes de leche mantengan intacta su funcionalidad en la medicina regenerativa, deben extraerse y mantenerse en las mejores condiciones de conservación y al respecto, Izeta señala que desde la salida del diente se debe garantizar que se haga bajo estrictas medidas asépticas, limpiando bien el exterior de la pieza para que el cultivo celular no se contamine.

Como todo el proceso se debe hacer bajo normas de producción de medicamentos celulares estrictas, lo ideal es acudir a un banco de dientes, que actualmente solo son empresas privadas y al respecto, los científicos señalan que el Estado tendría que implicarse para que esta terapia estuviera al acceso de todos y hubiera bancos públicos donde cualquier paciente pueda preservar las células madre procedentes de dientes de leche. La decisión de acudir a los bancos privados es de cada familia, pero es importante resaltar que, hasta ahora, no existe ningún medicamento celular aprobado para alguna enfermedad con este tipo de células.

En un futuro es posible que los dientes de leche salven la vida de las potenciales enfermedades que podrían desarrollar los niños al convertirse en adultos o ancianos, pero por ahora, solo pueden garantizarle una recompensa bajo su almohada.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo hablar de la muerte de un ser querido con los niños


publicidad

publicidad

publicidad