publicidad

¿Por qué deberías evitar discutir en el embarazo?
Embarazo y Bebé

¿Por qué deberías evitar discutir en el embarazo?

Foto: tomada de la web

Discutir en el embarazo puede generar muchas emociones negativas que repercuten en el correcto desarrollo del bebé

  • SUSANA CARRASCO
  • 25/02/2020
  • 14:35 hrs.

El embarazo es una etapa llena de cambios y emociones debido a que hay un desequilibrio hormonal importante, por ello, expertos señalan que en la medida de lo posible, se deberías evitar discutir durante el embarazo.

Las discusiones pueden generar muchas emociones negativas como estrés, ansiedad, enojo y tristeza, las cuales pueden tener consecuencias en el desarrollo del bebé durante el embarazo.

Discutir en el embarazo

De acuerdo a la American Pregnancy Association, durante el embarazo las mujeres experimentan un aumento de hormonas, tales como estrógeno y progesterona, dependiendo de las necesidades del bebé y de la etapa del embarazo.

Este aumento en las hormonas puede tener un impacto en las emociones y en la capacidad del cerebro para controlar esas emociones.

Es muy normal tener estos cambios en las emociones y no debe ser un motivo de preocupación a menos que te encuentres en un estado de intensa inestabilidad emocional y angustia, como ocurre cuando tienes una discusión en el embarazo.

Los expertos advierten que es importante mantener el control de las emociones durante el embarazo, ya que estudios han demostrado los efectos negativos que surgen por experimentarlos en esta etapa.

Según una investigación publicada en el British Journal of Psychiatry, los hijos de mujeres que sufrieron mucho estrés en el embarazo tienen casi 10 veces más riesgo de desarrollar un trastorno de personalidad a la edad de 30 años.

“El estrés prolongado moderado, además, puede tener un impacto en el desarrollo infantil y continuar después del nacimiento de un bebé”, explica el Dr. Ross Brannigan, uno de los autores principales del estudio.

Existen muchas razones por las que puedes tener emociones negativas en el embarazo y eso incluye a las discusiones.

En ese sentido, la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME), advierte sobre la importancia de los cuidados emocionales de la mujer embarazada y sobre la necesidad de evitar los factores que pueden elevar la ansiedad y estrés durante el embarazo, como las discusiones

TAMBIÉN LEE: ¿Qué hacer en caso de infección vaginal en el embarazo

Otras de las consecuencias de discutir en el embarazo son:

Problemas en el desarrollo del cerebro del bebé

Bajo peso al nacer

Parto prematuro

Desarrollo más lento del bebé

Si las discusiones fueron inevitables, los expertos indican que es necesario seguir algunas recomendaciones para tratar de reducir las consecuencias de las emociones negativas en el embarazo:

1. Cuidado personal

Una mujer embarazada siempre debe escuchar su cuerpo y su mente, por lo que si sientes que necesitas un respiro, debes darte el tiempo de tomarlo. Puedes tomar un baño de burbujas, leer un libro o ir a hacerte un lindo manicure.

2. Duerme bien

Es importante que en el embarazo se completen 8 horas de sueño, experimentando distintas posiciones para dormir de forma cómoda.

3. Dieta

Lo que se come durante el embarazo puede ser una gran forma natural de ayudar a mejorar el estado de ánimo y combatir las emociones negativas.

Asegúrate de comer alimentos sanos y naturales en lugar de alimentos procesados.

4. Habla con alguien

Un grupo de apoyo es muy importante durante el embarazo, pues es necesario a hablar con alguien de confianza cuando es necesario, especialmente si hay sentimiento que hacen sentirte abrumada.

Ya lo sabes, si estás embarazada mantente alejada de las peleas, las discusiones y los disgustos. No te aferres en ganar una discusión, pues probablemente lo único que tendrás como recuerdo es un momento de mucha tensión y consecuencias negativas para tu bebé.

Discutir en el embarazo nunca es una buena idea, por mucho estrés que tengas, es importante esforzarse en controlarlo.

SIGUE LEYENDO: Beneficios poco conocidos de ser madre después de los 30


publicidad

publicidad

publicidad