publicidad

¿Por qué a mi bebé le huelen mal los pies y cómo combatirlo?
Embarazo y Bebé

¿Por qué a mi bebé le huelen mal los pies y cómo combatirlo?

Notar que a un bebé le huelen mal los pies puede ser muy preocupante. Foto: Pikist

Aunque se cree que siempre tienen un aroma delicioso, la realidad es que en muchos casos a un bebé le huelen mal los pies, pero afortunadamente hay solución

  • SUSANA CARRASCO
  • 01/09/2020
  • 11:45 hrs.

Al estar cerca de un pequeño de solo unos cuantos meses de edad, pensamos que, por naturaleza, olerá delicioso y tendrá una piel suave y hermosa, pero esto no siempre es así, pues hay casos en que a un bebé le huelen mal los pies. ¿Cómo es esto posible, significa que hay algo malo?

Muchas mamás pueden detectar un mal olor de pies en sus bebés e inmediatamente sienten preocupación porque creen que no es algo muy común o normal a esa edad, pero la realidad es que algunos errores en su higiene y elección de calzado pueden hacerlos propensos a este desagradable problema.

Si quieres saber cuáles son las razones detrás de ello y cómo puedes solucionarlo de la mejor forma, sigue leyendo y toma nota de los siguientes consejos.

¿Por qué a un bebé le huelen mal los pies?

Notar que a tu bebé le huelen mal los pies puede sorprenderte e incluso, causar alarma, pues por lo general los pequeñitos siempre tienen un olor encantador. ¿Debería llevar al bebé al médico? Seguramente esa pregunta pasará por tu cabeza en cuanto lo notes pero antes de que te alarmes demasiado, debes saber que es algo normal y que por fortuna, puede corregirse con algunos cambios en sus hábitos.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué un bebé pide pecho constantemente?

El mal olor en los pies no es considerado un problema de salud grave en los bebés, pues básicamente surge por el exceso de sudor, al igual que ocurre en los adultos. De acuerdo con Etapa Infantil, cuando hay mucho sudor, se acumula fácilmente la humedad, lo que favorece la proliferación de bacterias que causan un olor desagradable en los pies del bebé.

Esto no surge por casualidad, generalmente es resultado de una higiene deficiente en sus piecitos y, sobre todo, por ponerles calzado de mala calidad o hecho de materiales que no permiten una correcta transpiración del pie, como el plástico y otros materiales sintéticos. Dejarles los calcetines puestos durante demasiado tiempo, especialmente cuando hace calor, también favorece el sudor excesivo en los pies de bebés.

¿Y por qué no huele mal el resto del cuerpo del bebé?

Recordemos que el sudor es una respuesta natural del cuerpo, que surge ante un aumento de temperatura y es la manera en que el cuerpo se refresca. Se trata de un líquido formado principalmente por agua y otras sustancias químicas que por sí mismo no tiene un aroma, pero al combinarse con las bacterias de la piel que se encuentran en los lugares más húmedos y oscuros del cuerpo, como los pies, adquiere el mal olor.

En los adultos, el exceso de sudor también causa un olor desagradable en zonas como las axilas, pero en los bebés esto no ocurre debido a la ausencia de hormonas en sus pequeños cuerpos, ya que será hasta la pubertad que inicien con el desarrollo de los andrógenos.

Así que, si el mal olor del bebé solo se encuentra en los piecitos, no hay nada de qué preocuparse, basta con realizar algunos cambios en su rutina de higiene y prestar mayor atención al tipo de calzado que le ponemos.

Consejos para combatir el mal olor de pies en bebés

Los bebés no necesitan ningún tipo de desodorante para eliminar el mal olor de pies, simplemente debemos asegurarnos de mantener una correcta higiene en esta zona de sus cuerpecitos. Durante el baño, no podemos olvidar lavar sus pies con jabones suaves que no dañen su piel y, sobre todo, hay que secar perfectamente bien con una toalla limpia, haciendo énfasis entre sus dedos, pues la acumulación de humedad en estas partes es la principal causa del mal olor debido a los hongos que nacen.

Evita ponerle zapatos hechos de materiales sintéticos y opta por aquellos de mayor calidad y que garanticen una buena ventilación de los pies del pequeñito, procurando que use siempre calcetines de algodón, pues son perfectos para absorber el sudor y evitar complicaciones, como heridas o incomodidad en sus deditos.

Un bebé debe explorar el mundo y para ello requiere tener el mayor contacto directo posible con su entorno, así que permítele andar descalzo tanto como sea posible, solo cuida que sea en superficies cálidas, como una alfombra, la arena de la playa o la hierba del jardín. Así favoreces un correcto desarrollo y evitas que le suden sus piecitos. Si es necesario que use sus zapatitos y calcetines, trata de quitárselos unos minutos al día para que se ventile la zona de forma natural.

Si al bebé le huelen mal los pies a pesar de estos cambios o incluso, el problema se vuelve cada vez más intenso, lo mejor es que acudas al médico para recibir un tratamiento especializado.

SIGUE LEYENDO: ¿Con qué sueñan los bebés y a qué edad empiezan a hacerlo? 

(Con información de Etapa Infantil,Vix y Guía infantil)


publicidad

publicidad

publicidad