publicidad

Niños que desobedecen constantemente podrían sufrir de un trastorno
Ser padres

Niños que desobedecen constantemente podrían sufrir de un trastorno

Hay problemas ocultos en los niños que desobedecen Foto: mohamed Abdelgaffar en Pexels

Muchos creen que es normal detectar que los niños desobedecen constantemente a los adultos, pero en algunos casos, podría ser señal de un trastorno

  • SUSANA CARRASCO
  • 15/07/2020
  • 14:15 hrs.

Los berrinches son comunes en los niños y la mayoría de los padres deben lidiar constantemente con ellos, lo que es completamente normal, sin embargo, especialistas advierten que, en algunos casos, los niños que desobedecen no lo hacen por terquedad, sino que podría ser síntoma de un trastorno no diagnosticado conocido como Trastorno Oposicionista Desafiante (TOD).

Así que antes de pensar que tu hijo simplemente hace berrinche por necedad o rebeldía, considera las posibles causas que podrían estar detrás y que requieren atenderse por un especialista oportunamente.

El trastorno de oposición desafiante se caracteriza por un patrón disfuncional de conducta desobediente, desafiante y hostil hacia las figuras de autoridad, que algunos niños y niñas presentan en la edad escolar.

Niños que desobedecen por trastorno de oposición desafiante

De acuerdo a un artículo realizado por el neuropediatra Carlos E. Orellana Ayala, este trastorno causa muchos problemas de conducta en el niño, por lo que también se conoce como síndrome del niño emperador. Se sabe que puede ser más común en los varones que en las niñas y algunas investigaciones indican que afecta a un 20% de los niños de entre 5 y 10 años de edad, aunque las cifras podrían estar algo exageradas debido a que puede confundirse con otros problemas.

La conducta disfuncional causada por el trastorno de oposición desafiante suele iniciar a los 8 años, pero hay casos en que puede presentarse desde los 4-5 años y para desarrollarlo, influyen diversos factores, desde biológicos hasta psicológicos y ambientales. De igual forma, pueden desarrollarlo con mayor frecuencia aquellos niños diagnosticados con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

TAMBIÉN LEE: 5 consejos para ser una mejor madre cada día

¿Cómo reconocerlo? Los especialistas advierten que además de notar que los niños desobedecen constantemente, las señales más comunes son las siguientes:

-Niño no obedece las indicaciones de los adultos

-Tiene rabia y rencor hacia otras personas

-Hay tendencia a discutir con los adultos

-Culpa a los demás de sus propios errores y fallas

-La relación con otros niños es problemática por lo que tiene pocos amigos o ninguno

-Hay poca tolerancia a la frustración y poca paciencia

-Tiene pensamientos vengativos constantemente

-Se mete en problemas en la escuela con frecuencia

Determinar que el niño realmente padece el trastorno de oposición desafiante puede lograrse si observamos que se repiten los patrones de mala conducta por lo menos durante seis meses continuos, donde veremos por lo menos la mitad de los síntomas descritos anteriormente, de acuerdo a Psicología y Mente.

¿Cómo tratarlo?

Si hay sospecha de que el niño podría padecer el trastorno oposicionista desafiante, lo ideal es llevarlo con un especialista calificado en salud mental, experto en terapia individual y en trastornos del desarrollo. Los padres deben participar en las terapias, pues su apoyo es indispensable para gestionar y mejorar la conducta del niño.

En algunos casos, puede ser necesario administrar algunos fármacos, sobre todo si el trastorno se presenta como consecuencia de otra psicopatología, como la depresión infantil o la psicosis, aunque los medicamentos siempre deben considerarse como la última opción. Lo mejor es tratar el problema con terapia psicológica y familiar.

Una de las posibles complicaciones del TOD, es que algunos niños pueden crecer y arrastrar el mal comportamiento hasta la adolescencia o incluso la edad adulta, generando muchos conflictos en la familia y un trastorno de personalidad antisocial, además de mayor riesgo de drogadicción y alcoholismo a edad temprana. Por ello, es fundamental que al detectar que un niño desobedece con frecuencia y hay varios de los síntomas que aquí te señalamos, se busque ayuda de un profesional para descartar cualquier trastorno que requiera de tratamiento.

Consejos para controlar el TOD en niños

Además del tratamiento especializado será necesario que en casa los padres sean coherentes a la hora de poner las reglas y límites. También se deben aplicar castigos equivalentes a la travesura del pequeño, pero sin llegar a ser demasiado severos o contradictorios.

Recuerda que los niños aprenden por imitación, por lo que será fundamental que todos los miembros de la familia den un buen ejemplo y mantengan conductas adecuadas en casa, evitando en todo momento las actitudes problemáticas, así como el maltrato y el rechazo emocional.

En el hogar de los niños que desobedecen debido a este trastorno, se debe fomentar un ambiente tranquilo que favorezca la buena autoestima del pequeño, lo que evitará que surjan las conductas problemáticas o que empeoren.

SIGUE LEYENDO: ¿Por qué es buena idea guardar los dientes de leche de tu hijo?


publicidad

publicidad

publicidad