publicidad

Método mamá canguro, ¿por qué es tan importante para los bebés?
Embarazo y Bebé

Método mamá canguro, ¿por qué es tan importante para los bebés?

La ciencia ha demostrado que los beneficios del método mamá canguro pueden persistir incluso 20 años después

  • SUSANA CARRASCO
  • 18/02/2020
  • 12:21 hrs.

¿Sabes qué es el método mamá canguro? Esta sencilla técnica puede hacer la diferencia entre el buen desarrollo físico y emocional del bebé, por lo que recomendable para todos los pequeños, especialmente para aquellos que nacieron de forma prematura.

Conoce todos los beneficios del método mamá canguro y por qué todos los padres deberían llevarlo a cabo.

Método mamá canguro

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define el método mamá canguro como la atención a los bebés por medio del contacto piel con piel con su madre en los primeros días de nacido.

“Se trata de un método eficaz y fácil de aplicar que fomenta la salud y el bienestar tanto de los recién nacidos prematuros como de los nacidos en término”, describe la OMS.

¿En qué consiste este método? Sus principales características son:

-Contacto piel con piel temprano, continuo y prolongado entre la madre y el bebé

-Lactancia materna exclusiva

-Se inicia en el hospital, desde el momento en que nace el bebé y continúa en el hogar

Los primeros especialistas en presentar este método fueron los doctores Rey y Martínez en Bogotá, Colombia, donde se desarrolló como alternativa a los cuidados en incubadora, que en ese momento no eran adecuados ni suficientes para los bebés prematuros.

Era una forma de mantener calientes a los recién nacidos prematuros de manera que se les pudiera dar de alta antes de los hospitales sobrepoblados.

“A las madres se les enseñaba a sostener a sus bebés prematuros vestidos solo con pañal por debajo de su vestuario, piel con piel, entre sus senos calientes”, explica la American Academy of Pediatrics.

Tras 20 años de investigación de este método, se ha llegado a la conclusión de que el simple hecho de mantener al bebé en contacto con la piel de sus padres tiene sorprendentes beneficios que incluyen:

1. Control de la temperatura

2. Estabilidad de los latidos del corazón y su respiración

3. Mayor tiempo de sueño profundo y tranquilidad cuando están despiertos

4. Menos llanto

5. Mayor aumento de peso

6. Más lactancia materna

7. Desarrollo de vínculos afectivos

TAMBIÉN LEE: 10 razones por las que un bebé no para de llorar 

Este método no solo se debe llevar a cabo en el hospital, es necesario que persista al llevar al bebé a casa.

Busca momentos para sostenerlo sobre tu piel mientras lo alimentas con biberón. Por ejemplo, puedes hacerlo después de un baño o a primera hora por la mañana. Permite que tanto tú como tu bebé tengan el placer y la estimulación táctil del contacto piel con piel mientras lo alimentas.

Los padres también pueden llevarlo a cabo, simplemente deben quitarse la camisa, acurrucar a su bebé en posición vertical sobre su pecho o recostarlo con su cabecita colocada contra su pecho. Es importante que el bebé solo lleve puesto su pañalito.

Beneficios persisten 20 años después

Investigadores canadienses encontraron que el método mamá canguro no solo aporta beneficios en la etapa infantil, sino que estos beneficios se prolongan en el tiempo hasta unos 20 años después.

“Es un método que no necesita tecnología, pero que es de gran ayuda, sobre todo, para los bebés prematuros (nacidos con menos de 37 semanas) o que nacen con bajo peso (2.500 gramos o menos)”, aseguran los autores, del estudio 20 años analizando el método mamá canguro vs el cuidado tradicional.

Los investigadores también señalan que más allá del contacto piel con piel, este método requiere también de que la madre amamante al bebé siempre que pueda, lo que puede garantizar un periodo de lactancia de hasta un año.

Para la investigación, los científicos analizaron 441 sujetos tratados con el método mamá canguro entre 1993 y 1996 con el fin de saber si sus beneficios persisten en el joven adulto.

Las conclusiones muestran que usar el método por lo menos durante un año afecta de forma positiva al cociente intelectual y al entorno familiar de los pequeños, incluso en los casos de los bebés más frágiles.

El cuidado y protección que ofrece esta técnica “también repercute en el rendimiento escolar, disminuyendo el absentismo, y reduciendo el riesgo de padecer hiperactividad, agresividad o conductas disociadas en el joven adulto”, explican los investigadores.

¿En qué momento debe iniciar este método? Lucía Moya Ruiz, matrona en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, subraya a Infosalus que este contacto piel con piel entre el niño y la madre debe realizarse idealmente en cuanto el bebé nazca.

Para la experta, la importancia del contacto piel con piel aplica para bebés que estén sanos o no, por lo que se recomienda realizarlo el mayor tiempo posible durante, al menos, los diez primeros días de vida del menor.

"Se intenta realizar en todos los partos y tras las cesáreas. Antiguamente se le limpiaba al bebé antes de colocarlo junto a su madre. En cambio, ahora se ha visto que no es beneficioso y cuando nace donde mejor está es con su madre", concluye Moya.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo dar masajes a bebés para aliviar cólicos y relajar? 

(Con información de El País)


publicidad

publicidad

publicidad