publicidad

Maternidad: 5 cosas que no sabías de la cesárea
Embarazo y Bebé

Maternidad: 5 cosas que no sabías de la cesárea

La cesárea puede salvar la vida de la mamá y el bebé en una emergencia, pero también puede tener muchas secuelas físicas y emocionales

  • SUSANA CARRASCO
  • 16/01/2020
  • 18:02 hrs.

La cesárea es un procedimiento que sustituye al parto vaginal y se realiza cuando surgen complicaciones para la madre o el bebé. Cada día se realiza con más frecuencia, pero a pesar de ello, persisten falsas creencias y mitos al respecto. Por ello, te decimos las 5 cosas que no sabías de la cesárea.

Este tipo de alumbramiento tiene muchas repercusiones no solo en el físico de la mujer, sino en su salud emocional y la salud general del bebé.

Lo que no sabías de la cesárea

La cesárea consiste en una incisión en la piel y el útero que se hace en la parte baja del abdomen para dar a luz a un bebé.

De acuerdo al Stanford Children’s Health, este procedimiento se realiza cuando surgen complicaciones como frecuencia cardiaca fetal anormal, posición anormal del bebé o uno demasiado grande, problemas en la placenta o la llegada de mellizos.

Pero hay cosas de la cesárea que no todas conocen, aquí te decimos las más importantes:

1.Recuperación 

De acuerdo a Miriam Al Adib Mendiri, ginecóloga y autora del libro Hablemos de vaginas, la recuperación de una cesárea dependerá de muchos factores, como si hay o no complicaciones derivadas de la cirugía, el estado de salud base de la mujer y si existe obesidad o enfermedades debilitantes acompañantes.

Pero puntualiza que “en general, si no hay complicaciones y el estado de salud es bueno, la recuperación física suele oscilar entre unos días a algunas semanas, dependiendo del ritmo de cada mujer”.

2. Complicaciones físicas

En general, la cesárea puede ser una forma de salvar vidas en caso de una emergencia, sin embargo, al final del día es una operación y tiene sus riesgos.

Entre las complicaciones de la cesárea la ginecóloga destaca algunas como hemorragia, infección, efectos secundarios derivados de la anestesia, tromboembolismos, hematomas, seromas o lesiones de órganos adyacentes.

Sobre la famosa cicatriz, la experta señala que depende mucho de la mujer, pues en algunas puede hacerse un crecimiento exagerado de la cicatriz, conocido como queloides.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo se debe lavar la ropita del bebé? 

En otros casos, incluso puede surgir hernia, la cual se produce en el lugar de la incisión y recibe el nombre médico de eventración.

“Esto consiste en que una de las capas de la pared abdominal no cicatriza bien. En este caso queda un hueco por el que sale contenido abdominal, quedando así ese contenido de la hernia justo por debajo de la piel de la cicatriz formando un bulto”, explica la experta.

La obesidad, la diabetes, las enfermedades que debilitan el sistema inmune, la infección de la incisión quirúrgica y la mala técnica pueden ser factores de riesgo para la eventración.

3. Herida emocional

Según Sabina del Río, psicóloga perinatal, la cesárea puede traer muchos cambios en el cuerpo de la mujer, más allá de una cicatriz.

Hay muchas consecuencias emocionales y entre las más importantes está el trauma, sobre todo si el proceso fue doloroso o inesperado; la depresión al sentir una especie de fracaso como mujer por no haber dado a luz de forma natural; la fobia al parto o a tener más hijos y las dificultades para vincularse emocionalmente con el bebé y para darle pecho.

4. Se minimiza 

Generalmente, cuando un bebé nace toda la atención se queda en el pequeño y lo que pase en el cuerpo de la mujer, se entiende como un problema solo de ella y que debe resolver por su cuenta.

Sin embargo, es urgente darle más visibilidad a las recién madres, pues el desconocimiento lleva al no cuidado y a asumir que todo lo relacionado con el cuerpo femenino es algo que se debe ocultar.

Es necesario que toda la familia se involucre y apoye, así como los médicos y profesionales de la salud.

5. Negación de los sentimientos

Pocos lo saben, pero la cesárea puede traer muchos sentimientos negativos en la mujer, especialmente porque hay quien señala que el daño causado por el procedimiento no es importante, solo importa la salud del bebé.

“No se trata de que hagamos un drama, se puede desdramatizar lo que está viviendo la mujer sin quitarle su importancia”, señala la psicóloga del Río.

Pasar por una cesárea no es fácil, pero si buscas el apoyo correcto para lidiar con las emociones que te causa, podrás superar las secuelas más rápido y disfrutar de tu bebé como tanto lo deseas.

SIGUE LEYENDO: 7 tips para salir a la calle con tu bebé 

(Con información de El País)


publicidad

publicidad

publicidad