publicidad

Los riesgos de la enfermedad Kawasaki en niños
Ser padres

Los riesgos de la enfermedad Kawasaki en niños

80 por ciento de los casos son menores de cinco años, 20 por ciento ocurren entre seis y 18 años y en población mayor es por consecuencia de las secuelas

  • Adrian Aguirre
  • 28/09/2019
  • 17:20 hrs.

Si bien la enfermedad de Kawasaki tiende a aparecer con un cuadro de fiebre elevada, sin responder a antibióticos, las complicaciones pueden conducir a un infarto en niños menores de cinco años de edad.

Así lo aseguró el expresidente la Asociación Nacional de Cardiólogos de México (Ancam), Carlos Alva Espinosa, al señalar que ese padecimiento es una de las principales causas de muerte en la población infantil.

Espinosa explicó que la enfermedad de Kawasaki responde a una inflamación generalizada de las arterias del cuerpo y, además de temperatura alta, tiende a manifestarse con síntomas en garganta y lengua hinchada, inflamación de ganglios, labios partidos, irritabilidad y conjuntivitis.

¿Qué es la enfermedad de Kawasaki?

MedlinePlus indica que la enfermedad de Kawasaki es un raro padecimiento infantil que hace que se inflamen las paredes de los vasos sanguíneos en el cuerpo y que puede afectar cualquier tipo de vaso sanguíneo, incluidas las arterias, las venas y los capilares.

"En ocasiones, la enfermedad de Kawasaki es llamada síndrome de los ganglios linfáticos mucocutáneos porque también afecta los ganglios linfáticos, la piel y las membranas mucosas en el interior de la boca, la nariz y la garganta", detalla Mayo Clinic.

Este último portal señala los principales signos y síntomas, los cuales se manifiestan en tres etapas:

+ Primera etapa

- Una fiebre que frecuentemente es superior a los 102.2°F (39°C) y dura más de tres días

- Ojos extremadamente enrojecidos (conjuntivitis) sin flujo espeso

- Una erupción en la parte principal del cuerpo (tronco) y en la zona genital

- Labios rojos, secos y agrietados, y lengua muy roja e hinchada (lengua de fresa)

- Piel de las palmas de las manos y de las plantas de los pies roja e hinchada

- Ganglios linfáticos del cuello y quizá de otra zona inflamados

- Irritabilidad

+ Segunda etapa

- Descamación de la piel de las manos y de los pies, sobre todo en las puntas de los dedos, a menudo, en forma de láminas grandes

- Dolor articular

- Diarrea

- Vómitos

- Dolor abdominal

+ Tercera etapa

En la tercera fase de la enfermedad, indica dicho portal, los signos y síntomas desaparecen lentamente, a menos que se manifiesten complicaciones. Es posible que transcurran hasta ocho semanas antes de que los niveles de energía parezcan normales de nuevo.

 

 

Puedes leer: Medicamento causa síndrome del hombre lobo en bebés

La Fundación del Corazón menciona lo siguiente en su página web: 

"En ausencia de una prueba diagnóstica o de manifestaciones clínicas específicas, se han elaborado unos criterios diagnósticos para la enfermedad de Kawasaki. El diagnóstico requiere la presencia de fiebre de cinco o más días de evolución y, al menos, cuatro de los cinco criterios clínicos siguientes, excluyendo otras enfermedades con clínica similar:

Cambios en extremidades:

- Fase aguda: eritema de palmas y plantas; edema de manos y pies.

- Fase subaguda: descamación de dedos de manos y/o pies.

Exantema polimorfo.

- Inyección conjuntival bilateral.

- Cambios en labios y mucosa oral: labios fisurados y eritematosos, lengua aframbuesada e hiperemia faríngea.

- Adenopatía cervical (>1,5 cm diámetro).

Además, los pacientes con 5 días de fiebre y que cumplen menos de cuatro criterios pueden diagnosticarse de enfermedad de Kawasaki si se objetiva anomalías coronarias en la ecocardiografía".

También te puede interesar: Baja estatura, señal de síndrome de Turner en la niñez

 


 

Con el paso de los días se muestra con enrojecimiento e hinchazón en las extremidades e incluso descamación de dedos, manos y/o pies, expuso Alva Espinosa. "El niño está inquieto, se ve enfermo y es complicado (diagnosticar) una afección coronaria, a menos de (practicar) una ecocardiografía", dijo, en el marco del Día Mundial del Corazón, a celebrarse el domingo 29 de septiembre.

Pero, detalló, el pequeño puede estar en la fase aguda de la afección y los signos llegar a ser confundidos con aquellos relacionados con la escarlatina, sarampión o varicela y, con ello, permanecer el 75 por ciento de casos sin desarrollar aneurismas.

De lo contrario, indicó, la detección tardía y la falta de un tratamiento adecuado podrían perjudicar hasta 25 por ciento de los casos con la aparición de aneurismas coronarios en ese segmento de la población.

"En realidad no es una enfermedad muy frecuente, pero si es muy importante detectarla con oportunidad a través de un ultrasonido cardíaco, porque se logra reducir de 25 a 50 por ciento el desarrollo de aneurismas coronarios, manifestó.

Aunque aún se desconocen con exactitud las cifras entre la población mexicana, Espinosa recuerda que en Estados Unidos se realizó un estudio en población hispana y arrojó 11.1 casos por cada 100 mil habitantes, lo que permite estimar que hasta 13 mil pacientes mexicanos padecen Kawasaki.

 

 

Con información de Notimex, 


publicidad

publicidad

publicidad