publicidad

Los métodos para dormir a un bebé que nunca deberías utilizar
Embarazo y Bebé

Los métodos para dormir a un bebé que nunca deberías utilizar

Existen métodos poco seguros para dormir a un bebé. Foto: Pexels

Expertos advierten que seguir recomendaciones peligrosas para dormir a un bebé afecta su desarrollo y bienestar

  • SUSANA CARRASCO
  • 07/07/2020
  • 15:15 hrs.

Los recién nacidos necesitan al menos 16 horas de sueño todos los días para desarrollarse correctamente, sin embargo, hay veces en que por más que nos esforcemos no logramos que descanse y en la desesperación, optamos por usar métodos peligrosos para dormir a un bebé.

Es normal que otras mamás con experiencia quieran ayudar y nos den varias recomendaciones para que el pequeño duerma como angelito por varias horas seguidas, pero hay que ser muy precavido al respecto porque muchos de esos consejos pueden resultar contraproducentes.

Conoce cuáles son los métodos para dormir a un bebé que nunca deberías utilizar y cuáles son las recomendaciones de los especialistas para ayudar a tu pequeño a descansar de forma segura.

Métodos peligrosos para dormir a un bebé

Seguro que en cuanto nació tu bebé, recibiste consejos sobre cómo deberías dormirlo para lograr que no despierte en varias horas y te permita realizar otras actividades, pero si no tienes cuidado, podrías causarle un daño a tu pequeño sin querer, así que lo mejor es evitar los siguientes métodos para dormirlo, por más que te digan que es efectivo:

1. Dejar que llore

Algunos creen que dejar que un bebé llore sin consolarlo o intentar reconfortarlo es la mejor forma de ayudarlo a conciliar el sueño profundo, porque supuestamente se cansará y se hará más independiente a la hora de dormir. Pero nada más equivocado que eso, pues dejarlo llorar solo afecta su desarrollo debido a que libera adrenalina cortisol, las hormonas del estrés.

En grandes cantidades, como cuando se deja llorar a un bebé, afectan áreas cerebrales relacionadas con la salud emocional y el lenguaje.

2. Darle biberón justo antes de dormir

Uno de los métodos para dormir a un bebé más comunes señala que lo mejor es darle el biberón justo antes de acostarlo, para que el estómago lleno lo ayude a sentir sueño más rápido, no obstante, no significa que el descanso será realmente profundo y agradable para el pequeño.

Al respecto, un estudio publicado en The Journal of Pediatrics señala que los bebés que toman leche justo antes de acostarse tienen un mayor riesgo de sufrir problemas de salud como la obesidad y el sobrepeso, lo que a la larga causa otras complicaciones graves.

Lo ideal es que, a partir de los seis meses de edad, vayas disminuyendo la cantidad de leche que le das por la noche y que te asegures de que le ha hecho digestión antes de acostarlo para evitar reflujo o gases.

TAMBIÉN LEE: Científicos revelan cómo es un abrazo perfecto para los bebés

3. Ponerlo a dormir en otra habitación

Entre los errores al dormir a un bebé más comunes se encuentra creer que es mejor dejarlo en su propia habitación, pero expertos de la Academia Americana de Pediatría subrayan que todos los bebés menores de seis meses deben dormir en la misma habitación que sus padres porque así se reduce hasta en un 50% el riesgo de muerte súbita.

Tampoco quiere decir que debe dormir contigo en tu cama, porque hay riesgo de aplastamiento, simplemente asegúrate de que duerma en una cuna o moisés solo, cerca de ti para que puedas atenderlo durante la noche. Recuerda que no debe haber accesorios, cobijas, peluches ni juguetes dentro del lugar donde duerma, solo debe estar el bebé acostado con un pijama calientito.

¿Cómo dormir correctamente al bebé?

Expertos de Mayo Clinic señalan que hay varias formas de garantizar que el bebé duerma profundamente por varias horas y para ello se deben tomar en cuenta las siguientes recomendaciones.

-Sigue una rutina: Prueba con un baño, abrazos, cantarle, leerle un cuento o ponerle un poco de música tranquila antes de acostarlo, pero hazlo todos los días para que el pequeño se acostumbre y sepa que es la señal de que el momento de dormir ha llegado. Se recomienda comenzar con estas actividades antes de que el bebé esté demasiado cansado, en una habitación tranquila y con poca luz.

-Dale un chupón: Si tu bebé tiene muchos problemas para tranquilizarse considera darle un chupón, pues algunas investigaciones sugieren que ponérselo antes de dormirlo lo ayuda a conciliar el sueño y a reducir el riesgo de muerte súbita.

-Dale tiempo para que se tranquilice: Cuando llora demasiado o hace berrinche, será difícil que encuentre una posición cómoda para dormir, así que cárgalo un momento, cántale o dile algo tranquilizador. Es posible que el pequeño solo necesite de tu presencia para sentirse tranquilo y quedarse dormido.

Aprender a dormir a un bebé no es tan sencillo como parece y lo ideal es que siempre sigas las recomendaciones de los especialistas. Evita los métodos que provienen de mitos o simples creencias sin ningún fundamento científico.

SIGUE LEYENDO: 3 cosas que nunca debes hacer al cargar un bebé


publicidad

publicidad

publicidad