publicidad

Lo que el aspecto de la lengua de un bebé dice sobre su salud
Embarazo y Bebé

Lo que el aspecto de la lengua de un bebé dice sobre su salud

Foto: tomada de la web

¿El pequeño tiene la lengua blanca, amarilla o con manchas rojas? Esto es lo que significan los cambios en el aspecto de la lengua de un bebé

  • SUSANA CARRASCO
  • 03/06/2020
  • 12:09 hrs.

Estar atentos al aspecto de la lengua de un bebé puede ser una manera sencilla de detectar oportunamente algunos problemas de salud que podría estar desarrollando, ya que los cambios de color, textura o las manchas raras son indicadores de que algo anda mal.

Por ello aquí te presentamos una guía para interpretar lo que los cambios en la lengua de un bebé dicen sobre su salud y así poder acudir con el pediatra oportunamente.

Aspecto de la lengua de un bebé

Una lengua sana en el bebé se caracteriza por ser blanca, con un color rojo pálido o rosado y por estar suficientemente húmeda. Cuando notamos algún color raro o lesiones en la superficie de la lengua, es probable que el pequeño esté desarrollando complicaciones en su salud que debemos atender.

Estos son los principales cambios en el aspecto de la lengua de un bebé a los que debes prestarle mucha atención:

1. Lengua blanca

La lengua blanca en bebés puede ser muy común y puede surgir por diversas razones. De acuerdo a la American Academy of Pediatrics, la causa más común de este cambio de color en la lengua de los pequeños es una dieta a base de leche y en esos casos, no hay nada de qué preocuparse, simplemente hay que limpiar con una gasa limpia.

Pero si detectas que además de la lengua blanca también hay parches o manchas blancas en el interior de los labios o las mejillas, podría tratarse de candidiasis oral, un problema causado por el hongo llamado Candida y que puede empeorar cuando el bebé usa demasiado el chupón.

Será necesaria una consulta con el pediatra para que te indique el tratamiento ideal.

2. Manchas rojas

Podemos identificarlas como unas manchitas rojas por toda la superficie de la lengua, incluso pueden encimarse entre sí, dando la impresión de que es un mapa geográfico. Puede ser algo pasajero que desaparezca por si solo, pero en algunos casos, esas manchas son efecto de una alergia alimentaria o una dermatitis atópica.

En niños que no reciben la alimentación adecuada, estos síntomas también podrían indicar falta de vitamina B.

Para salir de dudas, lo mejor es que acudas con el especialista en cuanto notes este cambio en el aspecto de la lengua del bebé.

TAMBIÉN LEE: Síntomas de un bebé cuando le salen los dientes y cómo aliviarlo

3. Lengua seca y áspera

Si notamos este síntoma junto con un aspecto reseco de los labios también, podría indicar deshidratación, lo que puede ser común en los meses más calurosos del año. Pueden presentarse otras molestias como fontanelas hundidas, pérdida de peso, somnolencia e irritabilidad, así como poca orina en los pañales.

4. Ampollas

Las ampollas o llagas en la lengua del bebé suelen identificarse porque están rodeadas de una especie de halo rojizo y una superficie blanca. Pueden considerarse como aftas comunes y además de la lengua, pueden afectar las mejillas y el interior de los labios.

Es probable que causen dolor al comer en el pequeño, por lo que será necesario un tratamiento para aliviar las molestias.

En algunos casos surgen por la presencia de un virus o por deficiencia de nutrientes como la vitamina B12 o el hierro.

5. Gritas o fisuras

Notar que en el aspecto de la lengua del bebé resaltan grietas o fisuras constantemente puede indicar varios problemas, desde estrés, alergia a ciertos alimentos o problemas hereditarios más graves como el Síndrome de Down.

6. Lengua inflamada

Notar que hay inflamación en la lengua del bebé sin duda es una señal clara de que hay alergia a un tipo de alimento, lo que puede ser muy común cuando empezamos a introducir frutas y vegetales sólidos a su dieta.

Por ello es importante que te mantengas atenta a cualquier cambio repentino en su lengua y en otras partes de su cuerpo como los labios, los párpados o el aspecto de su piel.

7. Lengua amarilla

La lengua amarilla en bebés suele ser un problema inofensivo y temporal que en la mayoría de los casos, desaparece por si solo, aunque en algunos pequeños, pueden ser el indicio de un trastorno conocido como lengua vellosa negra.

Contrario a lo que se cree, no tiene nada que ver con la ictericia que indica problemas del hígado o la vesícula.

Basta con cuidar la limpieza de la boca del pequeño para que desaparezca y si no lo hace, una consulta con el médico nos dirá exactamente de qué se trata.

La buena higiene bucal es muy importante para la salud del bebé y por ello, no debe faltar en su rutina la limpieza de sus encías y lengua con una gasa o toallita limpia y húmeda. Cuando sus primeros dientes empiecen a salir, se deben limpiar de dos a tres veces al día con un cepillo de cerdas suaves y agua limpia solamente, no se recomienda usar pasta dental hasta que el niño cumpla dos años.

SIGUE LEYENDO: Los tipos de mordederas que pueden ser muy peligrosas para los bebés


publicidad

publicidad

publicidad