publicidad

Las frases que no debes decirle a un niño para que siga comiendo
Ser padres

Las frases que no debes decirle a un niño para que siga comiendo

(Foto: Para bebés)

Decirle ciertas frases o chantajear a los niños puede ser contraproducente para ellos.

Una de las cosas que más puede molestar a una madre o padre de familia es que los niños no quieran comer y es que muchos pequeños suelen ser muy selectivos a la hora de consumir sus alimentos, a continuación te diremos las frases que no debes decirle a un niño para que siga comiendo.

Como padres es lógico preocuparse ante la inapetencia de los hijos, sin embargo, hay que evitar a toda costa caer en el error de convertir la comida en un momento traumático para el niño mediante acciones o frases que pueden marcarle profundamente.

También lee: ¿Con que frecuencia hay que girar a un bebé mientras duerme?

Las frases que no debes decirle a un niño para que siga comiendo

Chantajear a los niños para que coman pueden afectarlo mucho, el chantaje emocional puede causar mucho daño al niño y afectar a su autoestima, pues no solo acaba actuando por miedo y en contra de su voluntad, sino que en los que a pesar del chantaje el niño no quiere comer, puede sentirse tremendamente culpable por las consecuencias derivadas de sus actos.

A continuación te decimos las frases que no debes decirle a un niño para que siga comiendo:

-Las que responsabilizan al niño de su salud: “si no comes no vas a crecer”, “vas a quedarte pequeño”, “te vas a enfermar”, “te vamos a llevar al médico”.

-Las que reprochan al niño su actitud: “deberías agradecer tener comida, hay otros niños que se mueren de hambre”, “¡Cuántos niños darían lo que fuera por poder como lo que tu tienes en el plato!”.

-Las que responsabilizan al niño de lo que sienten los adultos: “me pongo triste si no comes”, “mamá/papá se va enojar cuando se entere”.

-Las que lo hacen creer que ponen a prueba el amor de los papás: “si me quieres, tienes que comerte todo”, “mamá/papá solo quiere a los niños que comen”, “si no te comes todo no te voy a querer”.

(Foto: Revista y pediatría familia)

No le debes gritar, amenazar ni castigar por no querer comer

Los gritos y castigos no traen consecuencias buenas en los niños, por lo que no debes de aplicar estas técnicas.

En cuanto a las amenazas encubiertas, hay algunas que son muy claras y otras más sutiles, pero todas ellas tienen como finalidad conseguir que el niño haga lo que los padres quieren (en este caso comer), ya sea por miedo a las consecuencias o para obtener un beneficio o privilegio.

¿Cómo hacer que tu hijo coma de forma adecuada?

-Haz que el momento de la comida sea un momento agradable, transmítele el hábito de comer como algo normal y necesario.

-Dale de comer todos los días a una hora similar, de manera que establezca una rutina clara.

-Que no tenga distracciones, procura que en el lugar donde comen no haya televisión, ni le des tabletas, ni celular para que se distraiga.

-No lo critiques si come lento o no come, evita observarlo y platica sobre otros aspectos no relacionados con la comida.

-Dale la misma comida que los demás, no debes hacer comida especial para el menor salvo prescripción médica.

-Evita darle golosinas antes de la comida, de esta forma no se disminuirá el apetito del niño.

(Foto: Eres de Castro)

Continua leyendo: Consejos para ayudar a hablar a tu bebé

(Con información de: Bebés y más y Psicoadapta)

publicidad

publicidad

publicidad