publicidad

La verdad de los mitos sobre la dieta en el embarazo
Embarazo y Bebé

La verdad de los mitos sobre la dieta en el embarazo

Foto: flickr

Algunos mitos de la dieta en el embarazo dicen que es malo tomar café o comer ciertos tipos de quesos, ¿qué tan cierto es?

  • SUSANA CARRASCO
  • 24/01/2020
  • 15:17 hrs.

La dieta en el embarazo es uno de los aspectos más importantes para asegurar que el bebé se desarrolle correctamente, sin embargo, actualmente existen muchos mitos que pueden confundir a las mujeres durante esta etapa.

Para que estés segura de qué comer, te decimos la verdad de 4 de los mitos de la dieta en el embarazo más comunes.

Mitos de la dieta en el embarazo

Algunos dicen que hay ciertos alimentos que pueden enfermarte durante el embarazo o que incluso, pueden adelantar el parto pero, ¿qué tan cierto es que tienen esos efectos?

Esta es la verdad de los mitos de la dieta en el embarazo:

1. ¿Puedo comer carne y pescado crudo?

Según explica el Servicio de Salud británico (NHS, por sus siglas en inglés), la carne cruda "es riesgosa" durante el embarazo pues existe la posibilidad de toxoplasmosis.

Al respecto, el obstetra de la University College London Hospitals (UCLH), Davide Casagrandi, le explicó a BBC Mundo que la toxoplasmosis es un "microorganismo que puede causar una enfermedad muy poco severa en la madre pero puede atravesar la placenta y producir problemas en el feto".

Es una enfermedad poco frecuente, pero los expertos recomiendan tomar todas las precauciones para evitarlo.

“Entre más se cocine la carne, mejor”, apunta el experto.

¿Y qué hay del pescado crudo?, ¿debo dejar de comer sushi en el embarazo? Al respecto, el NHS indica que es seguro comerlo siempre y cuando haya sido congelado antes.

Esto se debe a que, según el experto, el pez salvaje ocasionalmente contiene pequeños gusanos parásitos que pueden causar enfermedades.

Pero congelar el pescado mata a los gusanos y hace que sea seguro para comer aun cuando está crudo.

Sin embargo, otros alimentos crudos, como el huevo, deben evitarse en el embarazo, dice Casagrandi, pues pueden contener enfermedades como la salmonella que podría producir daño al feto.

TAMBIÉN LEE: Hierbas medicinales peligrosas en el embarazo 

2. ¿Hay que evitar algunos quesos?

Uno de los mitos de la dieta en el embarazo más comunes es que se deben evitar los quesos blandos con corteza blanca, como el brie o camembert.

En este caso, es verdad, el NHS sugiere evitarlos, así como otros quesos suaves como el azul o el roquefort. Solo puedes consumirlos embarazada si se cocinan previamente.

No es seguro comerlos crudos porque pueden causar listeria, una infección que aunque no es muy común, si la adquieres puede causarle daño a tu bebé.

Siempre come quesos pasteurizados en el embarazo, ya que indica que sus productores han seguido todas las normas estándares internacionales para ofrecer un alimento seguro.

En el caso de ciertos quesos artesanales, debes tomar más precauciones y evitarlos si es posible.

Puedes comer sin problema quesos duros como el cheddar o el parmesano, porque contienen poca agua y es poco probable que crezcan bacterias.

3. ¿Me hace daño tomar café?

Muchas mujeres embarazadas creen que tomar café en esta etapa puede aumentar el riesgo de aborto, por lo que optan por olvidarse de este placer en la mañana.

Sin embargo, el doctor Casagrandi indica que esto es falso.

La evidencia científica de que el café hace daño en el embarazo no tiene sustento científico, en realidad, solo podría haber un riesgo si tomas más de 10 tazas de café al día. Una taza en la mañana no te causará ningún daño ni a ti ni a tu bebé.

4. ¿Se puede adelantar el parto con algunos alimentos?

Los mitos de la dieta en el embarazo indican que hay alimentos capaces de adelantar el parto, como la comida picante o la piña.

Otros supuestos trucos para acelerar el parto son tener sexo o estimular los pezones.

Pero los expertos indican que en ambos casos, solo se trata de una falsa creencia.

"Es muy popular pero no hay evidencia científica sólida que lo sostenga. Es posible, nadie niega que sea posible, pero no se ha hecho ningún estudio a gran escala que permita afirmar que eso ocurre así", concluye el doctor Casagrandi.

Debes vigilar lo que comes en esta etapa, pero no creas en mitos que satanizan algunos alimentos, siempre que tengas duda, pregúntale al médico, él sabrá decirte que es lo mejor para que tu bebé nazca saludable.

SIGUE LEYENDO: El peligro de cenar mucho en el embarazo 

(Con información de BBC)


publicidad

publicidad

publicidad