publicidad

La verdad de los 7 mitos sobre el embarazo más comunes
Embarazo y Bebé

La verdad de los 7 mitos sobre el embarazo más comunes

Creer en los mitos sobre el embarazo puede poner en riesgo la salud. Foto: Pxfuel

Por generaciones han existidos mitos sobre el embarazo, como que la acidez indica un bebé muy peludo o que ver un eclipse le causa malformaciones

  • SUSANA CARRASCO
  • 03/07/2020
  • 11:56 hrs.

El embarazo es una etapa difícil y maravillosa al mismo tiempo para la mujer, pero también, es un proceso rodeado de falsas creencias que pueden causar confusión. La mayoría de los mitos sobre el embarazo más comunes provienen del misterio que genera la concepción de la vida pero no tienen ningún fundamento científico.

Por ello, te diremos la verdad de estos mitos, así estarás más preparada cuando los cambios propios de esta etapa inicien y estés en busca de respuestas.

Algunas creencias afirman que es posible saber el sexo del bebé por la forma de la panza o que es necesario comer por dos, pero la realidad es algo diferente de acuerdo a los especialistas en salud materna.

Mitos sobre el embarazo más comunes

De acuerdo a Álvaro Trejo, ginecólogo del Hospital 12 de octubre en España, durante generaciones han existido mitos sobre el embarazo debido a que hay mucho misterio sobre el crecimiento de la vida en el vientre y también sobre el parto, pues es algo que en tiempos pasados no se comprendía por completo. Algunas de las creencias más comunes son:

1. Se debe comer por dos en el embarazo

Por años se ha creído que es válido comer porciones dobles de comida durante el embarazo porque supuestamente es necesario para el buen desarrollo del bebé, no obstante, eso es falso y además, puede ser dañino porque contribuye a ganar demasiado peso y terminar en complicaciones para la salud de la mujer y el bebé.

La recomendación es que se elijan alimentos de mayor calidad, como frutas y verduras frescas, frutos secos, legumbres y carnes magras bien cocidas. Durante el primer trimestre no se necesita aumentar el consumo de calorías, pero a partir del segundo trimestre de embarazo se deben consumir entre 300 y 450 calorías extra por día, pero eso no significa comer un segundo plato de comida, solo agregar alimentos como una pera, dos tortillas o una taza de acelgas.

2. No cumplir con los antojos tiene un efecto en el físico del bebé

Lo que se conoce como antojos en el embarazo en realidad es producto de los cambios hormonales, que hacen que la mujer comience a preferir alimentos que antes no le gustaban o a rechazar aquellos que le fascinaban antes del embarazo. Se calcula que dos de cada cuatro mujeres gestantes tiene antojos y se pueden atribuir también a las carencias nutricionales, como la falta de hierro.

Lo que es un hecho es que no tienen nada que ver con el desarrollo de algunos rasgos físicos del pequeño, pues se dice que el bebé sale con cara de lo que la mamá no comió o que incluso, la cantidad de lunares en el niño equivale a la cantidad de antojos que tuvo la madre, lo que es totalmente falso.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué sale una línea oscura en el vientre de las embarazadas

3. La forma de la panza revela el sexo del bebé

Según un artículo publicado en El País, el sexo del bebé no influye en el aspecto físico de la mujer embarazada. Las creencias populares dicen que si el vientre es muy voluminoso nacerá un niño, pero no hay ninguna evidencia científica que lo avale. Probablemente esta idea surgió debido a que se ha visto que, en términos generales, los varones pesan un poco más que las niñas, aunque eso no modifica en vientre materno.

4. Se debe guardar reposo durante todo el embarazo

Este es uno de los mitos sobre el embarazo más comunes pero, a menos que sea de alto riesgo y el médico indique el reposo, en general no hay necesidad de hacerlo, pues la gestación es una etapa en la vida de la mujer que requiere solo de algunos cuidados extras pero no es una enfermedad.

De hecho, Mayo Clinic señala que para la mayoría de las mujeres embarazadas se recomienda hacer al menos 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada en la mayoría de los días de la semana, como caminatas, natación, bicicleta fija y pilates. El ejercicio en el embarazo contribuye a reducir dolores de espalda, estreñimiento, inflamación, insomnio y a prevenir el aumento de peso excesivo.

5. No se puede tener sexo en el embarazo

Se cree que las relaciones sexuales en el embarazo pueden dañar al bebé, pero nada más falso que eso. Si el embarazo no presenta complicaciones ni riesgos como amenaza de aborto, parto prematuro o problemas en la placenta, se puede seguir disfrutando de una vida sexual placentera. De hecho, el deseo sexual en esta etapa puede incrementar al igual que las probabilidades de tener orgasmos intensos.

6. Tener acidez indica que el bebé será muy peludo

La acidez o reflujo son molestias comunes en el embarazo, pero no tienen nada que ver con la cantidad de cabello o vello corporal que tendrá el niño. La realidad es que estas molestias estomacales se deben principalmente al crecimiento de la progesterona, una hormona que aumenta durante la gestación.

7. Ver un eclipse embarazada daña al bebé

Se cree que ver un eclipse estando embarazada puede favorecer que el niño nazca con labio leporino, pero la ciencia confirma que esto es totalmente falso. Al respecto, el Instituto Mexicano del Seguro Social indica que científicamente no existe una relación entre los eclipses y las malformaciones. El único efecto dañino que se conoce de los eclipses es el que causa en la vista cuando se mira directamente.

¿Lo ves? La mayoría de los mitos sobre el embarazo son solo eso, falsas creencias sin ningún fundamento, así que disfruta de esta etapa y siempre consulta al médico cualquier duda que tengas, por más absurda que parezca.

SIGUE LEYENDO: ¿Es normal tener sangrado después del sexo en el embarazo




publicidad

publicidad

publicidad