publicidad

La técnica para que tu hijo aprenda a leer antes de ir al kinder
Ser padres

La técnica para que tu hijo aprenda a leer antes de ir al kinder

Esta técnica permitirá que tu bebé aprenda a leer antes de los cuatro años, te decimos cómo aplicarlo

  • MELISSA SIERRA
  • 21/07/2020
  • 10:57 hrs.

Aprender a leer es uno de los procesos más importantes en el desarrollo cognitivo de un bebé, y aunque este tipo de aprendizaje suele llegar después de los cinco años, existen diferentes técnicas pedagógicas que podrán ayudarte a enseñar a tu bebé a leer antes de entrar al kinder.

Una de estas técnicas es el método Doman, diseñado por el médico estadounidense Glenn J. Doman, quien a través de sus estudios ha encontrado que la estimulación cognitiva a temprana edad puede ayudar a los menores a desarrollar sus habilidades intelectuales, como la lectura, incluso antes de los cuatro años.

De acuerdo con el especialista, en su libro Cómo enseñar a leer a su bebé, la aplicación del método Doman puede hacer que los niños puedan leer palabras con tan sólo un año de edad, frases completas a los dos años, y libros cortos a los tres años.

También lee: Las consecuencias de minimizar las emociones de los niños

¿Cómo se aplica el método Doman?

Este método está diseñado para que los padres apliquen técnicas de lectura con sus bebés conforme inicia su desarrollo intelectual y conforme a las necesidades de cada niño, esto de una forma dinámica y divertida para que el bebé no pierda interés en el proceso.

Para enseñar a los niños a leer, el método consiste básicamente en enseñar a los niños series de cinco tarjetas con palabras escritas con letras grandes. Una vez iniciada la aplicación del método Doman, el proceso con las tarjetas conlleva cinco fases:

Fase 1: Palabras sueltas

En esta fase las tarjetas pueden contener palabras solas que pertenezcan a una misma categoría, como animales, colores o el cuerpo humano. Durante el primer día se mostrarán cinco tarjetas, el segundo día se mostrarán las primeras cinco tarjetas más cinco tarjetas más que pertenezcan a otra categoría de palabras, el tercer día se mostrarán las tarjetas del primer y segundo día más cinco tarjetas de una nueva categoría. 

Este proceso se repetirá hasta sumar 25 tarjetas en un día. Las tarjetas deben mostrarse al bebé de a la par que se pronuncian de forma clara y concisa, sin hablar lento. Es importante que las tarjetas se muestren de cinco en cinco respetando la categoría, y se enseñen por alrededor de un segundo.

También lee: Problemas de sueño en la infancia afectarían mentalmente en adolescencia

Fase 2: Pareja de palabras

Se llegará a esta fase una vez que el menor haya superado las 150 palabras sueltas, y se comenzará con la formación de parejas de palabras que generen sentido. Las parejas se agruparán en grupos de 5 pares, y cada semana se trabajará con dos grupos

En esta fase se volverán a utilizar las palabras de la fase 1 de manera que se alterne el aprendizaje de las palabras pares con las palabras sueltas. La parejas de palabras podrán formar contrarios como: grande-pequeño o frío-caliente.

Fase 3: Oraciones sencillas

En esta fase se comenzarán a introducir verbos en las tarjetas, con el objetivo de crear frases que describan acciones sencillas como: perro está jugando o mamá está comiendo. Las letras en las tarjetas pueden ser más pequeñas. 

Con estas oraciones se puede formar un libro de al menos 10 páginas con ilustraciones, el cual debe leerse de dos a tres veces al día.

Fase 4: Frases

En esta fase se deberá disminuir el tamaño de las palabras hasta unos 2.5 cm, y se aumentará el número de palabras en cada tarjeta, únicamente utilizando tinta negra. Será el momento de agregar artículos a las frases sencillas que se trabajaron en la fase 3.

Fase 5: Cuentos

En esta fase comenzarán a introducirse cuentos cortos al proceso. Estos deberá tener entre 50 y 100 palabras, con una sola oración por hoja, la letra no deberá ser menor a 2 cn y el texto deberá estar separado de las ilustraciones.

Los cuentos deberán de ser de temas cercanos al niño y deben integrar vocabulario nuevo. Se leerán de dos a tres veces al día, con una entonación y velocidad normal.

¿Cómo hacer que el método Doman sea efectivo?

Es importante recalcar que la motivación y el entusiasmo de los padres son claves para que el método Doman sea efectivo, de otra forma el pequeño perderá interés y verá el proceso como un castigo.

La constancia también es un punto importante, pues la primeras fases deben repetirse tres veces al día para que la técnica funcione, así mismo, el método puede ser flexible para los pequeños y debe ser divertido. Así mismo, Glenn J. Dorman indica que:

“El cerebro se desarrolla con el uso, no con el paso del tiempo, si desde el nacimiento realizamos una estimulación sistemática, los niños alcanzarán una inteligencia que fomentará el éxito en sus actividades”.


publicidad

publicidad

publicidad