La primera menstruación, ¿cómo hablar con tu hija sobre ello?

Hablar de la primera menstruación es incómodo para muchos padres, pero es fundamental hacerlo desde una edad temprana con las hijas

La primera menstruación es un tema que puede ser complicado, pues muchas veces, resulta incómodo para los padres hablar sobre ello con sus hijas. A continuación, te damos algunos consejos para hacerlo de la mejor forma.

La primera menstruación, ¿cómo hablar con tu hija sobre ello?

De acuerdo con Mayo Clinic, la primera menstruación ocurre alrededor de los 12 años, aunque es posible que el periodo comience mucho antes, desde los 8 años.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

Debido a ello, es importante hablar del tema desde temprano, así las niñas estarán preparadas y podrán afrontarlo de manera natural.

¿Cómo hablar sobre la primera menstruación?

La primera menstruación es uno de los momentos más trascendentales en la vida de las niñas, ya que marca el comienzo de una nueva etapa. Ocurre de forma distinta en cada una, pues influye la genética y las circunstancias particulares. Esto es todo lo que debes tomar en cuenta al abordar el tema:

1. Sé natural

Es importante hablar de la primera menstruación de forma abierta, sin tapujos ni vergüenza. La idea es que las niñas sepan que se trata de un acontecimiento totalmente natural, que no tiene nada de malo y que les ocurre a todas las mujeres.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

2. Hazlo a solas

Hablar de la menstruación en el momento adecuado es muy importante y la recomendación es hacerlo en la intimidad, en un momento a solas donde la niña sienta la libertad de externar sus dudas. Hay que evitar hablarlo en reuniones familiares o cuando están sus amigas.

TAMBIÉN LEE: 5 cosas que todo adolescente necesita de sus padres 

3. Planea varias charlas

Cuanto antes hables con tu hija sobre los cambios que puede esperar durante la pubertad, mucho mejor. No planees una sola charla en la que se hablen todos los temas, es mejor una serie de conversaciones.

imagen-cuerpo

(Foto: Opinión) 

Si la niña hace preguntas específicas, responde de manera abierta y sincera. Si por el contrario, no hace ningún comentario o pregunta sobre el tema, debes ser tú quien comience a hablarlo.

4. Comparte tus experiencias

Como madre, es fundamental que le hables de tu propia experiencia con la primera menstruación, así la niña sentirá mayor confianza de preguntar.

Aclara la información errónea y comienza por preguntarle qué sabe sobre la pubertad y los cambios que ocurren en esa etapa. Recuerda que las hijas necesitan saber todo sobre el ciclo menstrual y todos los desafíos que conlleva.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

5. Aborda los temas básicos

Al hablar de la primera menstruación, ayuda mucho explicar cómo sucede y por qué, pero la información práctica no puede faltar.

Empieza por explicar qué es la menstruación, cuándo sucede y cuánto dura, así como los posibles síntomas que acompañan al sangrado, como los cólicos, la sensibilidad en los pechos, las náuseas y la diarrea.

Haz una charla especial en la que hables de lo que debe hacer cuando note el primer sangrado, poniendo especial atención en los diferentes productos de higiene femenina que hay y cómo debe usarlos. Habla sobre la importancia de cambiarlos de forma regular y de cómo encontrar los más adecuados para ella.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

Finalmente, es importante aclararle que la menstruación, incluyendo su duración y cantidad de flujo varía en cada caso, incluso en una misma persona puede cambiar en distintos meses, así que no debe preocuparse si su experiencia no es igual que la de sus amigas.

6. Enséñale a hacer un seguimiento 

Las niñas deben llevar un registro de sus ciclos menstruales desde el primer periodo, así que enséñale a registrarlo en un calendario o usando alguna aplicación en el celular.

Esto puede ayudarle a predecir cuándo comenzará su siguiente periodo y así evitar que la tome por sorpresa, además de que se pueden identificar posibles trastornos menstruales.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

7. Programa visitas médicas en ciertos casos

Hay casos en que se debe llevar a las niñas con el médico, especialmente si no han comenzado a menstruar antes de los 15 años, si tiene periodos antes de 21 días o cada 45, si el sangrado dura más de 7 días, si el flujo es demasiado abundante, si tiene sangrado entre períodos o si tiene dolores intensos.

Recuerda que hablar sobre la primera menstruación es fundamental para generar confianza en las niñas, para que afronten el momento con menos miedo, sepan cómo actuar y más tarde, externen dudas sobre otros temas como el inicio de la vida sexual.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo impacta un divorcio en los adolescentes

(con información de Mayo Clinic y Mejor con Salud)