publicidad

Jugar juntos hace a las familias más felices
Ser padres

Jugar juntos hace a las familias más felices

(Foto: Publimetro)

Nueve de cada 10 familias que juegan juntos habitualmente aseguran ser felices

Compartir momentos con la familia siempre trae cosas buenas, tanto para los hijos como los padres y ahora un estudio sugiere que jugar juntos hace a las familias más felices.

Jugar con la familia no solo ayuda a pasar momentos juntos, hace que los integrantes se conozcan mejor y convivan de una forma sana y armónica.

También lee: ¿Hay un mejor momento para perforar las orejas de los bebés?

Jugar juntos hace a las familias más felices

Un estudio realizado por Lego, informa que jugar juntos hace que las familias sean más felices, más cercanas y que estén menos estresadas”. El informe, además, asegura que existe una relación directa entre las horas que pasan jugando padres e hijos con la felicidad que dicen sentir, ya que nueve de cada 10 familias que juegan juntos habitualmente aseguran ser felices.

En el estudio participaron más de 13 mil padres y madres de nueve países diferentes.

(Foto: Ser padres)

Entre más tiempo pases con la familia más feliz eres

Ya sean juegos al aire libre, de rol, imaginativos, digitales o una mezcla de todos estos tipos, las familias que juegan regularmente son las más felices, se sienten menos estresadas y son más saludables.

El estudio establece una clara conexión entre los niveles de felicidad de las familias y el tiempo que pasan jugando juntos. Nueve de cada 10 familias que pasan más de cinco horas jugando juntos cada semana se describen a sí mismos como felices.

¿Qué sienten los padres y madres cuando juegan con sus hijos?

Nueve de cada 10 padres y madres escogen emociones positivas como felicidad, orgullo e inspiración cuando se les pregunta qué sienten cuando juegan junto a sus hijos. Pero no solo por el hecho de pasar tiempo junto a las personas que quieren, sino que afirman que jugar también es fundamental para su propia felicidad y que los hace sentir más relajados, con más energía y más creativos. De la misma manera, jugar fortalece las relaciones entre familiares, construye confianza y les ayuda a conocer mejor a sus hijos.

(Foto: Onco salud)

Beneficios de los niños que juegan con sus padres

Jugar de forma regular y compartir esos momentos ayuda a construir las principales habilidades y competencias de los niños, ya que éstas se empiezan a desarrollar en una edad temprana. El juego imaginativo y la construcción de juguetes, entre otros, son particularmente útiles para asegurar que estas habilidades continúan desarrollándose a medida que el niño se adentra en la edad adulta.

Jugar en familia reduce la ansiedad de los niños, ya que proporciona una forma segura de probar su futura personalidad, que poco a poco está emergiendo en ellos, y flexibiliza las facultades creativas, cognitivas y emocionales recién adquiridas.

Ocho de cada 10 niños apuntan que jugar les ayuda a desconectar y relajarse de la escuela.  Nueve de cada 10 dice que se sienten felices cuando sus padres están con ellos, lo cual se ve reflejado en el ámbito académico.

Jugar juntos hace a las familias más felices, tiene beneficios tanto para los padres como para los hijos, así es que no pierdas más tu tiempo y ponte a jugar con tus seres queridos, pronto verás resultados positivos.

Continua leyendo: Ser padre cambia el cerebro de forma sorprendente 

(Con información de: El País y Robotix)

publicidad

publicidad

publicidad