publicidad

Hombres que se convierten en padres son menos agresivos
Ser padres

Hombres que se convierten en padres son menos agresivos

(Foto: Ser Padres)

Cuando un hombre se convierte en padre su nivel de testosterona se reduce, lo que trae cambios en su comportamiento

Ser padre te cambia la vida, seguramente es una frase que has escuchado muchísimas veces, y es que no en vano se dice, pues diversos estudios demuestran que el cerebro del hombre que se convierte en padre cambia. Una de las investigaciones realizada por científicos de la Universidad de Northwestern, en Estados Unidos, revela que los hombres que se convierten en padres son menos agresivos.

Convertirte en padre o madre te cambia la vida en muchos sentidos, pero no solo eso, también modifica tu comportamiento de acuerdo al estudio mencionado.

También lee: Consejos para ayudar a hablar a tu bebé

Hombres que se convierten en padres son menos agresivos

El estudio realizado por científicos de la Universidad de Northwestern, en Estados Unidos reveló que la paternidad reduce los niveles de testosterona haciendo a los hombres más empáticos y menos agresivos, lo que los hace más aptos para la paternidad.

Este análisis asegura que no sólo las mujeres están biológicamente preparadas para ser madres, sino que también los hombres gracias a los cambios hormonales que tienen al llegar a esta etapa.

(Foto: Colegio Cedros del Norte)

Reducción de testosterona es una reacción biología

Los científicos encontraron que en cuando un hombre tenía un bebé sus niveles de testosterona bajaban sustancialmente.

Los participantes con bebés de menos de un mes de nacidos tenían niveles particularmente reducidos de la hormona.

También se notaron disminuciones importantes en los hombres que estaban más involucrados en el cuidado del bebé.

“Los humanos son inusuales entre los mamíferos porque sus descendientes dependen de otros individuos mayores para alimentarlos y protegerlos durante más de una década”, señala el profesor Cristopher Kuzasa, quien dirigió el estudio.

“Criar un bebé es un esfuerzo muy grande y por necesidad es una tarea conjunta. Y nuestro estudio demuestra que los padres humanos están biológicamente preparados para ayudar con la tarea”, agrega.

Según los investigadores, lo más interesante es que los hombres con los niveles más altos de testosterona son los que tienen más probabilidades de convertirse en padres. Sin embargo, una vez que nace el bebé el nivel de la hormona se reduce sustancialmente.

Cuidar a un bebé requiere de un ajuste emocional

“La paternidad y las exigencias de cuidar a un recién nacido requieren muchos ajustes emocionales, psicológicos y físicos” explica el doctor Lee Getler, coautor del estudio.

“Nuestro estudio indica que la biología de un hombre puede cambiar sustancialmente para ayudarlo a satisfacer esas exigencias”, agrega.

(Foto: Pinterest)

Los investigadores también creen que los niveles menores de testosterona podrían proteger contra ciertas enfermedades crónicas, y esto podría explicar, al menos parcialmente, porqué los hombres casados y los padres a menudo tienen mejor salud que los hombres solteros de la misma edad.

Continua leyendo: ¿El entrenamiento musical hace que los niños sean más inteligentes?

(Con información de: Vix y CNN)

publicidad

publicidad

publicidad