publicidad

Otros

Hidratación en niños, educación de los padres

El ejemplo de los padres es la principal recomendación para que los niños comiencen a tomar agua simple.

  • 13/12/2014
  • 18:53 hrs.

El agua es un nutrimento indispensable para vivir, es tan importante como la proteína o la grasa; sin embargo, no le prestamos mucha atención.

Además, es el elemento más abundante de nuestra dieta y de nuestro cuerpo “somos gran porcentaje de agua, la bebida más natural. Cuerpo y músculos, huesos y dientes también tienen agua. Siempre está en nuestras células”, agregó la nutrióloga certificada Angelita Marín. 
 
Alertó que “nuestros niños y adolescentes no están tomando suficiente agua, ocho de cada diez niños no toman suficiente agua”.
 
Los datos, dijo, son el resultado de la Encuesta Nacional de Salud 2012 “¿Qué beben los niños y adolescentes mexicanos?”, realizada por el Instituto Nacional de Salud de Cuernavaca.
 
Añadió que tres de cada diez ingiere agua simple, “otros líquidos sí, pero no agua”.
 
¿Para qué nos sirve tomar agua?
Marín explicó que el agua ayuda a eliminar toxinas a través de los riñones; transportar nutrimentos en la sangre; regular la temperatura corporal y volumen sanguíneo, medio en el que se llevan la mayor parte de las reacciones celulares del cuerpo.
 
Añadió también que es un componente esencial de líquidos del organismo como los jugos gástricos, la saliva, las lágrimas, entre otros.
 
Recordó que los padres deben ser el ejemplo para que los niños comiencen a beber agua natural, “si los niños nos ven beber agua, quieren hacerlo también, es fomentar el hábito desde pequeños para tener una cultura de hidratación desde pequeños”.
 
Por ello, expuso que beber agua es un hábito sano para estar bien, “una parte importante es estar bien hidratados con agua simple”.
 
Recomendaciones para beber agua
Aunque las condiciones para ingerir agua varían en cada persona y dependen de la edad, el clima y la actividad física para decir cuánta agua se necesita; sin embargo, las recomendaciones generales son ocho vasos de agua al día, 200 mililitros para adultos y 150 para niños; además se aconseja un mililitro de agua por cada caloría que se consuma.
 
Ejemplo: Los padres deben ser el ejemplo para los hijos.
Agua disponible: Tener agua en espacios visibles y sencillos de ubicar.
Ocho momentos del día fáciles de recordar: La comida, la hora de la tarea, después del ejercicio, será más fácil recordarlas.
Aumentar consumo de frutas y verduras: Aporta más agua al organismo.
Utilizar termos divertidos: Es una estrategia para que a los niños les llama la atención.
Llevar las botellas de  agua a las diferentes actividades.
 
Por último, la nutrióloga recomendó estar conscientes de todos los beneficios que aporta el agua al organismo.
 
“Es importante estar conscientes de las situaciones que se presentan cuando estamos deshidratados, porque el cuerpo deja de funcionar”, indicó.
 
Ya que, dijo, la sed es la primer señal de que falta agua en el cuerpo, “podemos vivir sin comer; sin beber, no”.

publicidad

publicidad

publicidad