publicidad

¿Has perdido al menos dos embarazos? Podría ser trombofilia
Embarazo y Bebé

¿Has perdido al menos dos embarazos? Podría ser trombofilia

Perder el embarazo dos veces o más se relaciona con la trombofilia. Foto: Pxfuel

Perder el embarazo al menos dos ocasiones antes de las 10 semanas de gestación, podría ser señal de trombofilia, un desorden de coagulación de la sangre

  • SUSANA CARRASCO
  • 10/08/2020
  • 14:25 hrs.

Las mujeres que sufren la pérdida de un embarazo constantemente pueden sentir mucha confusión, pues no saben qué es lo que hicieron mal o por qué por más que lo intentan, no se logra su sueño de ser mamá. Médicos advierten que, en algunos casos, todo se debe a que podrían padecer un problema de salud no diagnosticado llamado trombofilia.

La trombofilia en la mujer puede afectar al embarazo y si no se diagnostica y se trata oportunamente, tiene consecuencias tan graves como un aborto espontáneo o varios en poco tiempo.

Si has sufrido la pérdida de al menos dos embarazos en etapas tempranas de la gestación y no entiendes muy bien por qué ocurrió, conoce una de las posibles causas médicas y cómo puedes actuar al respecto para lograr ser mamá tan pronto como sea posible. 

Trombofilia causa pérdida del embarazo

La trombofilia es una enfermedad que forma parte de un grupo de desórdenes de la coagulación en el que se forman coágulos o trombos en el cuerpo y diversos estudios médicos sugieren que tienen una estrecha relación con la pérdida recurrente de embarazos. Hasta ahora, se ha identificado que la trombofilia puede ser genética o hereditaria y hace que la placenta sea insuficiente, provocando la pérdida del embarazo.

TAMBIÉN LEE: Beneficios de la masturbación en el embarazo

La trombofilia es un desorden de la coagulación de la sangre con tendencia a la hipercoagulabilidad, es decir, la formación de coágulos o trombos, que pueden ser totalmente asintomáticos, según dijo a Infobae la Dra. Adriana Sarto, especialista en hematología de la reproducción

En el embarazo, limita la función de la placenta ya que se forma un coágulo de sangre o trombo dentro de un vaso sanguíneo, en alguna arteria o vena que une a la mamá con el bebé. Se asocian con un mayor riesgo de complicaciones gestacionales, como:

-Aborto espontáneo recurrente antes de cumplir las 10 semanas de embarazo

-Muerte fetal intrauterina

-Parto prematuro

-Restricción de crecimiento intrauterino

-Desprendimiento prematuro de placenta

-Preeclampsia

La formación de coágulos y trombos en el embarazo causa también una inflamación que afecta el desarrollo normal del embrión debido a la mala irrigación sanguínea que no permite que lleguen las cantidades suficientes de nutrientes y oxígeno al feto.

¿Cómo se diagnostica?

Lo ideal es que la mujer embarazada tenga una historia clínica para saber si hay antecedentes de complicaciones relacionadas con la trombofilia, como la muerte fetal intrauterina en dos embarazos de menos de 10 semanas, un parto prematuro de menos de 34 semanas, la formación de coágulos u otros desórdenes de la sangre, casos de derrames cerebrales o hipercoagulación en la familia o antecedentes de preeclampsia severa. Posteriormente, será necesario hacer un análisis de sangre específico que debe ser realizado en laboratorios especializados en hemostasia para determinar si hay marcadores genéticos que causan trombofilia, ya que el estudio completo incluye alrededor de 16 determinaciones que deben ser solicitadas por el médico especialista.

Respecto al tratamiento, es importante destacar que no todas las mujeres que tienen esta condición hereditaria sufrirán abortos espontáneos, pero lo ideal es que ante el diagnostico, se inicie un tratamiento para prevenir cualquier problema con el desarrollo del bebé. Entre los medicamentos que suelen recomendarse para este padecimiento están aquellos que reducen la coagulación, como dosis mínimas de aspirina o inyecciones de heparina, un anticoagulante que está naturalmente en todos los tejidos del cuerpo.

Si una paciente tiene antecedentes de complicaciones en el embarazo relacionados con la trombofilia, como la muerte fetal o la muerte del bebé en el vientre en al menos dos ocasiones, la posibilidad de volver a padecerlo en los embarazos futuros es de hasta un 20%, por lo que es muy importante hacer los estudios correspondientes para iniciar con el tratamiento ideal.

SIGUE LEYENDO: ¿Por qué el cabello se cae en exceso después del parto? 


publicidad

publicidad

publicidad