publicidad

Es posible ser mamá aunque tengas ovario poliquístico
Embarazo y bebe

Es posible ser mamá aunque tengas ovario poliquístico

La cirugía denominada drilling ovárico, que se realiza en el IMSS, ayuda a las pacientes a poder cumplir con el sueño de embarazarse

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 02/09/2019
  • 13:53 hrs.

Ana María Amaya soñaba con ser madre, pero pensaba que tener ovario poliquístico era un impedimento para que pudiera formar una familia. Sin embargo, gracias a la técnica denominada drilling que permite estimular la ovulación espontánea, ella pudo cumplir su sueño. 

El síndrome de ovario poliquístico es un padecimiento hormonal que se caracteriza principalmente por alteraciones del ciclo menstrual y disfunción ovulatoria, con evidente incremento de hormonas sexuales masculinas (hiperandrogenismo). 

Carolina de Alba González, médico adscrita al Servicio Materno Fetal del Hospital de Ginecoobstetricia Número 3 del Centro Médico Nacional La Raza, explica que comúnmente este padecimiento se diagnostica en la edad reproductiva, principalmente  después de los 25 años, cuando las mujeres tienen dificultades para embarazarse o alteraciones menstruales más notorias.

Las mexicanas tenemos cierta predisposición genética para presentar este padecimiento, que tiene una prevalencia de 6% en el país. La especialista indica que se han identificado genes en algunos cromosomas, que predisponen mayor secreción de la hormona luteinizante que se produce en la hipófisis, genera cambios en el ovario, incrementa el número de folículos y mayor producción de andrógenos.

Además, los retrasos menstruales por meses e incluso años también se asocian con factores ambientales, como alta ingesta en carbohidratos y grasas. El sobrepeso, la obesidad y el sedentarismo también son otros de los factores de riesgo para esta enfermedad. 

También lee: ¿Cuántos partos puedes tener por cesárea sin riesgo?

Aunque no es curable, existen varios tratamientos dependiendo de lo que requiera la paciente, los cuales pueden ir de los seis meses a los dos años, como en el caso de Ana María. 

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)realizan la cirugía laparoscópica que ayudó a Ana a poder embarazarse. El procedimiento consiste en punciones en uno o ambos ovarios para estimular la ovulación espontánea y que se pueda embarazar.

El caso de Ana María era muy difícil. Ella buscó atención médica porque no podía embarazarse, pero presentaba otros de los síntomas característicos del síndrome de ovario poliquístico, como acné, voz grave, aumento de vellosidad en la cara, línea media del cuerpo, abdomen y zona interna de los brazos o muslos y alopecia.

Ella recibió un tratamiento integral de dos años, con expertos en nutrición y dietética, endocrinología, biología de la reproducción y ginecología. Asimismo, en el IMSS le ofrecieron diversas opciones y medicamentos para ovular, hasta llegar al drilling ovárico, con el que logró su embarazo

A poco más de un año del nacimiento de Arturo, Ana María destaca: “Ahorita no he tenido ningún síntoma, ningún problema, mi bebé está muy bien, gracias a Dios”.  

Por eso agradece a  los médicos del IMSS que le ayudaron a controlar el síndrome de ovario poliquístico y a poder cumplir su sueño de ser mamá. Padecer esta enfermedad no es un obstáculo para formar una familia, ya que existen opciones para tratarla.



publicidad

publicidad

publicidad