publicidad

¿Es normal tener el vientre duro en el embarazo?
Embarazo y Bebé

¿Es normal tener el vientre duro en el embarazo?

El vientre duro en el embarazo puede ser más notorio por las noches. Foto: PIXABAY

Tener el vientre duro en el embarazo puede ser más común de lo que se piensa y existen varias razones por las que ocurre

Muchas mujeres embarazadas notan que, en algunas ocasiones, su pancita se pone dura durante la gestación. ¿Se trata de algo normal o hay que preocuparse? Existen varias razones por las que se puede tener el vientre duro en el embarazo y a continuación te las explicamos a detalle.

Generalmente, el vientre duro en el embarazo surge como consecuencia de una contracción, pero también puede estar asociada a movimientos fetales y otras circunstancias específicas de cada etapa de la gestación.

(Foto: Pexels) 

Si te ha sucedido, no te alarmes, conoce todas las razones por las que ocurre y cuándo es necesario consultarlo con el médico.

Vientre duro en el embarazo

Para entender por qué se pone el vientre duro en el embarazo es fundamental que tomes en cuenta que todo dependerá del trimestre en que te encuentres, ya que eso puede determinar las causas.

-Trimestre 1

En el primer trimestre de embarazo, es normal sentir que el vientre se pone duro debido a la formación y crecimiento del bebé, lo que hace que el útero se estire.

Recuerda que el útero es un músculo fuerte que, al estirarse, hace una resistencia que se manifiesta con la sensación de un vientre duro. Esto es más frecuente en mujeres delgadas.

(Foto: Pexels) 

Otra causa del vientre duro en esta etapa es el rechazo del cuerpo hacia el embarazo. El útero genera contracciones para intentar vaciar el contenido, lo que puede acompañarse de sangrado vaginal y dolor constante. En esos casos se debe buscar ayuda médica inmediata.

TAMBIÉN LEE: 3 prácticas que pueden dañar la cadera de un bebé 

-Trimestre 2

En la mitad del embarazo, el vientre se pone duro en la mayoría de los casos debido a movimientos fetales. A partir de la semana 20, puede observarse que además de ponerse dura, la pancita se ve más redonda, lo que indica que el bebé empieza a moverse.

Si después de la semana 24 no notas estos cambios, debes consultar al médico pues podría indicar algunas complicaciones.

En caso de que estés esperando gemelos, debes estar más alerta porque de acuerdo con Guía Infantil, las fibras del músculo uterino estarán más sensibles y pueden generar contracciones fácilmente intentando sacar a los bebés antes de tiempo.

(Foto: Pixabay) 

También es importante considerar que, si estás pasando por una enfermedad viral en el embarazo, como un resfriado o una infección vaginal, la sensación de panza dura puede permanecer hasta que se controla el problema, pero debe vigilarlo el especialista.

-Trimestre 3

En la recta final del embarazo es común percibir el vientre duro debido a las contracciones de Braxton Hicks, que ocurren debido a que el útero intenta acomodar poco a poco al bebé para el parto. Lo normal es que no causen dolor ni otras molestias.

Si hay dolor rítmico que va en aumento, pérdida de moco y sangre, así como contracciones, entonces es señal de que el momento de alumbramiento llegó.

(Foto: Pixabay) 

Lo que no debes hacer

Algunas mujeres que sienten el vientre duro en el embarazo optan por acariciar su pancita para intentar reducir la sensación, pero sin saberlo, estimulan aún más la contracción, pues las fibras uterinas se irritan y están más susceptibles.

Por ello, se aconseja no acariciar la panza cuando se siente dura, ya que, aunque resulta placentero de momento, en realidad es contraproducente, especialmente si el parto todavía no debe ocurrir.

(Foto: Pixabay) 

Tener el vientre duro en el embarazo generalmente es algo normal, siempre y cuando no se acompañe de otros síntomas como sangrado vaginal o dolor intenso. Puede que percibas más la sensación de dureza por las noches cuando estás acostada, pero no debes alarmarte. Tampoco si hay un poco de molestia en la ingle o la entrepierna, pues se involucran ligamentos de esa zona.

Alte cualquier duda, consulta siempre con el médico.

SIGUE LEYENDO: 7 consejos para recuperarse más rápido de una cesárea 

(Con información de Guía Infantil y Bebés y más)


publicidad

publicidad

publicidad