publicidad

¿Es necesario ayunar antes del parto o cesárea?
Embarazo y Bebé

¿Es necesario ayunar antes del parto o cesárea?

Ayunar antes del parto o cesárea podría prevenir una broncoaspiración, aunque según los expertos, dependerá de cada caso

  • SUSANA CARRASCO
  • 29/11/2019
  • 12:07 hrs.

Uno de los requisitos que la mayoría de los hospitales piden a las mujeres antes del nacimiento de su bebé es que no consuman alimentos ni bebidas varias horas antes del parto pero, ¿realmente es necesario ayunar antes del parto o cesárea?

Algunas mujeres han realizado campañas en redes sociales alegando que el ayuno antes del parto es violencia obstétrica, por ello, te decimos lo que dicen los expertos al respecto.

Ayunar antes del parto o cesárea

La mayoría de los hospitales pide a las mujeres no comer nada antes del parto o cesárea, ¿por qué?

Los médicos señalan que esta medida es necesaria debido a que si el obstetra necesita hacer una cesárea de emergencia, tendrá que poner anestesia general y el tener el estómago lleno puede causar vómito.

Como la anestesia nos pone inconscientes, el vómito puede irse a los pulmones y es imposible expulsarlo porque no podemos toser, lo que nos pone en riesgo de una broncoaspíración.

De acuerdo a la Revista Española de Geriatría y Gerontología, cuando una persona sufre de broncoaspiración se obstruyen las vías respiratorias con el vómito y la saliva, llegando a causar la muerte por asfixia.

No obstante, existen nuevos estudios que señalan que es posible que las mujeres puedan tener una comida liviana antes del parto sin ningún riesgo en los casos en los que no haya complicaciones durante el nacimiento del bebé. 

TAMBIÉN LEE: 10 síntomas peligrosos en el embarazo 

La Revista Española de Anestesiología y Reanimación señala en un informe publicado en 2015 que siempre y cuando se consuman alimentos ligeros o líquidos, no hay ningún peligro por comer hasta dos horas antes del parto o cesárea.

"La mayoría de las mujeres sanas se beneficiarían al comer una comida ligera durante el trabajo de parto", se lee en el informe.

En los casos de parto natural la anestesia que se aplica suele ser la epidural, la cual solo adormece una parte del cuerpo pero no nos deja inconscientes, por lo que el riesgo de ahogamiento es mínimo.

Por su parte, la Dra. Jennifer Milosavljevic, especialista en obstetricia y ginecología del sistema de salud Henry Ford en Detroit, explica que en su propia experiencia profesional, la mayoría de las embarazadas pueden ingerir una dieta líquida durante el trabajo de parto sin ningún problema. 

¿Qué es una dieta líquida? La especialista señala que en esta dieta previa al parto se incluyen agua, jugo de manzana y uva sin pulpa, té, café negro, así como caldos y gelatina.

No se han observado efectos adversos por tomar líquidos antes del parto y de hecho la experta explica que en algunos casos, las mujeres tienen permitido tomar pequeños sorbos de agua o chupar cubos de hielo para calmar la sed.

Algunos estudios han demostrado también que la falta de comida antes del nacimiento del bebé podría estar asociado con un trabajo de parto más prolongado y doloroso.

Por supuesto que hay mujeres que preferirán no comer nada antes del parto y eso también debe respetarse.

Lo que hay que destacar es que no existen suficientes evidencias científicas que respalden el hecho de que es necesario tener ayuno antes del parto o cesárea, pero es importante que tomes en cuenta los posibles riesgos de broncoaspiración y también que podrías tener ganas de ir al baño justo en el momento del parto, lo que podría ser incómodo y hasta vergonzoso.

Habla con el médico sobre tu futuro parto y valora junto con él los pros y los contras de comer o tomar algo ligero antes del nacimiento de tu bebé, ya que podrás hacerlo dependiendo de si tu parto es de bajo riesgo o si por el contrario, será necesaria una cesárea

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo afecta una episiotomía tras el parto?


publicidad

publicidad

publicidad