publicidad

El gobierno mexicano no toma en serio la atención a las demencias
Tercera Edad

El gobierno mexicano no toma en serio la atención a las demencias

Las personas con demencia son particularmente vulnerables al covid-19

El 62% de los médicos no creen que se trate de una enfermedad lo que hace que los afectados incluso consideren el suicidio: experta

  • Alicia Ortiz Rivera
  • 07/09/2020
  • 14:41 hrs.

Pese al notable incremento de casos de demencia a nivel global, el 62% de profesionales de salud no creen que se trate de una enfermedad, y en México, si bien se tiene un Plan Nacional para atender estos casos, en la realidad no recibe ningún financiamiento, lo que ha llevado a familiares con pacientes afectados a plantearse el suicidio, alertó la Directora Ejecutiva de Alzheimer´s Disease International, Paola Barbarino.

Y en una situación de pandemia como la que vivimos ahora, personas con demencia han sido particularmente vulnerables. En Canadá y Australia, del total de fallecidos por covid-19, el 66% tenía demencia.


Al inaugurar el Congreso Internacional Virtual de la Federación Mexicana de Alzheimer (FEDMA), la representante de la organización que integra a organizaciones de la sociedad civil, que opera a nivel mundial en pro de una mejor calidad de vida para los pacientes con demencia, sus cuidadores y familias, destacó que hay gobiernos que no están tomando con seriedad el problema de las demencias que afectan a la población, la cual ha sido especialmente vulnerable en el contexto de la pandemia por covid-19

Hay 50 millones de personas con demencia en el mundo

Informó que se realizó una encuesta mundial en la cual se encontró que en un mundo con unos 50 millones de personas con demencia, y unas 200 millones afectadas por el impacto de la enfermedad, el reporte "más conmovedor", dijo la especialista, vino de México, donde se reportan casos de pacientes que al recibir el diagnóstico y no tener a quien acudir, han considerado el suicidio. Tal fue el caso de una mujer que lo pensó para ella y para su esposo, "lo que mostró lo poco que está haciendo el gobierno de México para apoyar a la población que vive con demencia y sus familias", advirtió Barbarino.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué la gente habla más lento cuando envejece? 

Como parte de esa encuesta se detectó que 62% de los médicos no consideran a la demencia como una enfermedad, sino como parte del proceso normal de envejecimiento. La especialista consideró que eso no es verdad y que hay una diferencia muy grande entre el cerebro de una persona que envejece normalmente y el de una persona afectada por una demencia.

Y al referirse a la vulnerabilidad que han padecido estos pacientes por covid-19, mencionó que en  Italia y el Reino Unido, de la población que ha muerto a causa de la pandemia, el 22 y 25 por ciento, respectivamente, han sido pacientes con demencia. Este indicador alcazó el 66% en Canadá y Australia.

Se ha avanzado en la detección de factores de riesgo que inciden en el deterioro cognitivo

El congreso es parte de las actividades del "Mes del Alzheimer", a partir de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) designó el día 21 de este mes como la fecha dedicada a visibilizar la gravedad del daño que a nivel global está ocasionando el avance de las demencias. El lema: "Hablemos de demencia: prevención, cuidado e inclusión", que congrega a organizaciones internacionales a convocatoria de la FEDMA, nació en Latinoamérica, donde la Organización Panamericana de la Salud ha impulsado una campaña intensiva sobre esta problemática.

En este encuentro participan especialistas, investigadores, organizaciones e instituciones de más de 10 países, que trabajan en la búsqueda de alternativas para el diagnóstico temprano de las demencias, el desarrollo de medidas preventivas y de tratamientos que permitan mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados, sus cuidadores y familias.

El Dr. Luis Miguel Gutiérrez Robledo, director del Instituto Nacional de Geriatría, destacó que se ha avanzado en la identificación de factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas, como la diabetes y el sobrepeso, que se ha vinculado claramente al deterioro cognitivo, por lo que se requiere reforzar las medidas para neutralizarlos. "Tenemos mejores condiciones para el control de riesgos y para mejorar la calidad de vida", lo que implica una perspectiva esperanzadora para procurar un envejecimiento saludable de la población en México.

Hay nuevos medicamentos pero se requiere financiamiento del gobierno

Paola Barbarino indicó que próximamente saldrán al mercado tres compuestos que pueden constituir tratamientos efectivos para el alzheimer; sin embargo, para promover su utilización se requieren procesos educativos pues se trata de moléculas que no sirven a todos los pacientes por igual. Y si no se cuenta con financiamiento por parte de las autoridades en el caso de México, se puede perder la oportunidad de su utilización y de impulsar la innovación en este campo, afectando a importantes núcleos de población.

Instó a las organizaciones mexicanas a trabajar unidas para cabildear e impulsar la liberación de fondos para el plan nacional contra las demencias, a fin de evitar que cada vez más personas caigan en la deseperación y depresión. México, dijo, tiene estupendos especialistas y organizaciones que trabajan muy bien a nivel local, pero el abordaje de un problema tan grande, en una sociedad tan compleja, implica la intervención decidida a nivel gubernamental, para el impulso de una política pública que potencia la acción comprometida que ya están haciendo las ong´s del país.

SIGUE LEYENDO: 5 síntomas en los adultos mayores que nunca deben ignorarse


publicidad

publicidad

publicidad