publicidad

¿El consumo de alcohol ayuda a producir más leche materna?
Embarazo y Bebé

¿El consumo de alcohol ayuda a producir más leche materna?

Las creencias sugieren que tomar alcohol aumenta la producción de leche materna. Foto: Wendy Wei en Pexels

Aunque es muy popular la idea de que tomar alcohol al amamantar puede ayudar a producir más leche materna, la ciencia indica lo contrario

  • SUSANA CARRASCO
  • 06/08/2020
  • 13:58 hrs.

Uno de los mitos más extendidos sobre la lactancia indica que el consumo de bebidas alcohólicas, específicamente de cerveza, pueden ayudar a producir más leche materna en caso de que la mujer perciba que no está teniendo las cantidades suficientes para alimentar al bebé, pero ¿qué dice la ciencia al respecto?

Durante generaciones, las abuelas nos han dicho que la mejor forma de hacer que "la leche baje" en mayores cantidades es tomando al menos una cerveza, pues se cree que no se causará ningún daño al bebé con ello.

No obstante, investigaciones apuntan a que eso podría no ser del todo cierto y que, por el contrario, amamantar y consumir alcohol no deben mezclarse en ninguna circunstancia. Conoce las razones y cuáles son las opciones verdaderamente saludables para tener más leche materna.

¿El alcohol ayuda a producir más leche materna?

Todo lo que la madre consuma durante el periodo de lactancia puede tener un impacto en la calidad de la leche materna, lo que incluye al alcohol. Al respecto, la American Academy of Pediatrics, explica que el consumo de bebidas como la cerveza NO aumenta el suministro de leche, al contrario, la disminuyen y los bebés la toman en promedio un 20% menos de lo que deberían.  

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué un bebé pide pecho constantemente? 

De hecho, se ha encontrado que el alcohol puede cambiar el sabor de la leche materna y puede hacer que el bebé rechace el pecho, lo que lo pone en riesgo de desarrollar mayores problemas de salud al no obtener todos los beneficios de la lactancia. Por su parte, Mayo Clinicadvierte que no hay nivel de alcohol en la leche materna que se considere seguro para un bebé, así que tomar "poquito" no está justificado.

El alcohol pasa directamente a la leche materna en concentraciones similares a las que se encuentran en el torrente sanguíneo y aunque un bebé está expuesto a solo una fracción del alcohol que consume su madre, solo elimina la mitad de la proporción de lo que lo hace un adulto. Los bebés que amamantan leche con alcohol están en riesgo de un desarrollo motor deficiente.

Formas más seguras de aumentar la leche materna

Los senos producen leche materna en respuesta a la succión del bebé, lo que significa que cuanto más amamantes al pequeño, mayores cantidades de leche se producirán. Si quieres aumentar la producción de leche materna, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., comparte los siguientes consejos:

-Aplicar masajes y compresión en los pechos diariamente.

-Ofrecerle al bebé ambos senos en cada sesión de lactancia.

-Asegurarse de vaciar los senos en cada toma del bebé para evitar que se acumule la leche (podrás saberlo al sentir los pechos más blandos).

-Extraer leche después de amamantar en caso de que no se hayan vaciado los pechos.

Recuerda que también debes tomar cantidades suficientes de agua para que tu cuerpo pueda producir la leche materna, así que hidrátate bien todos los días. No es necesario tomar atoles ni mucho menos cerveza, el agua simple es suficiente para lograr el efecto deseado.

¿Qué precauciones debo seguir si tomé un poco de alcohol?

Si eliges tomar alcohol durante la lactancia, lo cual no es recomendado, debes evitar darle el pecho al bebé hasta asegurarte de que haya desaparecido completamente de tu cuerpo y de la leche materna. Esto puede llevar de dos a tres horas para una cerveza con un nivel de alcohol del 5% o una copa de vino.

Lo mejor es que si tienes planes de beber, lo hagas justo después de amamantar o de extraer la leche y nunca antes de hacerlo, pues así tu cuerpo tendrá el mayor tiempo posible para eliminar el alcohol antes de la próxima toma del bebé.

Recuerda que la leche materna es la mejor forma de alimentar a un recién nacido y se recomienda mantenerlo por lo menos en los primeros seis meses de vida. El alcohol no aporta ningún beneficio para la producción de la misma y si quieres que tu bebé crezca sano y bien, lo mejor es que evites estas bebidas hasta finalizar el periodo de lactancia.

SIGUE LEYENDO: 7 señales para saber si un bebé está bien alimentado con leche materna


publicidad

publicidad

publicidad