Desnutrición y sobrepeso en el embarazo; tu hijo podría desarrollar estas enfermedades
Embarazo y Bebé

Desnutrición y sobrepeso en el embarazo; tu hijo podría desarrollar estas enfermedades

La doble carga de la desnutrición es un problema de salud pública

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 16/12/2019
  • 13:58 hrs.

Hasta hace algunos años la desnutrición y el sobrepeso se veían como polos opuestos; sin embargo, los estudios que se han llevado a cabo a nivel mundial ahora hablan de una doble carga de la desnutrición, que muestran una relación entre ambos factores y el desarrollo infantil, lo que a largo plazo eleva el riesgo de padecer enfermedades no transmisibles como diabetes.  

La revista científica The Lancet publicó el informe La doble carga de la desnutrición, en el que analiza el impacto de estas problemáticas en la salud, en la economía y en el desarrollo. 

En el texto se destaca que “los efectos de la doble carga de la desnutrición sobre la salud incluyen aquellos asociados con la desnutrición, como el desarrollo infantil deteriorado y una mayor susceptibilidad a enfermedades infecciosas, y el sobrepeso, especialmente en términos de un mayor riesgo de grasa visceral añadida y de enfermedades no transmisibles”.

Los investigadores que colaboran en el informe destacan que la desnutrición tiene un denominador común, que consiste en que los sistemas alimentarios no proporcionan a todas las personas dietas saludables, seguras, de un costo accesible y sostenibles. 

Uno de los aspectos clave es que tanto la desnutrición como la obesidad intergeneracional tienen un impacto negativo en el bebé desde antes de nacer, lo que en un futuro puede causar que sea más propenso a padecer otras enfermedades no transmisibles. 

También lee: Jugos en diabetes: ¿Sí o no? Experta responde 

En el informe se resalta que muchas poblaciones de países de bajo y mediano desarrollo padecen desnutrición crónica, lo que a su vez representa ciclos intergeneracionales de desventaja

“La desnutrición materna compromete el crecimiento fetal y aumenta el riesgo de bajo peso infantil, retraso en el crecimiento y deficiencia de micronutrientes”, indica. 

Lo mismo sucede si la embarazada tiene sobrepeso, ya que la obesidad materna se asocia con una elevada adiposidad fetal, en especial si también se presenta diabetes gestacional.

“En términos más generales, una gran cantidad de nutrición en la vida temprana (mayor aumento de peso gestacional, mayor peso al nacer, aumento de peso postnatal más rápido) se asocia con un mayor riesgo de obesidad, adiposidad abdominal y resistencia a la insulina en la edad adulta”, se detalla. 

Los investigadores explican que la doble carga de la desnutrición “está fuertemente asociada con el riesgo de enfermedad no transmisible. El bajo peso al nacer, el retraso en el crecimiento infantil y el desgaste de todos los componentes agotados de la capacidad metabólica, mientras que el sobrepeso y las exposiciones ambientales poco saludables exacerban la carga metabólica”. 

Recuerda que si quieres tener un bebé saludable es importante cuidar su alimentación principalmente en sus primeros mil días de vida, la lactancia materna es fundamental para que tu hijo tenga un desarrollo pleno. 

Aunque terminar con la doble carga de la desnutrición corresponde en gran parte a los gobiernos, que deben realizar acciones concretas para prevenir el sobrepeso y la mala nutrición, como población también podemos actuar mejorando nuestros hábitos alimenticios, ya que esto te beneficiará a ti y será un parteaguas para las siguientes generaciones.


publicidad

publicidad

publicidad