publicidad

¿De qué se trata el dolor por crecimiento en niños y cuándo es grave?
Ser padres

¿De qué se trata el dolor por crecimiento en niños y cuándo es grave?

Foto: Piqsels

Aunque se cree que no es algo real, especialistas señalan que el dolor por crecimiento en niños es muy común y debe vigilarse

  • SUSANA CARRASCO
  • 24/07/2020
  • 13:19 hrs.

¿Has escuchado sobre el dolor por crecimiento? Es común en los niños y aunque algunos creen que no causa dolores reales, la ciencia ha demostrado que sí lo son y pueden causar molestias principalmente por la noche. Son normales la mayoría de las veces, pero otras, podrían alertar afecciones importantes.

Si tienes niños en casa, es fundamental que te mantengas al tanto de estos dolores, cómo reconocerlos y, sobre todo, cómo diferenciarlos de problemas de salud más graves.

No existe un tratamiento específico para los dolores de crecimiento, pero es posible hacer que los niños se sientan más cómodos siguiendo algunas recomendaciones que te explicaremos a detalle en los siguientes párrafos. Toma nota.

Dolor por crecimiento en niños

La American Academy of Pediatrics indica que el dolor por crecimiento en niños es una molestia real que, en la mayoría de los casos, se presenta durante la noche. Se trata de dolores agudos y punzantes en las piernas, que llegan a ser lo suficientemente fuertes como para impedir que el niño duerma bien. Entre el 25 y el 40% de los niños entre 3 y 5 años los sufren y hay casos en que entre los 8 y 12 años los vuelven a experimentar.

TAMBIÉN LEE: Guía para prevenir los accidentes en niños y bebés más comunes en casa

Estos dolores se describen como una punzada o palpitación en la pierna, frecuentemente en la parte delantera de los muslos, las pantorrillas o detrás de las rodillas que viene y se vea. Pueden afectar ambas piernas y algunos niños sienten también dolor abdominal o en la cabeza. Lo normal es que las molestias comiencen al final de la tarde o al principio de la noche, desapareciendo por la mañana.

Aunque se dice que es un dolor por crecimiento, no ocurren precisamente cuando el niño crece ni cuando da el famoso "estirón", Mayo Clinic indica que podría estar vinculado con el exceso de actividad que los niños suelen hacer durante el día, pues usan demasiado las piernas para correr, escalar y saltar, lo que puede ser muy duro para el sistema musculoesquelético inmaduro del pequeño.

¿Cuándo debemos preocuparnos?

El dolor por crecimiento en niños es algo normal que no debe alertar a los padres, salvo en algunas ocasiones, especialmente cuando las molestias son persistentes en las extremidades y el dolor se presenta con otros síntomas como:

-Inflamación o sensibilidad en las articulaciones

-Fiebre

-Sarpullido

-Cojear o tener debilidad en una pierna

-Pérdida del apetito

-Debilidad o fatiga

En esos casos lo mejor es acudir inmediatamente con el médico, porque podrían ser señales de otros problemas graves como la artritis juvenil, la enfermedad de Lyme u otras raras afecciones incluyendo el lupus, escleroderma, fibromialgia, entre otras, donde será necesaria la atención de un especialista.

Afortunadamente la mayoría de los niños con dolor por crecimiento no presenta complicaciones y es posible mejorar las molestias con algunas terapias simples como los masajes en la zona donde hay molestias, la aplicación de compresas calientes o ayudar al niño a estirar y doblar el área suavemente hasta que las pulsadas disminuyan. Presta mucha atención a la reacción del pequeño ante estos métodos, ya que lo normal es que haya alivio y no sienta más dolor cuando lo tocas.

Nunca ignores a tu hijo si te dice que tiene dolor por crecimiento, recuerda que es un problema real y los niños necesitan del consuelo, caricias y atención de sus padres para sentirse mejor.  

SIGUE LEYENDO: Síntomas de alergia a las picaduras de insectos en niños y bebés



publicidad

publicidad

publicidad