publicidad

¿De qué depende el tamaño y forma de la panza de una embarazada?
Embarazo y Bebé

¿De qué depende el tamaño y forma de la panza de una embarazada?

(Foto: Pexels)

La panza de la mujer embarazada no tiene nada que ver con el sexo del bebé

El embarazo es una etapa de cambios para la mujer, tanto emocionales y físicos, uno de los cambios más evidentes es el aumento de la panza, pero, ¿de qué depende el tamaño y forma de la panza de una embarazada? A continuación te lo decimos.

Hay personas que creen que según la forma de la barriga de la mujer embarazada se puede predecir el sexo del bebé. Que si es picuda es niño y si es redondita será niña. Sin embargo, esto solo es un mito, ya que no tiene nada que ver la forma y el tamaño de la panza de la embarazada con el sexo del bebé por nacer.  

También lee: Las frutas más beneficiosas durante el embarazo

¿De qué depende el tamaño y forma de la panza de una embarazada?

Cada embarazo es un mundo, y cada panza es diferente porque cada mujer es diferente. Incluso una misma mujer puede tener distintas formas de panza en casa uno de sus embarazos, independientemente del sexo del bebé.

El tamaño y forma dependen de diferentes circunstancias, te decimos cuáles:

El útero

El útero es un músculo, por lo tanto la forma y el tamaño que adquiere la panza está directamente relacionado con el tono uterino y el los músculos que recubren el útero.

Si la mujer tiene músculos abdominales tonificados, la barriga será más plana y alta, pues estos sujetan el peso del útero a medida que el bebé crece. En cambio, si los músculos abdominales están flácidos, el útero se desvía hacia delante y la panza se ve más sólida.

(Foto: Pexels)

Embarazos anteriores

También tiene que ver si la mujer ha tenido o no embarazos anteriores. Con el segundo bebé, la barriga se nota antes que con el primero, y a medida que aumentan los embarazos, el músculo uterino se va distendiendo haciendo que la barriga se vea más ancha.

(Foto: Pexels)

Ubicación de la placenta

La ubicación y el tamaño de la placenta es otro de los factores que determinan la forma y el tamaño de la panza. Si está ubicada en la cara anterior del útero, es decir por delante del bebé, la panza suele ser más redondita, mientras que si está ubicada en la cara posterior del útero, la pancita puede tener una forma más irregular.

(Foto: Pexels)

La posición del bebé

Desde luego, cómo esté colocado el bebé dentro de la panza, también influye en la forma y el tamaño. Si está colocado en la parte posterior del útero, la panza se ve menos abultada. Pero si está colocado transversalmente, la barriga se ve claramente más ancha que alta. Si el feto se pone de pie, la panza está más plana, y si se coloca cabeza abajo, parece más picuda.

(Foto: Pexels)

Embarazo único o gemelar

En los embarazos de dos o más bebés, lógicamente el tamaño de la barriga es mayor, y la forma de la barriga es más redonda.

(Foto: Pexels)

Cantidad de líquido amniótico

No todas las mujeres tienen la misma cantidad de líquido amniótico, la cantidad de este, también influye en el tamaño de la panza.

Continua leyendo: ¿Por qué sangra la nariz durante el embarazo?

(Con información de: Bebés y más y Ser padres)

publicidad

publicidad

publicidad