publicidad

¿Cuándo fue la última vez que jugaste con tus hijos?
Ser padres

¿Cuándo fue la última vez que jugaste con tus hijos?

Jugar diario con tus hijos hace que sean más felices y mejora su concentración

  • 28/03/2017
  • 19:14 hrs.
Tener un hijo es una de las responsabilidades más grandes y al mismo tiempo una alegría incomparable, cuidarlos, verlos crecer y reír, pero sobre todo pasar tiempo con ellos jugando es algo que no se puede comparar con nada.

Aparte de que estas experiencias nos llenan de alegría, el jugar con ellos diario aunque sea un periodo corto los puede beneficiar de muchas formas ya que ayuda a estimular su comportamiento empático y aumenta sus niveles de tolerancia.

Creando ambientes de película en la sala, jugar a las escondidas, con su juego de té, no importa la actividad, pasar el tiempo con ellos de esta manera los ayuda en muchos aspectos.

La pedagoga Inma Marín miembro del Observatorio del Juego Infantil de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), asegura que bastan unos pocos minutos diarios de juego familiar para que los niños empiecen a conseguir todos los beneficios que proporciona esto.

¿Cuánto tiempo pasan los padres con sus hijos en México?


Según un estudio reciente el 90% de los padres y el 81% de las madres en México dedican poco tiempo a esta actividad.

Hay una gran número de padres que trabaja y le dedica más tiempo a esta actividad profesional que a su familia, por múltiples factores, pero aquí una lista para animar a los padres a pasar más tiempo con sus hijos

El juego familiar



  • Fomenta la autoestima y las relaciones interfamiliares: El juego representa algo único para la interacción entre padres e hijos que promueve el aprendizaje y la autoestima tanto en padres como en hijos.

  • Aumenta el control emocional: A través del juego los niños aprenden a influir en los otros y también a regular y controlar sus emociones y a reconocer la de los demás.

  • Fomenta la creatividad infantil y el éxito escolar: Jugar estimula la imaginación de los niños ya que el ambiente que se establece las interacciones de los padres con los hijos, permite relacionarse de manera creativa con el mundo lo que le ayuda a acceder a la vida cultural, está comprobado que los niños con mayor imaginación son menos agresivos.

  • Favorece la atención de tus hijos: Jugar mantiene alerta su cerebro y por lo tanto su capacidad de atención mejora de una manera evidente.

  • Promueve la popularidad y la competencia social: los niños que mantienen una relación buena con sus padres tienden a socializar más y por lo tanto sus relaciones en la escuela son mayores, gracias a esto pueden hacer amigos de una manera más sencilla.

  • Jugar es pasar tiempo de calidad: Tienes que entender como padre que el que tu hijo este jugando e incluso jugar con él no es tiempo perdido, al contrario todo lo que tu hijo escucha de ti y ve es lo que más adelante pondrá en práctica.

  • Potencia la actividad infantil: el crear recuerdos buenos hace que en un futuro los niños rememore esos momentos en los que jugaste con él, almacenando esas gratas experiencias.

  • Incrementa la felicidad infantil: el jugar con tus hijos puede hacer que en largo plazo no sufra de problemas emocionales.


Juega para una unión familiar


El juego en familia es una de las bases para conseguir una verdadera unión familiar y es el momento idóneo para que le muestres a tus hijos lo importante de los valores y virtudes necesarias para la vida de adulto como:

  1. Respeto

  2. Colaboración en equipo

  3. Empatía

  4. Paciencia y la seguridad


El juego y su impacto en la sociedad


Jugar es fundamental para el desarrollo cognitivo del niño ya que se involucran acciones como aprendizaje motriz esencial en el complejo manejo de los conceptos, pensamientos y resolución de los problemas.

El componente social de este es altamente importante y los padres tienen un papel fundamental ya que son el medio por el que los niños comienzan a relacionarse.

Consejos


Siempre que juegues con ellos debes recordar estos puntos:

  1. Ponte a su altura: Cuida estar siempre a su nivel en este momento lo que menos quieren tus hijos es una pose de mando

  2. Respeta su tiempo de juego: ya que estés jugando con él recuerda que el tiempo no importa, pueden ser minutos o mucho más, es importante que no lo apresures o lo dejes en medio juego.

  3. Participa: no seas un espectador, participa en sus actividades.

  4. Deja que sea el protagonista: permite que ellos sean los protagonistas de sus historias y no obstruyas su habilidad de pensar, ellos deben llevar el juego.


La verdad es que después de un duro día en el trabajo resulta un poco cansado pasar tiempo de calidad con ellos, pero esos minutos de juego que compartes con ellos, provocarán un bienestar en sus hijos.

Te puede interesar: Daños que causan los padres tóxicos

publicidad

publicidad

publicidad