publicidad

¿Con qué frecuencia una pareja debe hacer el amor para un embarazo?
Embarazo y Bebé

¿Con qué frecuencia una pareja debe hacer el amor para un embarazo?

Foto: tomada de la web

Hacerlo todos los días o solo el día de ovulación no es lo más efectivo, conoce la frecuencia ideal para hacer el amor y lograr el embarazo

  • SUSANA CARRASCO
  • 05/06/2020
  • 13:21 hrs.

Cuando una pareja busca concebir puede caer en el error de pensar que deben tener intimidad varias veces al día o aguantarse hasta el día de ovulación, sin embargo, expertos ginecólogos señalan que existen muchos mitos sobre la frecuencia con que se debe hacer el amor para lograr el embarazo.

Lo cierto es que se deben tomar en cuenta muchos aspectos antes de comenzar con la búsqueda de un bebé, pues no solo depende de tener los encuentros sexuales ideales.

Hay que revisar que no se tengan hábitos que dañen la calidad del semen o que alteren el ciclo menstrual normal de la mujer y, sobre todo, se debe tener cuidado de no tener un exceso de relación sexuales o una falta de las mismas.

Mitos de la frecuencia al hacer el amor para un embarazo

Algunas parejas pueden pensar que es necesario hacerlo todos los días para garantizar que en el momento de la ovulación, la mujer tenga en su cuerpo suficiente esperma para que ocurra la fertilización. No obstante, hacer el amor todos los días puede no ser la mejor idea, porque se daña la calidad del semen. Si bien es cierto que cuanto más eyacule un hombre, más movimiento tiene el esperma y disminuye la fragmentación del ADN espermático, no significa que el sexo diario sea la respuesta.

De acuerdo a la Dra. Yolanda Paisano, especialista de la Unidad de Reproducción del Hospital Príncipe de Asturias, "las relaciones sexuales todos los días no conceden al testículo el tiempo suficiente para que vuelva a producir tantos espermatozoides. Desde el punto de vista reproductivo, no existe necesidad".

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo saber que estoy ovulando? 

Entonces, ¿hay que tener sexo solo el día de la ovulación? Esta tampoco es una opción pertinente, ya que cuanto mayor tiempo se tenga de abstinencia, mayor el riesgo de roturas o lesiones del material genético en el esperma, tal como lo afirma Koldo Carbonero, presidente de la sección de esterilidad e infertilidad de Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. Por otro lado, pensar que así se acumula más cantidad de semen también es erróneo, porque lo único que se consigue es que sea de mala calidad.

"Una muestra de semen después de cinco días de abstinencia puede suponer una disminución de los parámetros de calidad seminal", señala el ginecólogo Enrique Pérez de la Blanca, jefe del servicio de Reproducción Asistida del Hospital Quirónsalud Málaga.

¿Entonces cuál es la cantidad de sexo ideal?

La frecuencia óptima para lograr el embarazo es ir alternando los encuentros sexuales desde el día 10 al 14 del ciclo menstrual de la mujer, pues es cuando hay más posibilidad de que se produzca la ovulación.

Al respecto, Francisca Molero Rodríguez, codirectora del Instituto de Sexología de Barcelona, señala que hay que tener en cuenta que el óvulo está receptivo durante 48 horas y los espermatozoides viven fuera de los testículos hasta 72 horas. Al tener sexo en días alternos, es decir, un día si y otro no, se abarcan todas las posibilidades de embarazo del ciclo.

Otro punto que no se debe descuidar es estar pendientes del calendario para saber bien cuáles son los días más fértiles. En ese sentido, los ginecólogos señalan que las probabilidades de concebir son mucho más altas el día anterior a la ovulación, sin embargo, no siempre es posible saber con exactitud el día, por lo que la recomendación es tener intimidad en cuanto la mujer tenga un flujo vaginal similar a la clara de huevo.

No olviden el placer

Además de la frecuencia con que se debe hacer el amor para lograr el embarazo, también se debe procurar que haya mucho placer y no solo estrés por hacerlo en los días cercanos a la ovulación. Hay que señalar que una pareja saludable solo tiene un 30-32% de posibilidades de concebir, por lo que se debe tener paciencia en caso de no lograrlo en los primeros intentos.

Sin importar que se esté buscando un embarazo, no se debe olvidar que el sexo es una actividad para obtener placer y unión con la pareja, así que es mejor disfrutar y no obsesionarse con las pruebas de ovulación, la toma de temperatura o las posiciones sexuales, pues solo aumentan la presión y la ansiedad, lo que no ayuda en nada a concebir.

Si disfrutan de sus encuentros sexuales, el placer puede facilitar la fecundación porque durante la fase de orgasmo se producen contracciones en la mujer que ayudan a que el espermatozoide llegue al óvulo. Así que no se obsesionen con la frecuencia con que deben hacer el amor para lograr el embarazo, céntrense en su relación y en que sus encuentros sean espontáneos, apasionantes y muy placenteros.

SIGUE LEYENDO: ¿Hay posiciones sexuales que facilitan el embarazo

(Con información de Buenavida)


publicidad

publicidad

publicidad