publicidad

¿Cómo usar una andadera?
Tercera Edad

¿Cómo usar una andadera?

(Foto: Pinterest)

La andadera puede ser de mucha utilidad para los adultos mayores, sobre todo para aquellos que tienen algún problema para caminar

Con la edad se puede llegar a necesitar de alguna ayuda dinámica que dé seguridad y estabilidad a la hora de caminar y la andadera muchas veces es la mejor opción. Sin embargo, para las personas principiantes en usar esta ayuda no es fácil al inicio, por eso a continuación te diremos cómo usar una andadera.

Existen diferentes tipos de andaderas, pero lo importante es que sea lo suficientemente ligera para que la persona mayor pueda sostenerla y que sea fácil de transportar.

También lee: ¿Haber estudiado hace que tengas mejor memoria en la vejez?

¿Cómo usar una andadera?

Saber manejar la andadera correctamente es fundamental para evitar tropiezos y caídas y para desenvolverse con comodidad.

Lo primero que debes de tomar en cuenta es que a la hora de empezar a caminar, si el caminador tiene ruedas bastará con empujarlo para que vaya avanzando. Si no dispone de ruedas será necesario levantarlo y ponerlo justo delante, colocando sus cuatro patas en el piso antes de apoyarse sobre él. Debe estar ajustado a la estatura correcta, los mangos deben de estar al nivel de las caderas y los codos hay que llevarlos ligeramente flexionados. Al avanzar es fundamental que la persona mire hacia delante, no hacia los pies.

¿Cómo usarlo a la hora de caminar?

Empuja o levanta el caminador unos centímetros o lo que dé el largo del brazo.

1. La persona mayor deberá apoyar las cuatro patas o ruedas en el suelo antes de descargar el peso sobre él.

2. Es el momento de dar el primer paso, para ello primero avanza con la pierna más débil hacia delante y después la más fuerte, poniéndola por delante de la débil.

3. Avanza poco a poco, manteniendo una postura erguida.

(Foto: Pexels)

¿Cómo sentarse?

1. retrocede hacia la silla o la cama hasta tocar con la parte trasera de las piernas, verifica que las cuatro patas estén bien asentadas en el piso.

2. Estira la mano hacia atrás para sujetarte en el apoyo de la silla, primero apoya una mano y luego otra.

3. Reclínate hacia el frente y mueve la pierna más débil hacia delante.

4. Finalmente, hay que sentarse lentamente y deslizarse hacia atrás hasta quedar en la posición correcta.

¿Cómo levantarse?

1. Si se está sentado y hay que levantarse, pon el andador delante con el lado abierto frente a ti.

2. Debes tener cuidado de que las cuatro patas o ruedas estén bien asentadas en el suelo.

3. Reclínate hacia delante y usa los brazos para no abalanzarte sobre el caminador. No hay que inclinar el caminador y si la silla tiene apoyabrazos, puedes usarlos para ayudarte.

4. Sujeta los magos del caminador y da un pequeño paso hacia delante antes de pararte.

5. Antes de empezar a caminar hay que adoptar una buena postura y hacerlo sin prisa.

(Foto: Pinterest)

Al subir o bajar escalones

1. Coloca el caminador sobre el escalón frente a ti, si hay que subir. Abajo si hay que bajar.

2. Como siempre verifica que las cuatro patas estén bien asentadas en el suelo.

3. Para subir, lo primero será dar un paso con la pierna más fuerte, vuelca el peso sobre el caminador y sube la pierna más débil. Para bajar, primero da un paso con la pierna débil, vuelca el peso sobre el caminador y baja la pierna fuerte al lado de la débil.

Recuerda que la práctica hace al maestro, usar una andadera puede ayudarte mucho a la hora de moverte.

Sigue leyendo: La importancia de una sana salud emocional en adultos mayores

(con información de: 65 y más y Medlineplus)

publicidad

publicidad

publicidad