publicidad

Otros

Cómo ser un buen padre de familia

Ser padres se aprende con la experiencia, no obstante, un especialista enlista algunas reglas básicas para apoyarnos.

  • 20/03/2012
  • 14:43 hrs.
Ser padres es una tarea ardua, muy difícil, y aunque los especialistas aseguren que aprender a ser buenos padres es algo que se da con el tiempo y la experiencia, el doctor Gerardo Castillo, pedagogo de la Universidad de Navarra, comparte algunas reglas básicas, o bien consejos, para ayudarnos a ser buenos padres. 
 
  1. Comenzar desde pequeños: De acuerdo con el doctor Castillo, el padre debe enseñar buenos hábitos a su hijo desde la etapa de lactancia; favorecer un ambiente sano y hablarle correctamente para promover el buen uso de lenguaje.
  2. Ofrecer seguridad: Además de hacer cosas con su hijo como jugar, leer, escribir y dibujar, es importante que se muestre protector con él, para que se sienta seguro. 
  3. Conoce el arte de premiar: No hay que premiar lo que el niño hace, porque, según el experto, hay que premiar el esfuerzo que hace el niño y no los resultados. 
  4. Los castigos, siempre educativos: Cuando se le castigue al niño, debe hacerse con fines educativos, y jamás con agresiones físicas ni humillantes. 
  5. No seas el único que castiga: Madre y padre deben turnarse la hora de establecer el castigo, para que no exista mayor figura de autoridad que otra. 
  6. Sé su ejemplo a seguir: Los hijos ven a alguien a quien quieren seguir e imitar, por lo que el padre debe convertirse en un modelo de conducta para sus hijos. 
  7. Motívales: Es importante, según el especialista que, el padre aydue a su hijo a descubrir su propia automotivación.
  8. La autoridad es imprescindible: Ser la autoridad de la casa no significa ser autoritario, ni debe convertirse el padre en el malo de la situación, ya que la labor de autoridad debe repartirse entre ambos padres. 
  9. No ser excesivamente protectores: Sobreproteger a los niños puede ser contraproducente, ya que terminan por no exigirse para conseguir lo que más desean.
  10. Educa a cada hijo de forma distinta: Cada hijo es diferente, hay que adecuar la educación a la edad, las capacidades y la personalidad de cada uno de los niños. 
  11. No establecer expectativas poco realistas: No se debe engañar a los hijos, a pesar de saber que son inteligentes, es contraproducente asegurares que serán los mejores de la clase o se convertirán en ingenieros.
  12. No hacerle responsable antes de tiempo: cada miembro de la familia tiene su responsabilidad, pero no es bueno darles responsabilidades antes de que puedan asumirlas. 
  13. No elegir a sus amigos: Este puede ser un síntoma de autoritarismo, ya que puedes obligarlo a que salga con peores amistades. 
  14. Pasa tiempo con ellos: Es importante, por muchos problemas que tengamos, que pasemos tiempo con nuestros hijos, tener una actitud positiva y evitar que se den cuenta de las cosas que nos agobian. 
(Con información de ABC)

publicidad

publicidad

publicidad