¿Cómo saber si tu bebé tiene atresia de vías biliares?
Ser padres

¿Cómo saber si tu bebé tiene atresia de vías biliares?

Si no se atiende a tiempo, este padecimiento puede ocasionar cirrosis o insuficiencia hepática en el bebé

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 02/01/2020
  • 14:34 hrs.

La atresia de vías biliares es un problema del hígado que afecta a los recién nacidos, si no se trata a tiempo puede causar cirrosis e insuficiencia hepática, por lo que es importante detectar los signos ya que es un padecimiento curable. 

La atresia de vías biliares es una malformación que obstruye  el paso de bilis hacia el intestino. Aunque se desconoce lo que lo causa exactamente,  algunos de los riesgos asociados a este mal son factores inmunológicos, tóxicos y virales. Se estima que a nivel mundial afecta a  uno de cada 18 mil recién nacidos vivos. 

Los síntomas de este padecimiento  se manifiestan durante el período neonatal con ictericia, evacuaciones pálidas y distensión abdominal por crecimiento del hígado, en un niño que aparentemente se encuentra en buen estado de salud.

En el Seguro Social se realiza el procedimiento quirúrgico llamado porto entero anastomosis, con el que se restituye el flujo biliar siempre y cuando el paciente tenga menos de tres meses de edad, ya que después de este tiempo el hígado se encuentra muy dañado.  

La Jefa del Departamento de Gastroenterología del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Judith Flores Calderón, recomienda a los padres estar atentos a la coloración de la piel, conjuntivas y evacuaciones del bebé, ya que si no es atendido a tiempo, puede presentar inflamación, cirrosis progresiva o insuficiencia hepática, en ese caso el único tratamiento sería un trasplante

También lee: Elliot, el primer bebé del 2020 al que "su hermanito espera con mucho amor"  

Las principales complicaciones por atresia de vías biliares son hemorragias por alteración en los tiempos de coagulación y albúmina baja que condiciona retención de líquidos. También se retienen sustancias tóxicas para el organismo, como el amonio, el cual pasa al sistema nervioso central y provoca encefalopatía, con cambios en el estado de alerta y la conducta.

La gastroenteróloga del Seguro Social indica que otra de las complicaciones es la hipertensión portal, ocasionada por la obstrucción al flujo sanguíneo proveniente de la vena porta; la obstrucción provoca que la sangre fluya hacia el estómago y el esófago formando várices esofágicas y gástricas que pueden romperse y ocasionar sangrado.

Recuerda que lo más importante es estar atenta a tu recién nacido, si detectas alguno de los síntomas acude rápidamente al médico, ya que la atención oportuna puede hacer la diferencia en su salud y bienestar.


publicidad

publicidad

publicidad