publicidad

¿Cómo preparar a mi hijo para la llegada de un hermanito?
Ser padres

¿Cómo preparar a mi hijo para la llegada de un hermanito?

La llegada de un hermanito puede causar celos y un aumento en las travesuras de tu hijo mayor, por lo que debes saber cómo manejar bien la situación

  • SUSANA CARRASCO
  • 26/11/2019
  • 12:14 hrs.

Preparar a tu hijo para la llegada de un hermanito es fundamental, pues representa un gran cambio en su entorno y en su vida que no será fácil al principio, pero que con un poco de apoyo y paciencia, podrán manejarlo.

Llevar a casa al recién nacido es un poco diferente la segunda vez. Con el primero, te concentraste en descubrir cómo cuidar del bebé. Con el segundo hijo, probablemente te preguntes cómo reaccionará tu hijo mayor ante el nuevo hermanito y cómo podrás satisfacer las necesidades de ambos.

Aquí te brindamos información para este nuevo cambio en tu vida.

La llegada de un hermanito, ¿cómo prepararnos?

Los expertos de Mayo Clinic recomiendan que comiences por hablar con tu hijo mayor acerca de la llegada del hermanito antes de su nacimiento. Con palabras adecuadas para su edad, explícale cómo crece el bebé y pídele ayuda para prepararle la habitación.

Explícale que el bebé comerá, dormirá, llorará la mayor parte del tiempo y, al principio, no podrá ser su compañero de juegos. Procura que tu hijo mayor aprenda a ir al baño antes de que nazca el bebé o, de lo contrario, deja que pasen unos meses desde la llegada a casa del nuevo bebé para comenzar con el proceso.

Haz los arreglos necesarios para que alguien cuide a tu hijo mayor mientras estés en el hospital o en el centro de maternidad y hazle saber al niño que solo te irás por poco tiempo y luego regresarás.

Cuando nazca el bebé, pídele a algún familiar o amigo que lleve a tu hijo mayor al hospital o centro de maternidad para una visita corta. Deja que alguna otra persona de la familia sostenga al bebé durante un rato para que ambos padres puedan abrazar mucho al hijo mayor.

Considera darle a tu hijo mayor un regalo de parte del bebé, como una camiseta donde claramente se lea "hermano mayor". Cuando vuelvas a casa, llévalo a un lugar especial, como su parque infantil preferido, para festejar la llegada del hermanito.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo abrigar a los bebés correctamente? 

La edad y el desarrollo de tu hijo mayor pueden repercutir sobre su reacción ante la llegada de un bebé. Los niños de más edad generalmente están deseosos de tener un nuevo hermano, pero los menores podrían sentirse confundidos o molestos.

Toma en cuenta estos consejos para ayudar a tu hijo a adaptarse a la nueva situación:

Niños menores de 2 años. Es probable que los niños pequeños todavía no entiendan lo que significa tener un nuevo hermanito. Habla con tu hijo acerca del nuevo integrante de la familia y miren juntos libros con imágenes de bebés y familias.

Niños de 2 a 4 años. Los niños a esta edad todavía están bastante unidos a sus padres y podrían sentirse celosos al compartir su atención con un recién nacido. Explícale que el bebé necesitará mucha atención y anímalo a participar llevándolo a comprar las cosas necesarias para el bebé.

Léele sobre los bebés y los hermanos mayores y dale un muñeco para que tenga también alguien a quien cuidar.

Niños de edad escolar. Los niños mayores podrían sentirse celosos de toda la atención que recibe el nuevo bebé. Habla con tu hijo mayor acerca de las necesidades del bebé recién nacido. Remarca las ventajas de ser mayor, como ir a la cama más tarde.

¿Qué debo hacer si mi hijo comienza a portarse mal?

Tu hijo mayor podría empezar a romper las reglas para intentar llamar la atención, aunque eso signifique recibir un castigo. Para ponerle fin a este comportamiento, felicítalo cuando se porte bien.

Si sospechas que tu hijo se porta mal para llamar la atención, considera ignorar su comportamiento, pues eso podría incentivarle a buscar una manera más positiva de llamar tu atención. Habla con el pequeño y pregúntale cómo se siente ahora con su hermanito.

Ten en cuenta que después de la llegada de un nuevo bebé, a veces, los niños muestran regresión o actúan como si fuesen más chicos; por ejemplo, tienen accidentes con los esfínteres o quieren volver al biberón.

Otro punto que debes contemplar, es que en ocasiones, los hijos mayores se estresan por los cambios que suceden a su alrededor y descargan su frustración en el nuevo bebé. Si tu hijo mayor intenta hacerle daño al bebé, es el momento de hablar acerca de qué es un comportamiento adecuado y qué no.

Presta también más atención a tu hijo mayor e inclúyelo en las actividades que haces con el bebé, como al cantarle, bañarle o cambiarle los pañales. Felicítalo cuando trate con cariño al nuevo bebé.

Es fundamental supervisar a los niños, incluso cuando parece que se llevan bien. Nunca dejes al recién nacido solo con un hermano ni nadie menor de 12 años.

Si nace más de un bebé, el tiempo que esos niños demandan es aún mayor para los padres. Los bebés múltiples también atraen la atención de la familia, los amigos y aún de extraños. Un hermano mayor podría sentir celos o que lo han dejado de lado, por lo que necesitará tiempo especial solo con mamá.

No hay duda que la llegada de un hermanito cambiará tu familia. A medida que tu hijo mayor va adaptándose, recálcale cuánto lo amas. Explícale que ahora tiene otra función importante que debe cumplir y es la de hermano mayor.

SIGUE LEYENDO: Gritarle a un niño daña su cerebro de forma permanente


publicidad

publicidad

publicidad