publicidad

¿Cómo ha cambiado el covid-19 la atención a mujeres en el parto?
Embarazo y Bebé

¿Cómo ha cambiado el covid-19 la atención a mujeres en el parto?

Foto: tomada de la web

Hospitales en grandes ciudades que se han visto abrumados por los casos de covid-19 han implementado medidas estrictas en la atención a mujeres en el parto

  • SUSANA CARRASCO
  • 29/05/2020
  • 12:39 hrs.

La pandemia por coronavirus (covid-19) cambió en muchos sentidos nuestra vida social, pero también ha modificado en gran medida la atención a mujeres en el parto, pues los médicos tienen una especial preocupación por proteger a las mujeres embarazadas y sobre todo, a los recién nacidos.

En ese sentido, algunos hospitales de grandes ciudades que se han visto abrumados por los casos de covid-19, como es el caso de Nueva York, han tenido que imponer medidas muy estrictas para evitar tanto como sea posible los contagios durante el parto.

Covid-19 cambia la atención en el parto 

La Dra. Laura Riley, encargada del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Centro Médico Weill Cornell, Nueva York, explica que el mayor cambio en la atención a mujeres en el parto es que ahora todas las mujeres embarazadas deben realizarse la prueba PCR de covid-19 apenas entran al hospital y dependiendo del resultado es como se continúa con la atención. 

En primer lugar, tanto el equipo médico como la madre y la persona que la acompaña durante el parto deben usar el equipo de protección adecuado, principalmente el cubrebocas.

Si el resultado de la prueba de covid-19 es positivo, todo el personal médico debe estar enterado y se reduce el número de personas dentro del área de labor de parto o cesárea. También se prepara todo el equipo necesario en caso de que la madre necesite ser intubada de emergencia durante el parto debido a complicaciones por el coronavirus.

Al recibir al bebé se deben tomar todas las precauciones para que no haya transmisión de la madre hacia el pequeño, principalmente se procura aislar al recién nacido y se le pide a la mamá que permanezca un par de metros alejada tanto como sea posible mientras están hospitalizados.

Una vez que se van a casa, es importante que tanto la madre, como el bebé y toda la familia hagan una cuarentena de por lo menos 14 días en casa. También se requiere que solo la madre y el padre estén cerca del recién nacido, siempre haciendo uso del cubrebocas y priorizando el lavado de manos antes y después de tener contacto con el pequeño.

De igual manera, la nueva mamá deberá lavar sus senos antes de darle pecho al bebé. 

TAMBIÉN LEE: Parto en casa, ¿una opción segura durante la pandemia?

Esto no será fácil, pues de por si tener a un recién nacido en casa es todo un reto y siguiendo todas las medidas para prevenir el covid-19 podríamos sufrir un poco más de estrés, pero en el caso de los pacientes en Nueva York, la especialista señala que todos están siguiendo las instrucciones con tal de asegurarse de que su bebé no será contagiado.

También es importante que 24 horas después del nacimiento, el bebé sea sometido a una prueba de coronavirus para asegurar que está sano y que puede irse a casa con su familia. Una semana después del nacimiento será necesaria hacer la prueba una vez más

"Hasta ahora, no ha habido ningún caso de bebés contagiados de covid-19 en el hospital y eso es una gran motivación para seguir adelante", explica la doctora Riley. 

¿Qué tan probable es el contagio de covid-19 a bebés?

Según la experta, esta es la gran pregunta que permanece vigente entre los especialistas en obstetricia, pero hasta ahora, los casos reportados de bebés contagiados son muy pocos, sin embargo, las embarazadas sí pueden enfermar y es ahí donde se deben tomar todas las precauciones.

Toda mujer embarazada necesita tomar las mismas medidas de higiene que la población en general: quedarse en casa tanto como sea posible, mantener la sana distancia, usar cubrebocas y lavarse las manos con frecuencia.

Finalmente, la especialista señala que los niveles de ansiedad y estrés pueden elevarse fácilmente en la recién madre, no solo por el cambio que significa tener un bebé en casa sino por todas las precauciones que se deben tomar contra el covid-19, especialmente el no poder salir a la calle y la falta de contacto con otras mujeres que hayan pasado por lo mismo.

En ese sentido se recomienda hablar sobre las emociones que se están experimentando y de ser posible buscar ayuda profesional. Lo importante es no quedarse con la idea de que la depresión y la ansiedad posparto son algo que debas soportar, porque siempre hay una solución.

SIGUE LEYENDO: Complicaciones al afrontar el posparto en la pandemia por covid-10

(Con información de WebMD)


publicidad

publicidad

publicidad