¿Cómo ayudar a un bebé con la nariz tapada?
Embarazo y Bebé

¿Cómo ayudar a un bebé con la nariz tapada?

La nariz tapada en bebés puede causar complicaciones si no se atiende, como infecciones en el oído y problemas para dormir

  • SUSANA CARRASCO
  • 10/12/2019
  • 15:07 hrs.

La temporada de frío se acerca y los bebés pueden estar en mayor riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias y resfriados, los cuales pueden causar un problema que no todos los papás saben resolver adecuadamente: la nariz tapada en bebés o congestión nasal.

A todos se nos ha congestionado alguna vez la nariz, sin embargo, en el caso de los bebés podría ser más peligroso porque ellos todavía no pueden sonarse ni pueden respirar por la boca.

Por ello, es importante que aprendas a destapar la nariz de un bebé cuando está congestionada por un resfriado.

Nariz tapada en bebés, ¿cómo resolverlo?

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la congestión nasal o nariz tapada se produce cuando los tejidos que recubren la nariz se hinchan debido a la inflamación de los vasos sanguíneos.

Un bebé con la nariz tapada puede tener problemas con el desarrollo del habla, con la audición y los oídos, además de que puede interferir con su sueño si la congestión nasal es muy intensa.

El exceso de moco atrapado puede obstruir la trompa de Eustaquio entre la nariz y el oído, causando dolor e infección en el oído del bebé. Por ello, es muy importante saber cómo actuar cuando nos damos cuenta que el pequeño no puede respirar bien.

Las causas más comunes de la nariz tapada en bebés son el resfriado común, la gripe y la infección sinusal, aunque en otros casos podría ser síntoma de alergias u objetos atorados en la fosa nasal.

Ante la sospecha de que el bebé tiene la nariz tapada, es necesario seguir una serie de recomendaciones que pueden ayudar al pequeño a respirar mejor:

1. Eleva su cabeza al dormir

En su cunita procura poner una almohada debajo del colchón o si lo prefieres, coloca libros o tablas debajo de las patas en la cabecera de la cama, de esa forma el bebé podrá respirar mejor durante la noche.

TAMBIÉN LEE: Encuentran arsénico en varias marcas de alimento para bebé 

2. Prueba con un humidificador

Poner un humidificador de vapor frío en la habitación del bebé podría ayudar a descongestionar su naricita, pero evita poner demasiada humedad. Cuida que el humidificador este perfectamente limpio antes de usarlo.

En caso de que no tengas uno, también puedes abrir la ducha de agua caliente hasta que se produzca el vapor de baño y llevar al pequeño allí antes de que se duerma.

3. Haz lavado nasal

Un lavado nasal puede eliminar el exceso de moco en la nariz tapada del bebé y puedes elegir entre varias opciones.

Puedes comprar un aerosol de solución salina en una farmacia o preparar uno en casa. Para hacerlo, solo necesitas 1 taza de agua tibia, ½ cucharadita de sal y una pizca de bicarbonato de sodio.

La recomendación es que uses esta solución salina para limpiar la nariz tapada del bebé entre 3 y 4 veces al día nadamás.

Coloca una toalla alrededor de tu bebé y pídele a otra persona que lo sujete mientras realizas el lavado. Procura que esté acostado de lado y cuando esté en una posición adecuada, empieza a introducir con una jeringa sin aguja la solución salina en un orificio nasal de forma muy suave. El líquido debe entrar por una fosa y salir por la otra.

En caso de que la causa de la nariz tapada del bebé sean alergias, el médico puede recomendar aerosoles nasales específicos para su caso, pero siempre deben ir bajo receta de un experto, evita los productos de venta libre.

Síntomas de alerta

La nariz tapada generalmente no es un problema grave y dura solo unos días, pero si aparecen otros síntomas, debes acudir de inmediato al médico. Cuidado con las siguientes molestias:

Nariz tapada con hinchazón de la frente, los ojos, un lado de la nariz o las mejillas.

Visión borrosa

Secreción nasal que huele mal y es de color diferente verdoso o gris

Tos que dura más de 10 días

Fiebre

Mantente alerta ante cualquier cambio en la salud de tu bebé y no dudes en acudir con el médico pediatra ante complicaciones o síntomas raros que acompañen la nariz tapada

SIGUE LEYENDO: Riesgos de meter el biberón del bebé en el microondas 


publicidad

publicidad

publicidad