¿Cómo afecta a un bebé nacer prematuro?
Embarazo y Bebé

¿Cómo afecta a un bebé nacer prematuro?

Se estima que cada año nacen en promedio 15 millones de bebés prematuros en todo el mundo

  • SUSANA CARRASCO
  • 19/11/2019
  • 15:21 hrs.

Los bebés prematuros se enfrentan a problemas muy distintos que los bebés que nacen en tiempo, por ello, es importante que los padres conozcan cómo afecta a un bebé nacer prematuro en su salud a corto y largo plazo.

En el marco del Día Mundial del Prematuro, te decimos qué consecuencias hay en los bebés por tener un nacimiento antes de la semana 37 de gestación o incluso, antes.

Bebé prematuro, ¿qué consecuencias tiene?

Se considera un bebé prematuro al recién nacido que llega al mundo antes de la semana 37 de gestación, ya que lo normal es que nazcan cerca de la semana 40.

Un bebé prematuro necesita de cuidados especiales y de un trabajo multidisciplinario por parte de los médicos para disminuir tanto como se puedan los efectos secundarios a corto y largo plazo.

Los niños prematuros se dividen en subcategorías en función de la edad gestacional:

Prematuros extremos (menos de 28 semanas)

Muy prematuros (28 a 32 semanas)

Prematuros moderados a tardíos (32 a 37 semanas)

Los bebés prematuros más vulnerables son aquellos que nacen antes de la semana 28. 

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prematuridad es la principal causa de muerte en los bebés y niños menores de cinco años y tan solo en el año 2013, causó la muerte de un millón de pequeños.

Se estima que cada año, nacen unos 15 millones de bebés prematuros en todo el mundo y en la mayoría de los casos, desarrollan consecuencias negativas en su salud y desarrollo.

Los principales problemas de los prematuros surgen en los primeros días de su nacimiento o en algunos casos, semanas después, por lo que requieren de unos cuidados especiales para evitar poner en riesgo su vida o condicionarlos a secuelas permanentes.

De acuerdo a un artículo publicado en El País, las secuelas en los bebés prematuros se dividen en dos: las de corto plazo y las de largo plazo.

A corto plazo, el Dr. Manuel Antonio Fernández, señala que el órgano más sensible de un prematuro es el sistema nervioso. De él dependen todas las funciones vitales y su funcionamiento determinará en gran medida su futuro.

Hay una extrema sensibilidad de las venas y demás estructuras del cerebro, lo cual hace que la falta de oxígeno y las hemorragias cerebrales sean dos de las situaciones más frecuentes y graves que se pueden dar.

A largo plazo, la encefalopatía hipóxico-isquémica y el infarto cerebral son los principales causantes de la parálisis cerebral en bebés prematuros.

“Los problemas de aprendizaje, como el TDAH o la dislexia son más frecuentes en los prematuros”, advierte el Dr. Fernández.

Sin embargo, actualmente los avances médicos han permitido que los bebes prematuros de solo un kilo de peso logren sobrevivir y desarrollarse con normalidad, aunque también depende mucho del trabajo coordinado de los padres, el equipo médico y de enfermería.

“El papel de los padres es crucial a la hora de sacar adelante un niño prematuro. Desde un punto de vista médico, que los progenitores estén preparados para la nueva situación así como bien formados para cubrir todas las necesidades de cuidados de su hijo después del alta hospitalaria es fundamental”, señala el médico pediatra.

TAMBIÉN LEE: Bebés prematuros tienen más riesgo de retinopatía 

No es lo mismo llevarse a casa un bebé que nació en tiempo y solo requirió un par de días de hospitalización que volver después de dos meses del nacimiento, con un bebé que recibió respiración artificial varios días y sufrió infecciones por ser mucho más pequeño de lo normal.

En muchos casos, los bebés prematuros necesitan cuidados especializados incluso en casa, como sensores de oxígeno en sangre, apoyo respiratorio o alimentación con sonda nasogástrica.

Cuidados antes, durante y después del nacimiento

Como lo mencionamos antes, los bebés prematuros necesitan cuidados especiales para poder sobrevivir.

De entrada, la madre con riesgo de parto prematuro debe ser atendida por una unidad especializada, donde reciba las atenciones y medicamentos necesarios para evitar complicaciones durante el nacimiento.

En el momento del parto, una medida que mejora considerablemente las consecuencias a largo plazo del bebé prematuro es alargar el tiempo de cortar el cordón.

Ahora se hace inmediatamente pero los estudios sugieren esperar al menos 30 segundos o incluso 128 de ser posible.

Después del nacimiento de un prematuro, es fundamental cumplir al pie de la letra con todas las medidas que indiquen los médicos para mejorar la condición del bebé.

Por otro lado, los padres requieren de apoyo emocional profesional para lidiar con todas las emociones que surgen después de tener un bebé prematuro que requiere internarse en terapia intensiva.

"Dar a luz a un bebé prematuro es una experiencia muy dura, difícil y por la que nadie de verdad debería pasar. Es frecuente sentir culpa, rabia o incluso ira”, señala Dafne Cataluña, psicóloga y formadora del Instituto Europeo de Psicología Positiva.

“El apoyo que necesitan los padres es estar con ellos, que se sientan acompañados, acogidos, atender sus miedos, sus dudas y facilitar la unión, el vínculo y el contacto con el bebé. Porque el cariño de los padres y esa relación que se establece con el bebé puede favorecer que el niño se recupere más rápido y mejor”, concluye.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo abrigar a los bebés correctamente? 


publicidad

publicidad

publicidad